Cómo sembrar y cultivar Bambú de manera orgánica

El bambú es una planta de la familia de las gramíneas. Hay alrededor de 80 géneros de bambú y más de 1.200 especies. El bambú es nativo del Asia tropical y subtropical. Se caracterizan por una paja hueca y lignificada, que crece muy rápido y es muy invasiva. Vamos a responder a una pregunta frecuente: ¿cómo hago para plantar bambú? ¿Cómo sembrar bambú desde semilla? Aquí están nuestros consejos y los diferentes pasos a seguir para cultivar con éxito bambú en la tierra o en una maceta.

¿Dónde plantar el bambú?

El bambú necesita un suelo húmedo, relativamente bien drenado y con un alto nivel de fertilidad. Prospera en suelos neutros con tendencia a la acidez. Sin embargo, no es hostil a los suelos calcáreos.

En la etapa juvenil, el bambú debe ser colocado en un lugar sombreado. Sin embargo, después de unos meses, debe ser colocado a pleno sol.

¿Cuándo plantar bambú?

En teoría, puedes plantar tu bambú en cualquier momento del año. Sin embargo, te aconsejamos que pongas tu bambú en el suelo al final del verano o durante el otoño porque el suelo está suficientemente calentado, lo que favorece la recuperación de las raíces y el rápido desarrollo del sistema subterráneo.

Contrariamente a lo que se puede leer en otros lugares, la primavera no es la época ideal para plantar el bambú porque el suelo todavía está frío y por lo tanto no permite un rápido desarrollo de las raíces.

También es el período en el que la mayoría de los bambúes desarrollan sus brotes (brotes jóvenes). Por lo tanto, la manipulación durante la plantación puede dañarlos. Además, es en primavera cuando los bambúes renuevan su follaje, por lo que el efecto decorativo no será el mejor.

Cómo sembrar semillas de bambú

El bambú no produce semillas muy a menudo, normalmente lo hace sólo una vez cada 50 años aproximadamente, según la información del Servicio de Extensión Cooperativa de Arizona. Por esta razón, el bambú suele reproducirse dividiendo las raíces existentes. Sin embargo, si tienes semillas, el bambú puede crecer a partir de esas semillas.

Las técnicas de germinación son simples y, en la práctica, dan un porcentaje de éxito de alrededor del 75%. Recuerda comenzar a germinar las semillas de bambú a finales del invierno o comienzo de la primavera.

Pasos para germinar bambú

Enjuagar suavemente las semillas en agua limpia y luego ponerlas en remojo durante cinco minutos en una mezcla de 9 partes de agua por 1 parte de sal. Luego enjuagarlas con agua fresca. Remoja las semillas enjuagadas en agua limpia durante 15 minutos.

Mezcla partes iguales de compost y tierra para macetas y llena completamente el contenedor. Remoja la mezcla a fondo con agua de lluvia. Esparce la mezcla para plantar de manera uniforme en el recipiente plano, reservando alrededor de un tercio de la mezcla para cubrir las semillas.

Espolvorea las semillas de bambú de manera uniforme sobre la parte superior de la mezcla en el recipiente. Cubre cuidadosamente las semillas con el resto de la mezcla de tierra y riega con abundante agua pero sin hacer charcos, utiliza un pulverizador para regar cuidadosamente. Finalmente coloca una tapa de plástico transparente para crear una zona de siembra segura.

Comprueba el nivel de humedad en el cajón de plantación una vez por semana. Si parece seco, rocía con agua utilizando un atomizador para no remover la tierra y vuelve a colocar la tapa cuando termines.

Observa las semillas en busca de signos de germinación. Mantén la tapa puesta hasta que las plántulas casi la toquen, luego retirala. Las semillas seguirán germinando durante varias semanas. Asegúrate de mantenerlas húmedas.

Rociar fertilizante líquido orgánico sobre el suelo del bambú cuando las plantas tengan un mes de edad. Trasplantar las plántulas en cualquier momento después de las primeras cuatro o cinco semanas. Puedes ponerlas en pequeñas macetas o directamente al aire libre.

Plantando bambú en suelo directo

Excava una zanja de unos 70 cm de largo y crea una pendiente de 15° para invitar que los rizomas salgan a la superficie.

La distancia de plantación es de unos dos metros entre dos bambúes. También depende del efecto y el uso deseados.

Para limitar los inconvenientes vinculados a la invasión de los bambúes, se recomienda instalar en el suelo una película de barrera en el momento de la plantación para evitar la propagación de los rizomas.

Humedece el cepellón durante 30 minutos en agua de lluvia. Llena el hoyo de plantación con una mezcla enriquecida de tierra de jardín, tierra para macetas y bolas de arcilla en fondo para mejorar el drenaje del agua.

Pon la planta de bambú en el hoyo y rellena con la mezcla de tierra cubriendo bien las raíces. Apretar la tierra alrededor del bambú y regar con abundante agua. Luego el riego lo harás una vez por semana si el clima es muy seco.

Finalmente pon una buena capa de mantillo en la superficie para añadir acidez y conservar la humedad.

Plantar un bambú en maceta

El bambú en maceta requerirá primero un buen drenaje y especialmente una maceta de al menos 50 x 50 x 50 cm, hecha de plástico fuerte, zinc, hormigón o terracota para resistir la fuerza de las raíces.

Primero riega las plántulas antes de retirarlas del suelo y ponerlas en la maceta. Utiliza un abono de fondo (fertilizante, enmienda…) antes de plantar tu bambú, haz una mezcla con abono, tierra para macetas y un poco de arena de río.

Luego haz una cuenca de tierra alrededor del bambú (cuenca de riego). Esto permitirá que el agua fluya hasta las raíces del bambú. 

Pon en el fondo de la maceta bolas de arcilla o piedras pequeñas para facilitar el drenaje del agua, agrega un poco de tierra y coloca la planta de bambú en la maceta, luego rellena con la mezcla de tierra cubriendo bien las raíces, finalmente riega con agua de lluvia si es posible.

Si cultivas bambú en maceta para dejarlo en el interior de tu casa, recuerda colocarlo en un lugar donde reciba mucho sol.

Cuidado del bambú

El bambú en maceta requiere poco mantenimiento y cuidado. En verano y en períodos secos, riega generosamente, nunca permitas que el sustrato se seque.

También puede ser de interés leer: Cómo sembrar y cultivar Chayote o Papa del aire.

Si las hojas tienden a ponerse amarillas, esto puede revelar un exceso de cal, en este caso puedes mejorar el suelo usando abono a base de brezo, coloca un poco en la superficie.

En los primeros años, renueva el mantillo para mantener el sustrato húmedo en el verano y aislar la base de las heladas en el invierno.

La poda del bambú no es necesaria. Sin embargo, son muy tolerantes a ser podados en primavera u otoño para limitar su desarrollo, eliminar los tallos secos y animar a la planta a desarrollar un follaje completamente nuevo.

Compártelo en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 − 5 =

Una idea sobre “Cómo sembrar y cultivar Bambú de manera orgánica”