Cómo sembrar y cultivar Cosmos de manera orgánica

El cosmos (Cosmos bipinnatus)es una planta anual con coloridas flores parecidas a las margaritas que se sitúan sobre tallos largos y delgados. Florecen durante los meses de verano y atraen a pájaros, abejas y mariposas a su jardín. Los cosmos crecen fácilmente a partir de semillas y sobreviven incluso en suelos pobres. A continuación te explicamos cómo sembrar y cultivar cosmos.

cultivar cosmos

Acerca del Cosmos

El cosmos produce flores de 7 a 12 cm, parecidas a las margaritas, en varios colores, como el rosa, el naranja, el rojo y el amarillo, el blanco y el granate. Sus cabezas florales pueden tener forma de cuenco o de copa abierta. Estas hermosas plantas pueden alcanzar 1,50 metros de altura.

Los cosmos son plantas amantes del sol con una larga temporada de floración. Llenan los arriates con una profusión de flores, que van del blanco al rosa, pasando por el rojo y el naranja, en contraste con masas de follaje plumoso.

Las variedades más cortas también quedan bien en macetas y todos los cosmos son fantásticas flores cortadas. Sus sencillas flores abiertas alegrarán cualquier jardín hasta bien entrado el otoño, y a los polinizadores les gustan tanto como a los jardineros. Cultivar cosmos es muy fácil y crecen tanto en parterres como en macetas.

Cómo sembrar Cosmos

sembrar cosmos

Siembra directamente las semillas de cosmos en el exterior en primavera una vez que haya pasado el peligro de las heladas.

Alternativamente, puedes sembrar las semillas en el interior de 4 a 6 semanas antes de la última fecha de las heladas en bandejas o macetas con una mezcla de tierra. Trasládalas a macetas de 12 cm o más en cuanto tengan 7 o 10 cm de altura.

Siembra las semillas ligeramente, a no más de 1 cm de profundidad. Cubre ligeramente con tierra y riega para humedecer el suelo, intenta no hacer charcos, riega de apoco.

Si sembraste en suelo directo puede que crezcan demasiado juntas, separa las plantas de 30 a 40 cm cuando las plántulas tengan unos pocos centímetros de altura. Quita las más “feas” y débiles dejando las más fuertes y sanas.

Si cultivas cosmos a partir de semillas, ten en cuenta que tardan unas 7 semanas en florecer por primera vez. Sin embargo, después de eso, tus flores deberían seguir floreciendo hasta las primeras heladas de otoño.

Si dejas que las cabezas de las semillas marrones se vuelen durante el otoño, es probable que los cosmos se auto-siembren por todo el jardín.

Las plantas jóvenes (trasplantes) pueden plantarse en el exterior una vez que haya pasado el peligro de las heladas.

Trasplantar cosmos

Si has sembrado cosmos desde semillas o tienes una planta en maceta y quieres pasarla al jardín, primero prepara el lugar; afloja la tierra y haz un agujero del mismo tamaño que la maceta, luego quieta la planta con cuidado y colócala en el lugar, enseguida cubre las raíces con tierra y riega suavemente.

De ser posible realiza esta operación en horas de la tarde, cuando el sol no sea tan fuerte, esto ayudará a que la planta no sufra el trasplante.

Elección y preparación del lugar de plantación

plantar cosmos

El cosmos es originario de América del Sur y Central, por lo que debe plantarse en un lugar cálido y soleado.

Los cosmos no necesitan ninguna preparación especial del suelo. De hecho, les gusta que el suelo no sea demasiado rico, ya que un suelo rico fomentará el follaje a expensas de las flores. Eso sí, el suelo debe tener un buen drenaje.

Tolera la mayoría de los niveles de pH del suelo, pero crece mejor en suelos neutros o alcalinos. El cosmos tolera muy bien el clima cálido y seco. Incluso toleran la sequía.

Dependiendo de la variedad, el cosmos puede crecer entre 45 cm y 1.5 metros  de altura, así que planifica en consecuencia.

Cómo cuidar el cosmos

cuidados del cosmos

Para prolongar la floración, se  debe decapitar las plantas (podar las flores muertas o marchitas). Esto acelera el desarrollo de las flores y ayuda a la ramificación.

Como algunas de estas plantas pueden crecer mucho, puede ser necesario entutorarlas. Ofréceles protección contra los vientos fuertes, fomenta la ramificación equilibrada recortando los brotes centrales o las puntas de los tallos, o ponles una estaca.

Riega con regularidad hasta que las plantas se hayan establecido o si el clima es inusualmente seco. Asegúrate de no regar en exceso el cosmos; el exceso de riego y de fertilización puede hacer que las plantas tengan menos flores. El cosmos tolera el suelo seco, incluso en un lugar caluroso, árido y soleado.

Los parterres de cosmos pueden convertirse en maleza debido a que se auto-siembran, así que recuerda eliminar las flores antes de que se produzcan las semillas.

Además de necesitar al menos medio día de sol, los cosmos parecen prosperar con el abandono.

Las variedades perennes de cosmos necesitarán protección en invierno. Colócalos en macetas hasta que terminen de florecer, y luego resguárdalos durante el invierno en un lugar libre de heladas hasta la primavera.

Plagas y enfermedades

Cultivar cosmos no presenta prácticamente ningún problema de plagas ni de enfermedades, solo hay que estar alerta ante la amenaza de babosas y caracoles cuando las plántulas son jóvenes y tiernas. En caso de invasión de estos dos; Ver: Cómo eliminar caracoles de manera orgánica. Ver: Cómo eliminar babosas de manera orgánica.

Cosecha y almacenamiento

Para cosechar más semillas de cosmos, recuerda dejar algunas flores en la planta porque se autosembrarán.

Puedes cortar las flores en cualquier momento después de la floración, pero es mejor recoger algunas justo cuando los pétalos se han abierto.

También puede ser de interés leer: Cómo sembrar y cultivar Margaritas de manera orgánica.

Si cortas las flores cuando se abren por primera vez, durarán más de una semana en el agua. Basta con quitar las hojas inferiores y ponerlas en un jarrón.

Comparte este artículo en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *