Cómo propagar, cultivar Planta Corazón (Hoya Kerrii) y sus cuidados

La Planta corazón (Hoya kerrii) es una planta absolutamente adorable. Es originaria de Indochina, es muy apreciada por sus hojas suculentas en forma de corazón, que crecen en enredaderas. El cultivo de la Hoya kerrii también es fácil, por lo que es una planta estupenda para los jardineros novatos que quieran añadir un toque caprichoso a su casa u oficina. Aprende cómo propagar, cultivar Planta Corazón y sus cuidados.

cultivar Planta Corazón

Descripción básica

  • Nombre científico: Hoya kerrii
  • Nombre común: Planta Corazón, Corazones de Hoya
  • Luz: Indirecta brillante a pleno sol
  • Riego: Mensual, regar cuando la tierra esté seca
  • Temperatura: De 18 a 27ºC (65 a 80ºF)
  • Humedad: 40-60%
  • Tipo de suelo: De drenaje rápido
  • pH del suelo: De 6 a 7 (de ligeramente ácido a neutro)
  • Abonado: Un abonado equilibrado una vez al mes en primavera y verano
  • Trasplante: Cada 2 años
  • Poda: Al principio de la temporada de crecimiento
  • Toxicidad: No es tóxica para los humanos ni para los animales domésticos
  • Tamaño de madurez: 3 a 4 metros como planta de interior
  • Época de floración: Verano

Cómo propagar Planta Corazón

La manera mas facil de comenzar a cultivar Planta corazon es haciendo esquejes de una planta madura. Puedes propagarla fácilmente con esquejes de tallo, de hoja o por acodo.

Acodo

propagar planta corazón

Para propagarla por acodo, basta con clavar un tallo en la superficie del suelo de la misma maceta, o de una pequeña justo al lado.

Las raíces se desarrollarán, y todo lo que hay que hacer es cortar el tallo entre la nueva planta y la madre una vez que ha desarrollado raíces.

Tallos

propagar planta corazón

Para los esquejes de tallo, corta un trozo de tallo de unos 10cm con al menos unas cuantas hojas, justo debajo de un nudo.

Quita todas las hojas excepto las superiores y entierra los esquejes en una maceta con un sustrato húmedo. No los entierres muy profundos, con unos dos centímetros es suficiente.

Mantenlos en un lugar cálido (20 grados C al menos) y donde reciban luz pero no sol directo, también procura que la tierra se mantenla siempre húmeda hasta que echen raíces.

Ten paciencia y espera unas semanas para ver si echan raíces (lo sabrás cuando veas nuevas hojas creciendo), entonces podrás plantar las nuevas plantas en sus propias macetas.

Hojas

propagar planta corazón

Este es el método más popular para propagar la planta corazón, sin embargo no siempre es el mejor, ya que las hojas pueden producir nuevas raíces pero tienden a marchitarse antes de hacerlo.

Para un buen resultado, tienes que cortar las hojas lo más cerca del tallo posible y dejar que la herida se seque durante unos días, de esta manera evitarás que se pudran.

Luego entierra solo la base de la hoja y mantén el suelo siempre húmedo, no les des sol directo hasta ver algún crecimiento. Una vez que comienza a crecer puedes realizar el trasplante.

Cuidados de la Planta Corazón (Hoya Kerrii)

Dónde cultivar planta corazón

En los bosques tropicales de Indochina, de donde es originaria la Hoya kerrii, esta enredadera trepadora crece bajo la copa de los árboles en condiciones cálidas y húmedas.

Afortunadamente, no tendrás que recrear ese ambiente húmedo en tu casa para cultivar Planta corazón y brindarle sus cuidados. Basta con encontrarle un lugar relativamente soleado con temperaturas de entre 18 a 27 grados C y niveles de humedad estándar.

Aunque no necesita mucha humedad, la aprecia, así que si tienes un cuarto de baño soleado, sería un lugar ideal para esta planta.

Es ideal para cultivarla en una cesta colgante o en una repisa alta, donde sus tallos pueden descender.

En un clima tropical, puedes plantarla en la base de un árbol y dejar que trepe por el tronco, o proporcionarle un enrejado resistente sobre el que crecer.

Luz

cultivar planta corazón

En sus bosques tropicales nativos, la Planta Corazón crece como enredadera del sotobosque, trepando por los troncos de los árboles para alcanzar la luz.

Sin embargo, el dosel filtra el sol tropical brillante, por lo que están acostumbradas a la luz moteada.

En tu casa, los requisitos de luz son bastante sencillos, desde pleno sol a semisombra. El objetivo debe ser entre 10.000 y 20.000 lux.

Una ventana orientada al este o al oeste sería ideal para tu Planta Corazón, aunque algunos cultivadores afirman tener mucho éxito manteniéndolas a pleno sol.

Si no puedes satisfacer las necesidades de luz con luz natural, una buena opción es utilizar una lámpara LED o fluorescente.

Riego

En el hábitat nativo de la Planta Corazón llueve mucho en verano, pero los inviernos son bastante secos, con no más de un día a la semana de lluvia.

Como resultado, ha desarrollado hojas suculentas que pueden almacenar agua durante largos periodos de tiempo, por lo que tiene unas necesidades de riego muy poco exigentes.

De hecho, espera a regarla cuando la tierra se haya secado casi por completo. No debería ser necesario meter el dedo para comprobar la humedad de la tierra; simplemente espera hasta que la maceta esté muy ligera.

A continuación, riegala sumergiendo toda la maceta en un cubo de agua hasta que ya no suban burbujas, y luego deja escurrir todo el agua sobrante. Nunca la dejes reposar en un platillo lleno de agua.

Temperatura

En Indochina, las temperaturas diurnas oscilan entre 31 y 35ºC (88 y 95ºF), y las nocturnas entre 23 y 26ºC (73 y 79ºF).

En tu casa, el intervalo de temperatura aceptable para la Hoya kerrii es de 18 a 27ºC (65 a 80ºF). No deberías tener problemas para proporcionar una temperatura adecuada si la cultivas como plana de interior.

También puede trasladarla al exterior en el caluroso verano durante unos meses de tiempo realmente caluroso.

Sin embargo, no toleran temperaturas inferiores a 10 ºC, así que mantenla alejada de corrientes de aire y de ventanas frías.

No es resistente a las heladas, por lo que nunca debe dejarse al aire libre cuando se acerque el frío.

Humedad

cultivar planta corazón

Los requisitos de humedad de la Hoya kerrii son en realidad bastante sencillos, teniendo en cuenta que en su hogar nativo los niveles se mantienen entre el 65 y el 85% durante todo el año.

Aunque la humedad ideal para la Planta Corazón es probablemente del 60%, crecerá felizmente al 40%, que es un nivel de humedad bastante estándar en interiores.

En invierno, las cosas pueden secarse un poco más, por lo que siempre puedes rociar las hojas de vez en cuando o colocar tu maceta sobre una bandeja de guijarros llena de agua.

Incluso agrupar las plantas puede ayudar a elevar el nivel de humedad en sus proximidades.

Suelo

El suelo de la Planta Corazón debe drenar bien. Es absolutamente esencial para que tu suculenta crezca bien.

El nivel de pH necesario para el corazón de Hoya es de 6 a 7, es decir, de ligeramente ácido a neutro.

Utiliza una tierra para suculentas, cactus, orquídeas o aráceas; todas ellas le proporcionarán el sustrato suelto y poroso que requiere la Planta Corazón.

En caso que quieras hacer tu propio sustrato, mezcla en partes iguales; arena y tierra de jardín, y coloca unas piedras pequeñas en el fondo de la maceta.

Abono

No es necesario utilizar mucho fertilizante para la Planta Corazón. De hecho, demasiado fertilizante es peor que demasiado poco.

Sin embargo, el suministro regular de un fertilizante líquido para plantas con una proporción equilibrada de 20-20-20 puede ayudar a mantener un crecimiento sano.

El mejor momento para utilizar el abono es poco después de regar, para que la tierra esté húmeda y la solución fertilizante no se escurra.

Empieza alimentando una vez al mes en primavera y verano, y si empiezas a ver una acumulación de sales en el suelo, reduce a una vez cada 3 meses.

Trasplante

El trasplante de la Hoya kerrii debe hacerse cada 2 años, o antes si observa signos de enraizamiento. Sin embargo, no tengad demasiada prisa, porque a la Planta Corazón le gusta que le aprieten un poco.

De hecho, una vez que haya crecido lo suficiente como para florecer, el hecho de tenerla en maceta la animará a florecer.

Aun así, trasplantarla es una buena oportunidad para renovar la tierra de la maceta, que puede haberse compactado con el tiempo.

Aumenta sólo un tamaño de maceta y asegúrate de que la nueva tenga un buen drenaje. Una maceta de terracota es perfecta, ya que ayudará a mantener la tierra seca.

Poda

Al ser de crecimiento tan lento, no es necesario podar la Planta Corazón. Sin embargo, puedes recortar las cepas para controlar su longitud y fomentar un crecimiento más tupido.

No te precipites al cortar; las cepas nuevas parecerán desnudas durante bastante tiempo antes de que se desarrollen sus hojas.

Tampoco recortes los tallos florales cuando hayan terminado de florecer, ya que volverán a hacerlo al año siguiente.

Por supuesto, elimina siempre las hojas muertas o dañadas, ya que no sólo estropean el aspecto de la vid, sino que también pueden atraer plagas y albergar enfermedades.

Floración

cultivar planta corazón
Flor de la Planta corazón (Hoya Kerrii)

La flor de la Planta Corazón es casi tan buena razón como las hojas para cultivar esta enredadera tropical.

La floración tendrá lugar al cabo de varios años, una vez que la planta haya alcanzado suficiente madurez. Las flores aparecen en verano.

Las flores en forma de estrella son pequeñas, con una corola blanca ligeramente vellosa coronada por una corona más pequeña, cerosa y rosácea.  Desprenden una dulce fragancia por la noche y son de larga duración.

Cuando haya terminado de florecer, no cortes las espigas florales, ya que las flores volverán a aparecer en el mismo lugar.

Se puede favorecer la floración manteniendo una humedad elevada y utilizando un abono con mayor cantidad de potasio.

Problemas comunes de la Planta Corazón

cultivar planta corazón

Plagas

Las plagas de la Hoya kerrii no son muy frecuentes, pero ninguna planta de interior es completamente inmune a los bichos.

Sin embargo, rociar o limpiar las hojas de tu Planta Corazón una vez al mes con una solución como jabón insecticida o aceite de neem y agua ayudará a mantener a raya a los insectos.

Enfermedades

Hay muy pocas enfermedades de la Planta Corazón de las que preocuparse. Sin embargo, la podredumbre de la raíz es siempre una preocupación para las plantas de interior, y la Planta Corazón no es una excepción. Esto puede ocurrir cuando la tierra queda empapada y las raíces no pueden respirar.

Una vez que esta enfermedad se ha arraigado, se observan hojas amarillas y blandas y tallos blandos. Si investigas, encontrarás raíces ennegrecidas y malolientes bajo la superficie del suelo.

La única forma de salvarla es cortar todas las partes infectadas. A continuación, limpia toda la tierra que puedas y vuelve a plantarla en tierra fresca en una maceta nueva o desinfectada.

Ahora que sabes cómo cultivar Planta corazón y sus cuidados, pon manos en la tierra y cultiva esta hermosa suculenta.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *