Cómo sembrar y cultivar Amapola de manera orgánica

Como un campo lleno de mariposas de colores llamativos, las amapolas (Papaver rhoeas L) son una gran adición a cualquier área soleada del jardín. Esta guía cubre todo lo que necesitas saber para cultivar amapola y obtener una impresionante exhibición de colores año tras año.

cultivar ampola

Dónde cultivar amapola

El mejor lugar para cultivar amapola es un sitio con pleno sol y un suelo que drene bien. Para preparar el lugar de cultivo de las amapolas, elimina toda la vegetación, las piedras y las raíces del suelo.

Las amapolas también pueden crecer bien en macetas. Para plantar amapolas en macetas, busca un recipiente de tamaño medio (unos 10 litros) con agujeros de drenaje y llénalo con una buena mezcla para macetas.

Aunque las amapolas no dan problemas en el jardín, necesitan una posición soleada y protegida. Los tallos de las flores son bastante frágiles y pueden resultar dañados por los vientos de tormenta de primavera y las fuertes lluvias.

La protección de un arbusto, un muro o un aro de soporte ayuda a mantenerlas a salvo de estos daños.

Las variedades que sólo crecen hasta los 60 cm, como algunas variedades de herencia y amapolas compactas, son menos propensas a los daños ambientales que las variedades más altas.

Cultivar amapola a partir de semillas

sembrar amapola

Las semillas de amapola son conocidas por ser pequeñas y fáciles de perder así que manipúlalas con cuidado.

Las amapolas son mejores cuando se cultivan a partir de semillas que se plantan en otoño o invierno, incluso en zonas de invierno frío.

Las semillas necesitan pasar por los ciclos naturales de congelación y descongelación para germinar y eso se consigue con la siembra en otoño.

También pueden sembrarse a principios de la primavera, aproximadamente un mes antes de la última fecha de helada.

Pon un poco de mezcla para macetas en el fondo de un pequeño recipiente y siembra las semillas, luego coloca el recipiente en el exterior. Los recipientes evitan que las semillas se pierdan o sean molestadas por los animales.

Mantén el semillero húmedo y no permitas que se seque, ya que esto puede matar a las jóvenes plántulas. Cuando las plantas tengan varias hojas verdaderas, desentiérralas con cuidado y vuelve a plantarlas donde desees.

Para sembrar directamente en el jardín, prepara la zona donde quieres que crezcan las semillas rastrillando el área y retirando las piedras.

En otoño, una vez que la tierra se haya enfriado, espolvorea las semillas en el suelo. Cúbrelas ligeramente y marca la zona. Cuando el suelo se caliente con el sol de primavera, las semillas germinarán y empezarán a crecer.

Trasplantar Amapolas

trasplantar amapola

Trasplanta las amapolas a finales del verano, cuando ya no estén creciendo activamente.

Para empezar a trasplantar, riega el suelo alrededor de cada planta para ayudar a aflojar la tierra. Quita con cuidado cada planta de su contenedor, asegurándote de dejar toda la tierra posible alrededor de las raíces.

Escaba el hoyo de plantación a unos 30 cm de profundidad, afloja bien la tierra y planta las amapolas con las coronas a ras del suelo cubriendo todas sus raíces con tierra, riega bien y coloca una capa de mantillo para proteger el suelo y mantener mejor su humedad.

También se puede utilizar una tela de sombra para cubrir las plantas jóvenes y así protegerlas hasta que se hayan establecido lo suficientemente bien como para soportar el pleno sol.

Cómo recoger las semillas de amapola

cosechar amapola

Las cabezas de amapola son increíblemente ornamentales, así que a veces las dejo para que las disfruten cuando llegue el frío. Pero si te gustaron tanto tus amapolas que quieres recuperarlas para el jardín del próximo año, asegúrate de recoger algunas cabezas de semillas.

La mejor manera de conseguir flores de amapola año tras año es recogiendo las propias semillas. Para recoger las semillas de amapola, espera a que las cabezas de las semillas se hayan secado completamente. Recorta toda la cabeza de la semilla del tallo.

Lleva las cabezas de semilla al interior y rómpelas con cuidado sobre una hoja o un trozo grande de papel. Retira todas las semillas y guárdalas en bolsas en un lugar fresco y seco hasta que estén listas para plantar.

Antes de plantarlas, asegúrate de estratificarlas en frío durante unas semanas. Como las flores de amapola tienen una cáscara exterior dura, esto ayuda a la planta a germinar antes de la siembra.

Por cierto, estas son las mismas semillas que puedes utilizar para hornear si decides preparar una tanda de magdalenas de semillas de amapola.

¿Es ilegal recoger amapolas?

Por favor, sólo recoge semillas de amapola de tu propio jardín. Aunque no es ilegal recoger flores de amapola (como se les ha dicho en algunos lugares), sigue siendo una buena práctica obtener las semillas de tu propio jardín o del jardín de un amigo en lugar de hacerlo de una propiedad pública.

Recoger cualquier tipo de flores de una propiedad privada o pública sin permiso puede suponer una posible multa.

Puede ser de interés leer también: Cómo sembrar, cultivar Lantana y todos sus cuidados.

Y esto es todo sobre las flores de amapola. Después de leer esta guía sobre el cultivo de amapolas, seguro que tienes campos (o contenedores al menos) de esta deliciosa flor. Hazme saber en un comentario abajo qué tipos de amapolas quieres cultivar en tu jardín este año.

Comparte en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *