Cómo sembrar, cultivar Cebollas de Primavera y sus cuidados

Las cebollas de primavera, cebolleta o cebollín (Allium fistulosum) son unas verduras fáciles de cultivar y listas para cosechar en sólo ocho semanas. Perfectas para utilizar como «cultivo de relleno» entre hileras de verduras de crecimiento más lento, este sabroso alimento básico para ensaladas y salteados puede comerse crudo o cocinado. A continuación te explicamos cómo sembrar, cultivar cebollas de primavera o cebollín y sus cuidados.

cultivar Cebollas de primavera

Qué variedad de cebollín elegir

Las cebolletas añaden interés a muchos platos. Los bulbos blancos tienen un delicado sabor a cebolla, mientras que las largas hojas huecas se pueden cortar en rodajas finas para añadir textura y color.

Éstas son algunas de nuestras favoritas:

  • Cebolla de primavera ‘White Lisbon’: de cultivo corto y excelente para invernar, es una gran elección para los jardineros novatos.
  • Cebolla de primavera ‘Pompeii’: de forma más redondeada, esta suculenta variedad de piel plateada es ideal para encurtir y servir en palitos de cóctel.
  • Cebolla de primavera «Apache»: variedad roja de buen sabor y textura crujiente que añade interés y color a las ensaladas.

Cuándo sembrar cebollas de primavera (cebollín)

Para una cosecha temprana en primavera, si vives en el hemisferio norte, siembra las semillas en entre Febrero y Marzo y durante el invierno.

Si vives en el hemisferio sur, comienza a sembrar en Junio o Julio y durante todo el invierno a intervalos de 3 semanas.

La cosecha de cebollas de primavera suele comenzar 8 semanas después de la siembra.

Cómo sembrar cebollas de primavera

sembrar cebollas de primavera

A la hora de cultivar cebollas de primavera te recomendamos comprar o conseguir semillas, de esta manera será más fácil y tendrás un cosecha segura. Puedes buscarlas en un vivero o tiendas que vendan plantas por tu zona e incluso por internet.

Las cebollas crecen en cualquier suelo fértil, siempre que esté bien drenado. Prepara el terreno con antelación dejando una capa fina y añadiendo un fertilizante granulado de uso general una semana antes de sembrar.

Haz hoyos de 1,5 cm de profundidad y 15 cm de separación, y siembra poco a poco. No necesitarás entresacar las cebolletas porque en pocas semanas las arrancarás y las añadirás a tus ensaladas.

Las cebolletas se pudren en suelos encharcados, así que plántalas en terrenos bien drenados y procura no regarlas en exceso.

También es fundamental mantener alejadas las malas hierbas, porque, como todas las cebollas, las cebolletas odian la competencia. Además es aconsejable proteger las plántulas de los pájaros cubriéndolas con vellón hortícola.

También puedes sembrar cebollas de primavera o cebolletas en recipientes o macetas en el alféizar de la ventana. Basta con añadir compost a unos 3 cm de la parte superior del recipiente antes de esparcir ligeramente las semillas por la superficie y cubrirlas con 1,5 cm de tierra.

Riega con moderación para mantener la tierra húmeda y pronto tendrás una sabrosa cosecha de la que disfrutar.

Si haz comenzado la siembra en macetas individuales para luego trasplantarlas, hazlo cuando alcancen unos 15 cm de altura.

Consejos para cuidar y cultivar cebollas de primavera o cebolletas

cultivar cebolla de primavera

Algunas variedades se convierten en cebollas grandes si esperas demasiado para cosecharlas.

Los bulbos pequeños son ideales para ensaladas y salteados, pero algunas variedades se convierten en cebollas más grandes, de tamaño normal, si las dejas el tiempo suficiente.

Si hace calor, hay que tener cuidado con las cebolletas: si no se cortan las cabezas florecidas en cuanto aparecen, las cebolletas serán más pequeñas, aunque comestibles.

Las cebolletas también pasan bien el invierno. Si las siembras a finales de agosto y hasta octubre, obtendrás una buena cosecha temprana de crujientes verduras para ensalada a finales de la primavera.

Ahora que ya sabes cómo cultivar cebolletas, ¿por qué no lo intentas? Versátiles, deliciosas y muy nutritivas, estas crujientes cebolletas no pueden faltar en tu huerto. En nuestra página sobre cebollas, ajos y chalotas encontrará otros alliums populares, guías de cultivo y toda nuestra gama de productos.

Espacio

Una de las principales razones por las que cultivo estas hortalizas perennes es porque ofrecen un alto rendimiento en el mínimo espacio que necesitan.

En las zonas subtropicales, se pueden plantar prácticamente todo el año. Crecen igual de bien en macetas que en el jardín. Las cebolletas crecen en invierno en un invernadero e incluso dentro de la casa, en la cocina por ejemplo.

Altura y profundidad

Las cebolletas alcanzan unos 30-50 cm solas o en grupos, dependiendo de la variedad que cultives. Tienen un sistema radicular muy superficial, por lo que pueden cultivarse incluso en las macetas pequeñas.

En una sola caja de poliestireno para jardín, he cultivado cebollinos, cebollas blancas, cebolletas y cebollas galesas. Una opción de planta comestible compacta perfecta para microhuertos.

Plagas y enfermedades de las cebolletas

Cuando se cultivan cebolletas, los trips son la principal plaga que hay que vigilar. Estos pequeños insectos chupadores son activos en los meses más cálidos y más comunes en tiempo seco.

Comprueba periódicamente el centro de la planta. Asegúrate de que las plantas estén húmedas para evitar posibles problemas

Cómo cosechar y almacenar cebollas de primavera

cosechar cebollas de primavera

Empieza a cortar las hojas con tijeras cuando estén altas, verdes y sanas. Dependiendo de la variedad que cultives, pueden desarrollar un pequeño bulbo blanco o marrón debajo de las hojas verdes.

Si hace demasiado frío donde vives, cosecha toda la planta. Si dejas que maduren las flores de los tallos, se desarrollarán las semillas, que podrás guardar para plantar en futuras cosechas.

Las cebolletas no se conservan mucho tiempo en el frigorífico, así que envuélvelas en plástico. Yo prefiero cosecharlas a medida que las necesito, directamente del huerto.

Aunque se puede arrancar toda la planta, creo que es un desperdicio tremendo. Si necesito una planta entera, corto la cebolleta con un cuchillo afilado justo por encima de las raíces, dejando unos 3 cm de tallo en el suelo. Luego la riego y ¡veo cómo vuelve a crecer!

Recorto la hoja exterior de las plantas alternas, lo que fomenta un mayor crecimiento y permite que cada planta se recupere y engrose en la base.

Corta los tallos de las flores si quieres que la planta siga produciendo hojas. O deja que crezcan las flores comestibles y recógelas para utilizarlas en ensaladas, salteados o como guarnición.

Comparte en las redes!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *