Cómo propagar, cultivar Portulaca y sus cuidados

La Portulaca (Portulaca grandiflora) también conocida como Amor de un rato, Bella a las once, Flor de seda, Mañanitas o Verdolaga de flor, es una planta anual que florece durante todo el verano. Estas plantas, originarias de Sudamérica, alcanzan una altura de entre 10 y 20 cm y se extienden hasta crear una densa alfombra. Aprende cómo propagar, cultivar Portulaca y sus cuidados.

cultivar portulaca

Datos básicos

  • Nombre común: Amor de un rato, Bella a las once, Flor de seda, Mañanitas o Verdolaga de flor
  • Nombre botánico: Portulaca grandiflora
  • Tipo de planta: Suculenta de floración anual
  • Tamaño adulto: 10-20 cm de alto, 15-30 cm de ancho
  • Exposición al sol: Completa
  • Tipo de suelo: Arenoso, bien drenado
  • pH del suelo: De neutro a ácido
  • Época de floración: Desde principios de verano hasta las heladas
  • Color de las flores: Blanco, naranja, amarillo, rojo, rosa
  • Área nativa: América del Sur
  • Toxicidad: Tóxica para los perros y gatos

Cómo propagar Portulaca

Esquejes (tallos)

propagar portulaca

Como la mayoría de las plantas suculentas, las portulacas pueden propagarse fácilmente por esquejes. De hecho, los esquejes enraízan fácilmente y la mayoría de los jardineros tienen mucho éxito con los métodos de propagación. He aquí cómo hacerlo:

Con unas tijeras afiladas y limpias, haz un esqueje de una planta «madre» madura y establecida que haya florecido durante al menos una temporada.

El esqueje debe tener unos 10 centímetros de longitud e incluir al menos un nudo.

Retira todas las hojas inferiores y flores del esqueje dejando algunas hojas en la parte superior.

Coloca el esqueje en un pequeño recipiente con agua mientras preparas el resto de los materiales.

En una maceta pequeña, combina una mezcla húmeda pero bien drenada de arena, tierra y musgo de turba.

Entierra el tallo con el corte hacia abajo a un mínimo de cinco centímetros de profundidad en la tierra.

Cubre la maceta con una bolsa de plástico o algún otro medio para atrapar la humedad.

Traslada el esqueje a un lugar que reciba luz brillante y filtrada y que mantenga una temperatura de entre 18 y 25 grados C. Riega de vez en cuando, sólo hasta que la tierra esté húmeda.

Los esquejes deberían enraizar en unas dos semanas, momento en el que se pueden cuidar como las típicas portulacas.

Cultivar portulaca a partir de semillas

sembrar portulaca

Si vas a cultivar portulaca a partir de semillas, puedes iniciarlas en el interior entre seis y ocho semanas antes de la fecha prevista para la última helada, o plantarlas directamente en el suelo después de la última helada de tu zona.

Añade las semillas a la tierra ligeramente húmeda y cúbrelas apenas: necesitan luz para germinar.

Mantén una ligera humedad en el suelo hasta que las plántulas emerjan (la germinación debería durar unas dos semanas), y luego riega las plantas sólo cuando la parte superior del suelo esté seca.

Mantén las plántulas junto a una ventana luminosa si las cultivas en el interior.

Cultivar portulaca

cultivar portulaca

Las portulacas suelen florecer desde la primavera hasta las primeras heladas del otoño sin necesidad de deshojarlas.

Como plantas anuales, mueren al final de la temporada de crecimiento, pero producen semillas que pueden germinar y brotar al año siguiente.

Luz

La portulaca necesita de seis a ocho horas de luz solar plena la mayoría de los días para tener un aspecto y una floración óptimos.

Si intentas cultivar portulaca en una zona de sombra, no producirán flores y las que tengan probablemente no se abrirán.

Suelo

Estas plantas prosperan en suelos arenosos y rocosos, no necesita tierra con mucha materia orgánica pero exige un excelente drenaje.

Si el lecho de tu jardín tiene suelo arcilloso, cultiva tu portulaca en macetas en lugar de intentar mejorar el drenaje del suelo arcilloso. Un suelo que retenga demasiada agua puede provocar fácilmente la muerte de la planta.

Riego

Necesita poca humedad, aunque no es tan tolerante a la sequía como los cactus. Las plantas toleran periodos de sequedad, pero la floración suele ser mejor con algo de humedad en el suelo (bien drenado).

Planea regar la planta si tiene un largo período sin lluvias; como regla general, un riego profundo por semana durante el caluroso verano debería ser suficiente.

Temperatura

Prefiere el calor y la humedad. Tolera el clima fresco y húmedo de la primavera siempre que no haya heladas.

Sin embargo, el mejor crecimiento (y floración) no se producirá hasta que llegue el calor del verano. Es sensible a las heladas y morirá en invierno, probablemente con la primera helada profunda (si no antes).

Abono

Las rosas de musgo pueden tolerar un suelo pobre, por lo que normalmente no necesitan abono.

Sin embargo, alimentar la planta con un fertilizante equilibrado de liberación lenta en el momento de la plantación puede ayudar a promover un crecimiento saludable y una floración profusa.

También puedes fertilizarla dos veces durante la temporada de crecimiento de la planta, esta vez utilizando una mezcla con alto contenido de fósforo para obtener una floración más abundante.

Cuidados de la Portulaca

cultivar portulaca cuidados

Poda

Como mucho, las portulacas necesitan una poda ligera, y sólo si vives en una zona en la que pueden sobrevivir todo el año.

El mejor momento para hacerlo es a principios de la primavera, antes de que empiecen a surgir nuevos brotes.

Elimina todo el crecimiento que parezca muerto o enfermo; también puedes adelgazar una planta densa para mejorar la circulación del aire, lo que puede reducir el riesgo de enfermedades fúngicas. No es necesario deshojar las flores gastadas de la planta.

Plagas y enfermedades

Las portulacas no se ven afectadas por ningún problema notable de plagas o enfermedades, aunque los pulgones pueden molestar ocasionalmente a las plantas, sobre todo en primavera.

En el caso de los pulgones, se puede observar una sustancia pegajosa en las hojas, así como el amarilleo y el marchitamiento del follaje. Rocía las plantas afectadas con jabón insecticida (aceite de neem) para tratar el problema. Ver: 5 recetas para combatir pulgones de forma natural.

Cómo conseguir que la portulaca florezca

Si tienes problemas para conseguir que tus rosas de musgo florezcan (o que no produzcan suficientes flores para tu gusto), el problema casi siempre radica en el nivel de humedad del suelo.

A las rosas de musgo no les gusta el suelo húmedo o empapado, y plantarlas en un medio que retenga demasiada humedad hará que dejen de florecer.

Intenta reducir la frecuencia de riego; también puedes trasplantar tu portulaca a un contenedor, que naturalmente drena más rápido que el suelo. Además, las macetas de arcilla o terracota pueden ayudar a absorber el exceso de humedad.

Otro factor muy importante para que la portulaca florezca es asegurarse de que recibe la cantidad adecuada de luz solar.

Les gusta la luz abundante y las condiciones de calor, e incluso una o dos horas de sombra pueden marcar la diferencia entre una floración abundante y apenas unos brotes. Asegúrate de que reciban al menos de seis a ocho horas de luz solar directa al día.

También puede ser de interés leer: Cómo sembrar, cultivar Petunias y sus cuidados.

¿Se puede cultivar portulaca en el interior?

Las portulacas se pueden cultivar en el interior, pero se deben trasplantar al exterior cuando el clima lo permita. Las portulacas no se mantienen bien en el interior a largo plazo.

Compártelo en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: