Cómo propagar Ruda a partir de esquejes (tallos) y sus cuidados

La ruda (ruta graveolens) es una planta perenne y resistente con preciosas hojas lobuladas de color verde grisáceo, y forma racimos amarillos brillantes de pequeñas flores. En este artículo te enseñamos a multiplicar o propagar Ruda a partir de un esqueje y sus cuidados.

propagar ruda esquejes

Pasos para propagar Ruda

Las épocas del año ideales para propagar ruda es en otoño o en primavera, si lo haces en otoño, busca un lugar protegido del frio y que sea muy luminoso. En cambio durante la primavera puedes hacerlo en el jardín sin problemas.

En una planta de ruda sana, busca un tallo joven y bien verde con al menos 3 o 5 nudos de hojas y que mida unos 10 cm. No elijas tallos viejos y leñosos, busca los de la parte de abajo de la planta.

propagar ruda esquejes

Córtalo de planta justo por debajo de un nudo de la hoja. Las raíces crecerán desde el nudo y la base.

Mantén los esquejes frescos en agua mientras trabajas. Esto es muy importante, sobre todo a medida que el tiempo se vuelve más cálido.

Recorta todas las hojas inferiores, dejando sólo las dos superiores.

propagar ruda esquejes

Prepara macetas individuales con tierra de jardín mezclada con un poco de compost, haz un agujero poco profundo (2 cm máximo) con un lápiz e introduce un esqueje en el mismo. Luego presiona suavemente la tierra para que el esqueje quede bien enterrado y sostenido.

Riega los esquejes muy generosamente y colócalos en un lugar luminoso con luz solar indirecta. Procura que los esquejes no se sequen, ya que al no tener raíces, no pueden obtener mucha humedad del suelo, por lo que perderán rápidamente la humedad de las hojas.

Los esquejes deberían echar raíces en unas 4 semanas más o menos. Para saber si lo han hecho, deberás esperar a que comiencen a crecer hojas nuevas, esa es la señal de que el esqueje está enraizando correctamente.

Espera a que tengan varias hojas nuevas para realizar el trasplante a su lugar definitivo. Recuerda que la mejor época para hacerlo es en primavera o verano.

Cultivo y cuidados de la Ruda

propagar ruda esquejes cuidados

Ubicación

A la ruda le gustan los lugares soleados o a pleno sol con suelos mayoritariamente áridos, bien drenados y arenosos-arcillosos.

La planta es indicadora de cal y, por tanto, requiere también un suelo calcáreo. La tierra para hierbas disponible en el mercado no es adecuada. Ésta debe mezclarse con al menos un 50% de arena y cal agricola.

Fertilización

La ruda está adaptada a los lugares áridos. En el parterre del jardín, es aconsejable mezclar en primavera un poco de compost en la zona superior del suelo.

Si no se dispones de compost, también se puede utilizar estiércol fresco de ganado u otro abono líquido orgánico ligero.

En la mayoría de los casos, no es necesario un aporte adicional de nutrientes a posteriori. En el caso de los cultivos en maceta, debe utilizarse un abono herbáceo estándar en primavera y poco antes de la floración.

Riego

La ruda tolera bastantes días secos, pero siempre debe recibir algo de humedad, si es posible. En días templados normales (hasta 20 ° C / 68 ° F) es perfectamente suficiente regar enérgicamente una vez a la semana.

En días de verano muy calurosos, los ciclos de riego deben acortarse un poco según sea necesario. Como regla general, riega siempre muy temprano por la mañana o al caer la tarde, nunca lo hagas en las horas más calurosas del dia.

Invernada

La ruda no es sensible a las heladas y puede soportar temperaturas frías de hasta -20 ° C /-4 ° F sin ningún problema.

Después de la fructificación, la ruda pierde sus hojas y sobrevive en el suelo. En la primavera, los componentes de la planta sobre el suelo vuelven a brotar. No es necesario tomar medidas especiales de invernación.

En el caso de los cultivos en maceta, se recomienda almacenarla en un lugar fresco pero no helado. Los pasillos de los pisos o las casas más luminosos y sin calefacción son los más adecuados.

Enfermedades y plagas

Debido a los ingredientes tóxicos, rara vez se esperan enfermedades. Un riego demasiado exuberante o unas distancias de plantación demasiado densas pueden provocar enfermedades fúngicas como el moho.

Cosecha y conservación

Se pueden cosechar las flores jóvenes, los brotes y las hojas de la ruda durante el verano. Debido al efecto fototóxico, se recomienda cosechar con guantes.

Una poda regular de las puntas de los brotes durante la cosecha de la hierba mantiene las matas en forma y favorece la nueva brotación.

Conservación

Se pueden secar las partes de la planta al aire, ponerlas en aceite o congelarlas en agua en forma de cubitos de hielo.

También puede ser de interés leer: Cómo propagar Lavanda a partir de esquejes.

El aceite de ruda debe filtrarse después de unos días, para que no se vuelva amargo. Como condimento, la hierba puede utilizarse en la cocina, pero cuanto más tiempo se cocine, más intenso será su sabor, por lo que debe utilizarse con moderación y sólo al final del proceso de cocción.

Compártelo en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − trece =