Cómo propagar, cultivar Plumbago (Jazmín del cielo) y sus cuidados

El plumbago, también conocido como Jazmín del cielo o Celestina, es una atractiva planta ornamental que tiene algunas características únicas. Si vives en un clima cálido, puedes cultivar fácilmente esta planta en el exterior y disfrutar de sus atractivas flores durante todo el año. Si vives en un clima frío, puedes cultivar el plumbago en macetas. En este artículo veremos cómo propagar, cultivar plumbago y todos sus cuidados.

cultivar plumbago

Datos básicos sobre el plumbago

  • Nombre científicoPlumbago auriculata
  • Nombres populares – Jazmín del cielo o Celestina
  • Familia – Plumbaginaceae
  • Altura – 1 a 2 metros
  • Exposición – pleno sol
  • Suelo – ordinario
  • Follaje – semi-perenne
  • Floración – de primavera/verano

El plumbago es un pequeño género que pertenece a la familia de plantas Pumbaginaceae y que consta de 10-20 especies de plantas con flores.

La familia de plantas Plumbago incluye plantas herbáceas y arbustos de diferentes tamaños.

Las plantas de plumbago suelen florecer durante el verano, pero cuando se cultivan en condiciones que imitan su entorno nativo, pueden florecer todo el año.

Son plantas muy atractivas para las mariposas y otros polinizadores beneficiosos, como los pájaros y las abejas.

El follaje de las plantas de Plumbago es una importante fuente de nutrición para la oruga de la fascinante polilla halcón del colibrí.

Propagación del plumbago

Las plantas de plumbago tienen muchas formas y tamaños diferentes y hay varias técnicas de propagación que puedes probar, como las semillas, los esquejes de tallos y esquejes de raíces. Las semillas tienen un alto porcentaje de éxito, mientras que los esquejes pueden tener uno menor.

Sembrar semillas

cultivar semillas de plumbago

La propagación por semillas es otro gran método y debe llevarse a cabo a principios de la primavera.

El primer paso es sembrar las semillas en pequeñas macetas llenas de tierra sana. Riega la tierra y coloca las semillas en pequeños agujeros enterrándolas no mas de 1 cm.

Lo mejor es sembrar una semilla en cada maceta y cubrir los agujeros con tierra por completo. Coloca las macetas en el interior, en un lugar que reciba mucha luz pero no directa.

Puedes cubrir las macetas con una funda de plástico transparente y asegurarte de que la tierra esté húmeda y caliente, pero evita que esté empapada.

Las semillas tardarán aproximadamente 3 semanas en germinar y, una vez que lo hagan, retira la cubierta de plástico y riega dos veces al día en pequeñas cantidades.

Puedes trasladar las plantas al exterior cuando a las plántulas les salgan algunos pares de hojas.

Durante su primera temporada, las plántulas necesitarán protección contra el viento y las heladas, pero podrás trasplantarlas al exterior durante su segunda temporada, en primavera u otoño.

Esquejes de tallo

cultivar esquejes de plumbago

Los esquejes son una forma estupenda de propagar arbustos y trepadoras, y la principal ventaja de este método de propagación es que sabes exactamente qué tipo de planta vas a obtener.

Escoge tallos de la parte de debajo de una planta adulta, busca los más jóvenes posibles y que tengan unos 10 cm de altura.

Córtalo de la planta usando tijeras y quítale las hojas inferiores dejando algunas arriba, haz un corte trasversal en la base para fomentar el crecimiento de raíces.

Luego, solo tienes que enterrar el tallo en tierra húmeda y dejarlos a la sombra hasta que veas crecimiento de hojas nuevas. Procura que la tierra esté siempre húmeda.

Una vez que el esqueje logro generar más de dos hojas nuevas puedes trasplantarlo al jardín o a una maceta más grande.

Esquejes de raíz

cultivar plumbago raíces

Para un esqueje de raíz, necesitarás una planta de al menos dos o tres años y tendrás que desenterrar las raíces, lo que puede ser un poco difícil, pero la tasa de éxito de este método de propagación ronda el 80%.

Desentierra la planta o parte de ella para poder dividir sus raíces más fácilmente, busca raíces que tengan tallos pequeños y sepáralos.

Enseguida coloca las raíces en una maceta con tierra y cubre bien todo el cepellón, riega con baste agua y déjalo a la sombra durante un día para que se recupere más rápido.

Dónde cultivar plumbago

dónde cultivar plumbago

Estas plantas crecen rápido y necesitan mucho espacio. Puedes plantarlas como trepadoras y dejar que sus ramas caigan en cascada sobre vallas o muros. En un clima adecuado, las plantas de Plumbago florecerán durante todo el año.

Grandes amantes del pleno sol pero también pueden tolerar algo de sombra, no son exigentes en cuanto al suelo y prospera en muchos tipos de clima.

Si tienes la suerte de vivir en una región cálida, no tendrás ningún problema para cultivar esta planta en el exterior, en tu jardín.

Si vives en un clima más frío, puedes seguir disfrutando de estas maravillosas plantas, pero tendrás que cultivarlas en macetas para poder llevarlas al interior en la temporada de invierno.

Puedes mantener tus plantas de Plumbago en el exterior durante las estaciones cálidas para que tomen el sol y florezcan, y luego llevarlas al interior durante la estación fría.

Plantar el plumbago

plantar plumbago

Es una planta amante del sol, por lo que es mejor comenzar a cultivar plumbago en primavera en un lugar donde reciba mucha luz directa.

Es una planta que necesita mucho espacio una vez que ha crecido, así que busca un lugar donde pueda desarrollar todo su follaje tranquilamente.

Evita cultivar plumbago durante el verano, ya que las altas temperaturas podrían ser bastante perjudiciales para una planta fresca.

Si la tierra de tu jardín tiene un pH neutro, no tienes que preocuparte de añadir nada más. Basta con plantar los arbustos de Plumbago y regar generosamente y con frecuencia.

Cuando plantes el Plumbago en macetas, utiliza una mezcla de tierra de alta calidad y un recipiente de unos 10 litros o más. Coloca una capa de guijarros en el fondo del recipiente para favorecer el drenaje.

Dado que las plantas de Plumbago son de crecimiento rápido, es posible que tengas que trasplantarlas cada dos años para reponer los nutrientes de la tierra y fomentar el crecimiento y una hermosa floración.

Cuidados del plumbago

cuidados del plumbago

Poda

En realidad, no es necesario podar.

La poda anual es posible eventualmente al final del invierno o al principio de la primavera, procediendo ligeramente para estimular la floración y conservar la forma.

Riego

El plumbago es una planta sedienta que requerirá mucho riego justo después de la plantación, durante el verano y cuando crezca en contenedores.

Se recomienda regar los arbustos de Plumbago con regularidad durante los meses cálidos y reducir el riego en invierno.

Aunque a esta planta le gusta que la rieguen con regularidad, hay que intentar evitar que esté empapada.

Además del riego después de la plantación, necesitará mucha agua cuando haga calor, sobre todo si se cultiva en maceta, así que durante el verano debes procurar que la tierra no esté seca por varios días, es mejor regar seguido con poca agua que cada tanto con mucha.

Abonar

Para un mejor crecimiento y una floración abundante, añada abono para plantas de flor o abono para arbustos cada dos semanas en primavera y verano.

Deje de añadir abono en cuanto su plumbago haya dejado de florecer.

El plumbago en invierno

Puedes instalarlo en tu jardín si el clima es lo suficientemente suave. Comprueba que esto es posible, porque el plumbago es vulnerable a las heladas y sufrirá si las temperaturas caen por debajo de los 0°C.

Si las heladas no son demasiado fuertes (heladas ligeras), el plumbago perderá sus hojas, pero vuelven a crecer en primavera, con la floración.

En los climas templados, el invierno es un periodo de inactividad. No florecerá cuando las temperaturas empiecen a enfriarse.

Por el contrario, en los climas tropicales, donde las temperaturas son cálidas todo el año, el plumbago florecerá continuamente.

Enfermedades y plagas

Las plantas de plumbago son bastante resistentes a las plagas y las enfermedades, pero pueden ser molestadas por los pulgones con regularidad.

Por suerte, deshacerse de los pulgones no es muy difícil y puedes obtener más información sobre este problema en nuestra guía sobre los pulgones: Lee el siguiente artículo sobre cómo combatir los pulgones.

Si ve marcas blancas en los pétalos de las flores y manchas grises plateadas en las hojas: son síntomas de trips.

¿Es toxico el plumbago?

cultivar plumbago

Las plantas de plumbago pueden ser bastante tóxicas. Su savia puede causar irritaciones y, si se ingiere, el Plumbago puede provocar problemas digestivos.

Todas las partes del Plumbago son venenosas, por lo que es mejor manipular esta planta con cuidado. Es muy recomendable utilizar guantes de protección al podar el Plumbago.

Si la savia entra en contacto con la piel, limpia la zona con agua y jabón.

Por lo general, se recomienda mantener las plantas de Plumbago fuera del alcance de los niños y los animales.

Pero la buena noticia es que, según la ASPCA, hay una variedad segura de Plumbago llamada P. Larpantiae que no es tóxica.

También puede ser de interés leer: Cómo propagar, cultivar Potus (potos) y sus cuidados.

El plumbago puede provocar erupciones y dermatitis en la piel. Para la mayoría de las personas, es insignificante, pero algunas son naturalmente más sensibles y podrían tener que acudir al médico si aparecen picores o manchas rojizas.

Comparte este artículo en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una idea sobre “Cómo propagar, cultivar Plumbago (Jazmín del cielo) y sus cuidados”