Cómo sembrar, cultivar Lantana y todos sus cuidados

Las plantas de Lantana (Lantana camara) son una excelente manera de agregar color a tu jardín. Feliz de cultivar en bordes, macetas, camas mixtas o cestas, esta es una colorida planta de verano. En este artículo veremos cómo sembrar, propagar y cultivar lantana de manera orgánica y todos sus cuidados.

sembrar y cultivar lantana

Cómo sembrar Lantana

La mayoría de las lantanas son plantas híbridas. Esto significa que es poco probable que la propagación a partir de semillas dé como resultado nuevas plantas que se parezcan a la planta madre.

Las flores gastadas darán paso a las semillas. Estos se asemejan a pequeñas bayas negras. Cuando están maduros, se pueden recolectar.

Limpia las semillas y deja que se sequen. Una vez secas, pueden almacenarse en un recipiente sellado y guardarse en un lugar fresco o en un refrigerador hasta que estés listo para sembrar.

Las semillas de lantana se pueden comenzar a sembrar a principios de la primavera, una vez pasado el riego de heladas tardías.

Remoja las semillas durante aproximadamente 24 horas en agua antes de plantar. Esto suaviza la cáscara dura de la semilla y ayuda a estimular la germinación.

sembrar lantana
semillas de lantana en la planta

Llena un recipiente pequeño con tierra, humedece y coloca una en el centro del recipiente, finalmente cubre con una fina capa de tierra y riega nuevamente.

Mantén la tierra húmeda hasta que las plantas comiences a brotar. La temperatura debe estar constantemente entre 20 y 55 C. Sellar los recipientes en una bolsa de plástico te ayudará a moderar la temperatura.

Pon los contenedores alejados de la luz solar directa. La germinación puede tardar más de un mes en producirse

Cuando las plantas alcancen una altura de unos 10 cm o más, puedes trasplantarla al jardín o a una maceta grande.

Cultivar lantana a partir de esquejes (tallos)

esquejes de lantana

Si deseas reproducir la planta madre, deberás realizar esquejes. Esto se hace fácilmente tomando nuevos esquejes de crecimiento en la primavera. Cada corte debe tener al menos 10 cm de largo. Retira las hojas inferiores, solo deben quedar una o dos hojas en la parte superior del corte.

Coloca el esqueje en una maceta pequeña llena de mezcla para semillas. También puedes llenar el recipiente con una mezcla 50-50 o perlita y turba húmeda.

Humedece el sustrato y haz un agujero de 5 cm de profundidad en el centro con un lápiz. Sumergir el esqueje en alguna hormona de enraizamiento ayudará a promover la propagación, pero no es necesario. Ver: enrraizante

Coloca el corte en el agujero. Presiona ligeramente el sustrato alrededor del corte y colócalo en una bolsa de plástico. Sella la bolsa, los lados de la bolsa no deben tocar el corte.

Revisa periódicamente el esqueje para asegurarte de que la tierra esté húmeda. Después de 4 semanas deberías notar que emerge un nuevo crecimiento.

Una vez que haya surgido un nuevo crecimiento, retira el esqueje de la bolsa y colócalo en un lugar soleado. Deja que el esqueje crezca hasta que esté listo para trasplantar.

Cómo cultivar Lantana en el jardín

cultivar lantana en el jardín

La mejor época para comenzar a cultivar lantana es en primavera. Prefiere pleno sol, posiciones soleadas y suelo bien drenado que es ligeramente ácido.

Si bien prefieren un suelo ligeramente ácido, las plantas de lantana crecerán en la mayoría de las condiciones del suelo. También tolerarán suelos salados. Esto las convierte en una excelente opción para jardines costeros.

Prepara el suelo cavando a fondo. Esto romperá los montículos de tierra, lo que ayudará a mejorar el drenaje.

Cava un hoyo en el suelo lo suficientemente grande como para sostener cómodamente el cepellón (raíces) de la planta.

Cuando se coloca en el agujero, la parte superior del sistema de raíces debe asentarse justo por encima del nivel del suelo. Cuando estés satisfecho con la posición de Lantana, rellena el agujero teniendo cuidado de no compactar demasiado el suelo.

Riega a fondo. Después de regar, aplica una capa de mantillo orgánico, como compost casero , al suelo. Esto ayuda a que el suelo retenga la humedad y también reducirá el crecimiento de malezas.

Durante las primeras 3 semanas después de la siembra, deberás regar la Lantana con regularidad. No permitas que la tierra se seque demasiado. Proporcionar mucha agua ayuda a la Lantana a establecerse.

Si está cultivando más de una planta de lantana, deberás espaciarlas correctamente. Plántalas a una distancia de unos 30 o 50 cm. Esto le da a la planta espacio más que suficiente para extenderse y florecer de manera saludable.

Cultivar Lantana en maceta

cultivar lantana en maceta

Las lantanas se pueden cultivar como parte de un jardín de contenedores. Selecciona un recipiente lo suficientemente grande para contener la variedad de planta elegida, lo ideal sería una maceta de 10 a 20 litros de capacidad.

La maceta debe estar limpia y tener orificios de drenaje en la parte inferior. Llena el recipiente con una mezcla para macetas gruesa que drene bien.

La perlita también se puede trabajar en un suelo de uso general para hacer una mezcla que drene bien. Planta como se indicó anteriormente y sigue las instrucciones de cuidado a continuación.

Cuidando las plantas de Lantana

lantana cuidados

Una vez establecidas, estas plantas son agradablemente sencillas. Solo un poco de cuidado y atención regulares dará como resultado decenas de agradables flores.

Riego y alimentación

Antes de que florezcan las lantanas, prefieren mucho riego. Después de que florezcan sus flores, solo tienes que regar tu lantana una vez a la semana (o incluso menos), ya que son muy tolerantes a la sequía.

Cubrir la tierra con mantillo ayudará a retener la humedad. Un mantillo orgánico se descompondrá lentamente, agregará nutrientes al suelo y estimulará aún más sus plantas. Ver: mantillo

Fertiliza a principios de la primavera. Una pequeña dosis de fertilizante con bajo contenido de nitrógeno ayudará a estimular el crecimiento de la planta.

No apliques demasiado fertilizante a base de nitrógeno. Esto puede promover un crecimiento excesivo de las hojas, a expensas de la producción de flores.

Alternativamente, trabajar con compost bien descompuesto en el suelo cada primavera también ayudará a estimular estas plantas.

Poda

Como flores perennes, las lantanas son grandes arbustos con flores. A principios de la primavera, puedes podar la madera muerta y cortarla en aproximadamente un tercio para estimular un nuevo crecimiento. Además, intenta pellizcar las puntas de los tallos para fomentar una nueva floración.

Quitar los tallos y el follaje viejo o dañado ayudará a prevenir enfermedades y a mantener las plantas sanas.

A fines del invierno o principios de la primavera, antes de que surja un nuevo crecimiento, poda los tallos leñosos.

Corta la planta a 15-30 cm por encima del suelo. Esto puede parecer drástico, pero la planta volverá a emerger el año siguiente. La poda drástica de esta manera también fomenta el crecimiento tupido.

Las flores gastadas de Lantana darán paso a racimos de semillas. Deben retirarse con cuidado y, si no deseas conservar las semillas, elimínalas. Atención: Los racimos de semillas de Lantana son venenosos si se ingieren.

Plagas y enfermedades

Las plagas como la mosca blanca y las chinches son comúnmente problemas de lantana. Revisa regularmente tu planta para detectar signos de infestaciones. Si no se nota rápidamente, la mosca blanca puede hacer que las plantas desarrollen hollín. Ver: Cómo combatir a la Mosca Blanca en los cultivos orgánicos

Las infestaciones de pulgones se pueden tratar rápidamente eliminando las plagas con una manguera o con una aplicación de jabón insecticida casero. Ver: 5 recetas para combatir Pulgones de manera natural

El mildiú polvoroso puede convertirse en un problema si las plantas crecen en lugares sombreados. Si el suelo está constantemente demasiado húmedo, las plantas pueden desarrollar pudrición de la raíz. Ver: Cómo eliminar y prevenir el Mildiu velloso en las plantas

Plantas de lantana y toxicidad

Las lantanas son tóxicas para los niños y las mascotas, así como para los animales que pueden deambular y comenzar a masticarlas.

También puede ser de interés leer: Cómo cultivar Anturios de manera orgánica y sus cuidados.

Las plantas son venenosas y las bayas son fatales. Las hojas pueden producir erupciones e irritación de la piel. Sería mejor evitar plantarlas en áreas donde los niños curiosos y las mascotas puedan llegar a ellas.

Comparte en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *