Cómo sembrar, cultivar Pensamientos y sus cuidados

Los pensamientos (Viola x wittrockiana) son plantas perennes de corta duración, muy populares para su uso en macetas y bordes coloridos. Sus vistosas flores suelen tener una bonita marca en el centro y parecen rostros, a veces con manchas más oscuras. En este artículo veremos cómo sembrar, cultivar pensamientos y todos sus cuidados.

cultivar pensamientos

Descripción

La enorme gama de colores y variaciones de las flores incluyen el azul, el malva, el rosa, el púrpura, el rojo, el amarillo y el blanco, y a menudo también son bicolores con una mezcla de tonos.

Los pensamientos florecen todo el año, pero son especialmente útiles en invierno, cuando apenas florecen otras plantas.

Los cultivadores de plantas han desarrollado muchas variedades nuevas de pensamientos con colores mejorados y mejor rendimiento en el jardín, incluyendo pensamientos colgantes que son particularmente buenos en cestas colgantes y jardineras.

Cómo sembrar pensamientos

sembrar pensamientos

Los pensamientos se pueden cultivar a partir de semillas. Siembra las semillas a cubierto a finales del invierno para que florezcan desde finales de la primavera hasta el otoño.

Para cultivar pensamientos para la floración de otoño e invierno, siembra las semillas a mediados del verano.

Coloca una o dos semillas por maceta, cúbrelas con una delgada capa de tierra y riega con cuidado de no hacer charcos.

Deja las macetas al sol y procura que la tierra esté siempre húmeda, una vez que las platas crezcan y tengan dos o más pares de hojas puedes trasplantarlas.

Dónde cultivar pensamientos

dónde cultivar pensamientos

Los pensamientos son fáciles de cultivar y son los favoritos del jardín desde hace mucho tiempo para crear coloridas macetas, jardineras, cestas colgantes y bordes.

Se desarrollan mejor en un suelo fértil al sol o en media sombra: en macetas, utilice un abono multiuso sin turba, y en el suelo mejore la tierra con materia orgánica bien descompuesta antes de plantar.

Los pensamientos son muy versátiles e ideales para cultivar en todo tipo de macetas y contenedores, ya sea en masa en una maceta sola; mezclados con otras plantas o utilizados para plantar debajo de grandes arbustos.

Florecerán mejor a pleno sol o en sombra parcial, pero se mantendrán con un aspecto fresco y seguirán floreciendo por más tiempo si se cultivan en sombra parcial.

En los arriates, los pensamientos pueden constituir un espectáculo por sí solos o mezclados con otras plantas de arriate.

También son excelentes para rellenar los espacios vacíos. Son la pareja perfecta de los bulbos de primavera, como los tulipanes, ya que los bulbos crecen a través y entre los pensamientos en flor.

Cultivar pensamientos

cultivar pensamientos

Planta los pensamientos desde finales del verano hasta mediados o finales del otoño para que florezcan durante el invierno y la primavera siguiente.

También se pueden plantar en primavera o a principios de verano para que florezcan durante toda la temporada de cultivo.

El espaciado depende del momento de la plantación y del tamaño de la variedad. Sepáralos a 15 cm de distancia en el caso de las variedades de arbusto, y a 20-25 cm en el caso de las variedades de arrastre. El mismo espacio se aplica a los pensamientos plantados en primavera.

Los pensamientos plantados a mediados y finales del otoño deben plantarse más juntos (a unos 10 cm de distancia para los pensamientos en forma de arbusto, y a 15 cm para las variedades de arrastre), ya que no crecerán tanto antes de que bajen las temperaturas.

Utiliza un abono multiuso de buena calidad para plantar pensamientos en macetas. En los arriates, añade primero un abono de jardín bien descompuesto o un abono de plantación, para mejorar la tierra.

Pensamientos en macetas

cultivar pensamientos en maceta

No es muy exigente en cuanto al tamaño de la maceta, pero recomendamos usar una de al menos 5 litros para que la planta esté cómoda. 

Con su hábito colgante, los pensamientos son muy populares para macetas y jardineras. No les gustan las raíces empapadas, así que asegúrate de usar una mezcla para maceta relativamente suelta y con buen drenaje y un recipiente con buen drenaje.

Una buena idea es agregar un fertilizante de liberación lenta a la mezcla para macetas. Quita el crecimiento de tallos largos y las flores muertas con regularidad, y aliméntalas plantas con un fertilizante líquido balanceado cada pocas semanas.

Cuidados del pensamiento

cultivar pensamientos cuidados

Cuando compres plantas de vivero, elige pensamientos que sean robustos, tupidos y que tengan muchos cogollos. Evita las plantas llenas de flores abiertas, porque estarán estresadas hasta el agotamiento por trabajar tan duro en una maceta pequeña.

Tierra

Aunque los pensamientos no son plantas quisquillosas, crecerán mejor en suelos ricos y sueltos con un pH ligeramente ácido (6,0 a 6,2). Se alimentan mucho, así que modifica tu suelo con compost para darles un buen comienzo.

Riego

El riego regular los ayudará a aguantar un poco más, los pensamientos prefieren la tierra húmeda, pero no empapada.

En verano un poco de agua todos los días al caer la tarde es ideal, no hace falta mucha agua, solo un poco para que la humedad no se pierda.

Recuerda regar solo a nivel del suelo sin mojar demasiado el follaje, esto evitará posibles enfermedades por hongos.

Asegúrate de usar recipientes con orificios de drenaje o, si plantas en el suelo, asegúrate de que el suelo drene bien.

Temperatura y humedad

A los pensamientos no les gusta el calor en absoluto y comenzarán a declinar a medida que los días se calientan. En este caso es recomendable aportarle sombra durante las horas más calurosas del día.

Fertilizante

Al igual que con cualquier planta anual de larga floración, los pensamientos aprecian un poco de fertilizante.

Sin embargo, demasiada comida solo les hará crecer los tallos muy largos. Responden bien a la alimentación foliar mensual. Usa un fertilizante balanceado de acuerdo con las instrucciones de la etiqueta.

Poda

Elimina regularmente las flores marchitas y muertas, hacer esto anima a la planta a seguir produciendo nuevas flores. Pínchalas con el dedo y el pulgar o utiliza unas tijeras para cortar las cabezas muertas.

Enfermedades

Las manchas en las hojas de los pensamientos pueden estar causadas por enfermedades fúngicas. Ver: Combatir hongos de las plantas, recetas de fungicidas caseros.

Las manchas pueden limitarse sólo a las hojas, pero en ocasiones también pueden pudrirse los tallos o el centro de la planta.

También puede ser de interés leer: Cómo propagar, cultivar Crisantemos y sus cuidados.

Si observas manchas en las hojas de tus pensamientos, retíralas y tíralas. Evita cultivar pensamientos en el mismo lugar al año siguiente, ya que las esporas del hongo pueden sobrevivir en el suelo.

Compártelo en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.