Cómo propagar, cultivar Tagetes (clavel moro) y sus cuidados

Los Tagetes (Tagetes spp.) también conocidos como clavel moro o clavel chino, se encuentran entre las flores más comunes y fiables. Estas alegres flores de colores cálidos y follaje similar al de los helechos son verdaderas plantas anuales, que completan su ciclo de vida en una sola temporada de cultivo. En este artículo veremos cómo propagar, cultivar tagetes y sus cuidados.

cultivar tagetes

Datos básicos sobre los Tagetes

  • Nombre común: Tagetes
  • Nombre botánico: Tagetes spp.
  • Familia: Asteraceae
  • Tipo de planta: Herbácea, anual
  • Tamaño adulto: 10-100 cm de alto, 15-60 cm de ancho
  • Exposición al sol: Plena
  • Tipo de suelo: Regular, con buen drenaje
  • pH del suelo: Ligeramente ácido a neutro (6,0 a 7,0)
  • Época de floración: Verano
  • Color de las flores: Amarillo, naranja, blanco, rojo, dorado, bicolor

Cómo propagar Tagetes

Cultivar tagetes a partir de semillas

sembrar tagetes

Cultivar tagetes a partir de semillas es muy fácil ya que son grandes y fáciles de manejar. Para que florezcan más pronto, puedes sembrar las semillas en el interior, entre 6 y 8 semanas antes de la última fecha de las heladas, pero germinan rápidamente en el exterior cuando se siembran directamente en la tierra del jardín.

Si decides sembrar las semillas de Tagetes en el interior, siémbralas en la superficie de una bandeja o de pequeñas macetas llenas de tierra ordinaria para macetas, ligeramente humedecida.

Cubre las semillas con una fina capa de tierra y, a continuación, cubre la bandeja o la maceta con plástico. Coloca el recipiente en un lugar cálido, pero la luz directa no es necesaria hasta que las semillas germinen y broten.

Cuando las semillas broten (suelen tardar sólo cuatro o cinco días), retira el plástico y traslada el recipiente a un lugar que reciba cuatro o cinco horas diarias de buena luz (la luz artificial está bien).

Mantén la mezcla de la maceta húmeda pero no empapada. Para evitar el hongo de la humedad, es mejor regar desde abajo, dejando que la bandeja o maceta absorba el agua de una bandeja. Cuando las plántulas empiecen a generar vigorosamente nuevas hojas, estarán listas para ser trasplantadas al exterior, siempre que haya pasado todo el peligro de heladas.

Cultivar Tagetes por medio de esquejes (tallos)

propagar tagetes

Los Tagetes se propagan tan fácilmente a partir de esquejes de tallo, la época ideal para hacerlo es en primavera.

Utiliza unas podadoras para cortar tramos de 10 centímetros de tallo verde y flexible, preferiblemente sin flores ni capullos.

Retira todas las hojas de la mitad inferior del esqueje. Retira también las flores y los capullos.

 A continuación, plántalo a unos 5 cm de profundidad en una pequeña maceta o bandeja llena de una mezcla porosa para semillas o una mezcla de tierra para macetas, arena y perlita.

Apisona el medio de cultivo con firmeza alrededor del esqueje, humedécelo y coloca la maceta en una bolsa de plástico sin apretar, creando un invernadero informal.

Coloca la maceta en una zona cálida y luminosa, pero alejada de la luz solar directa. Cada cuatro o cinco días, humedece ligeramente la mezcla.

Cuando los esquejes hayan enraizado (suelen tardar varias semanas), trasplántalos a macetas más grandes llenas de tierra ordinaria. Deja que se establezcan bien antes de plantarlos en el jardín.

Cómo cultivar Tagetes

cultivar tagetes

Cultivar tagetes es muy sencillo ya que requieren muy poco mantenimiento una vez que se han establecido y no tienen plagas. De hecho, a veces se plantan como elemento disuasorio de las plagas que atacan a otras plantas.

Pueden florecer casi sin parar y seguirán haciéndolo durante todo el verano, hasta las heladas. La floración puede disminuir ligeramente durante el calor del verano, pero generalmente se reanuda con toda su fuerza cuando llega el clima más fresco.

Luz

Para obtener la mayor cantidad de flores y las plantas más sanas, planta tus Tagetes a pleno sol. Las condiciones de sombra harán que las plantas se vuelvan más frágiles y florezcan menos.

Suelo

Cualquier tierra de jardín buena (y un poco de agua durante los periodos de sequía) debería mantenerlas contentas, siempre que la tierra no sea demasiado ácida. Manten el pH del suelo más o menos neutro, de 6,0 a 7,0.

Tampoco necesitan un suelo especialmente rico en materia orgánica y parecen crecer mejor en un suelo más pobre.

Regar

Cuando plantes tus semillas o plantas de Tagetes por primera vez, asegúrese de que reciben agua regularmente. No las dejes en tierra seca más de un par de días.

Si hace mucho calor y sol, riega las plantas nuevas todos los días. Una vez que hayan tenido unas semanas para establecer un buen sistema de raíces, serán más tolerantes a la sequía, pero seguirán floreciendo mejor si reciben agua semanalmente.

Temperatura y humedad

Las caléndulas son plantas amantes del calor que prosperan en los veranos en todo su rango de crecimiento. Estas verdaderas plantas anuales pueden volverse un poco apagadas durante el apogeo del verano, especialmente en zonas con veranos calurosos, pero la floración se recupera cuando el clima se enfría a finales del verano y en otoño.

Las caléndulas toleran una amplia gama de niveles de humedad, pero pueden contraer oídio en veranos húmedos. Si se plantan a pleno sol y se les proporciona espacio para que circule el aire, se reducirá este problema. Estas plantas nativas de México prefieren el aire relativamente seco.

Fertilizante

Tus Tagetes no necesitarán ningún tipo de fertilizante suplementario a menos que tu suelo sea extremadamente pobre. Lo mejor que puedes hacer para mantenerlas en flor es decapitarlas regularmente.

Cuidados de los Tagetes

cultivar tagetes

Poda

Si se recortan los primeros brotes de las flores, la planta se arbola, lo que da lugar a una temporada principal de floración mucho más espectacular.

La eliminación regular de las flores gastadas ayuda a que la planta siga produciendo nuevas flores hasta bien entrado el otoño.

Pasar el invierno

Los Tagetes son verdaderas plantas anuales que pueden arrancarse y desecharse cuando las temperaturas frías las hagan morir. Está bien dejar algunas plantas para que se auto-sembren en el jardín.

Los pájaros normalmente no se comen las semillas, aunque a veces desgarran las cabezas de las flores, lo que puede ayudar al esfuerzo de auto-siembra.

Plagas y enfermedades

Los tagetes están libres de la mayoría de las plagas y enfermedades graves, pero ocasionalmente se producen algunos problemas.

Los caracoles y las babosas pueden comerse las hojas, especialmente en las plantas jóvenes. Si observas agujeros irregulares en las hojas, es probable que éste sea el problema. Mantén el suelo libre de restos de hojas y pon trampas para babosas y caracoles, si es necesario. Cómo eliminar y evitar caracoles de forma natural

Los pulgones pueden ser a veces un problema, pero los jabones o aceites hortícolas se encargan de ellos fácilmente. 5 recetas para combatir Pulgones de manera natural

El oídio es una enfermedad fúngica común en las caléndulas. El residuo blanco que aparece en las hojas suele estar causado por esporas de hongos que salpican desde el suelo, o entre las plantas afectadas. La enfermedad es poco atractiva pero casi nunca es mortal.

Puedes prevenir esta enfermedad proporcionando una buena circulación de aire entre las plantas, y regando por inmersión en el suelo en lugar de rociar por encima. Cómo combatir y prevenir el Oídio de forma natural

Las plantas altas se caen

Las variedades más altas de caléndulas, que alcanzan un metro de altura o más, pueden sobrecargarse y volcarse debido a los vientos y las lluvias fuertes.

Para evitarlo, puedes enterrar las plantas a gran profundidad al plantarlas, quitándoles las hojas inferiores y plantándolas de forma que los nudos expuestos del tallo queden enterrados.

Esto crea un sistema de raíces extra grande que puede ser suficiente para mantener la planta en pie, incluso con vientos moderadamente fuertes.

También ayuda eliminar las flores pesadas inmediatamente después de la floración, para evitar que la planta se vuelva demasiado pesada. Y, por supuesto, puedes clavar una estaca a tus plantas si es necesario.

Las plantas se debilitan en pleno verano

Los Tagetes a veces pueden volverse escasas y enjutas con una floración reducida durante la parte más calurosa del verano. Esto es especialmente probable en climas muy cálidos.

También puede ser de interés leer: Cómo propagar, cultivar Gazania y sus cuidados.

Muchos jardineros prefieren podar las plantas de forma brusca cuando comienzan estos periodos de calor. Las plantas casi siempre se recuperan con fuerza y producen un buen crecimiento y una floración profusa cuando el clima comienza a enfriarse de nuevo a finales del verano y principios del otoño.

Compártelo en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.