Cómo sembrar y cultivar Caléndula fácilmente

La Caléndula (Calendula officinalis), brillante y resistente, es una planta anual de bajo mantenimiento y sin complicaciones. Sus alegres flores prosperan bajo el sol, lo que hace que estas bellezas de verano a otoño sean una elección popular. En este artículo veremos cómo sembrar y cultivar caléndula fácilmente y sus cuidados necesarios.

cultivar calendula

¿Qué son las caléndulas?

Las caléndulas tienen flores parecidas a los claveles o a las margaritas, generalmente de color naranja brillante o amarillo, que pueden crecer como flores individuales o en racimos.

Su inconfundible olor se describe a menudo como acre, pero la mayoría de los jardineros lo aprecian, ya que aleja las plagas y los insectos del jardín. Sin embargo, ten cuidado con las babosas y las orugas, ya que pueden ser un problema para las caléndulas.

¿Cuándo cultivar caléndula?

Planta las caléndulas en primavera, después de las últimas heladas. Si optas por sembrarlas en el interior, puedes empezar el proceso unos 2 meses antes de la última helada prevista. Las semillas germinarán entre 4 y 14 días en un suelo cálido que tenga una temperatura media de 20°C.

Si vas a germinar en el interior, un buen lugar para las semillas es la parte superior del refrigerador. En este caso, una vez que las semillas germinen, trasplántalas al exterior después de la última helada.

Cómo cultivar caléndula

sembrar y cultivar caléndula

Las caléndulas son fáciles de plantar y pueden crecer bien en prácticamente cualquier tipo de suelo. A la mayoría de sus variedades les gusta el pleno sol y pueden soportar incluso temperaturas extremadamente altas, lo que las convierte en una de las flores más fáciles de cultivar.

A continuación te ofrecemos una sencilla guía para plantar las semillas de caléndula directamente en el suelo -o trasplantarlas-, lo que prefieras.

Para sembrar caléndulas, simplemente cubre las semillas con 1 cm de tierra y mantenlas húmedas y calientes. Si vas a sembrarlas en el suelo del jardín, asegúrate de que tengan una separación de al menos 10 cm entre cada planta.

Las plantas brotarán en pocos días si el clima es lo suficientemente cálido, y las flores aparecerán en unos 2 meses.

Si las trasplantas, recuerda regarlas bien después de hacerlo y procura realizar el trasplante en horas de la tarde, cuando el sol no sea muy fuerte, esto ayudará a la recuperación de la planta.

Plantación en maceta

Asegúrate de utilizar una maceta lo suficientemente grande porque las caléndulas tienden a crecer rápidamente y la aglomeración puede ser un problema.

Utiliza una mezcla de tierra para macetas y añade un fertilizante de acción lenta o compost en el momento de la plantación.

Consejos para cuidar las flores de caléndula

cultivar caléndulas

Las caléndulas se establecen fácilmente, y las nuevas flores aparecerán poco después de su plantación. Estas plantas de bajo mantenimiento no requieren muchos cuidados y, con sólo unos pocos consejos, ofrecerán un vistoso espectáculo durante meses.

Riega regularmente, pero no con demasiada frecuencia. Deja que la tierra se seque entre los riegos, y luego riegue bien cada vez. Si se trata de un periodo extremadamente caluroso, no hay problema en aumentar la frecuencia, sólo hay que tener cuidado de no regar en exceso.

Nunca riegues por encima de la cabeza. Demasiada agua sobre las hojas de la caléndula puede provocar la aparición de un oídio en su bonito follaje verde oscuro. Riega en la base de la planta para evitarlo.

Quita las flores secas. Pellizcar desde la parte superior de la planta es una forma sencilla de eliminar las flores muertas y fomentar el crecimiento, a la vez que se ayuda a las plantas para que no se vuelvan frágiles. Con el pulgar y el índice, simplemente pellizca la flor muerta donde se une al tallo.

Quitar las flores secas puede engañar a las plantas para que produzcan más, ya que se elimina la flor antes de que se convierta en semilla, que es lo que esencialmente le dice a la planta que deje de producir.

No abones durante la temporada de crecimiento. El fertilizante dará lugar a un bonito follaje, pero será a expensas de sus floraciones.

Añade mantillo al pie de las plantas. El mantillo evitará que crezcan las malas hierbas y mantendrá la tierra agradable y húmeda.

Preguntas comunes sobre el cultivo de caléndulas

Además de ser fáciles de cultivar, las caléndulas son excelentes plantas de compañía en el jardín. Aprender todo lo que pueda sobre ellas te ayudará a asegurarte de que crezcan grandes y hermosas para su disfrute.

¿Cómo resembrar las caléndulas?

Para resembrar las caléndulas, espera a que la planta empiece a secarse. Cuando los pétalos sean marrones y la base de la planta empiece a volverse marrón, podrás cosechar las semillas. No esperes a que toda la planta se vuelva marrón o correrás el riesgo de que se enmohezca.

¿Se propagan las caléndulas?

Las caléndulas son plantas de rápido crecimiento y la mayoría de las variedades se auto-siembran, lo que significa que soltarán semillas y se extenderán por todo el patio o jardín. Limita la capacidad de auto-siembra deshojando antes de que las flores se conviertan en semillas.

¿Las caléndulas son plantas perennes o anuales?

En realidad, ambas cosas. La mayoría de las caléndulas son anuales, pero algunas son perennes. Las caléndulas se auto-siembran, por lo que puede parecer que son perennes cuando en realidad sólo vuelven a brotar de las semillas.

¿Por qué se mueren mis caléndulas?

Cultivar caléndulas es muy fácil, pero eso no significa que no puedan tener problemas. Si tus caléndulas no van bien, puede deberse a las babosas o a las orugas. Si ves bordes pequeños y masticados o agujeros en las hojas, comprueba si tus plantas tienen orugas. Quitarlas a mano es sencillo, rápido y puede aliviar el problema.

¿Las caléndulas florecen todo el año?

Las caléndulas no florecen todo el año, pero con los cuidados adecuados, algunas variedades pueden florecer durante varios meses. Ellas darán el mejor espectáculo durante todo el verano y hasta el otoño.

También puede ser de interés leer: Cómo cultivar Tanaceto (palma imperial) de manera orgánica.

Las caléndulas son una planta resistente, brillante y fácil de cultivar. Son prácticamente infalibles, por lo que incluso los jardineros novatos pueden confiar en que su espectáculo de caléndulas será abundante y algo de lo que estar orgullosos.

Comparte en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *