Cómo sembrar y cultivar Dalias de manera orgánica

Un experto en jardinería dijo una vez sobre las dalias: «Nunca se ha disfrutado tanto con tan poco tiempo y trabajo», y tenía razón. Probablemente no hay ninguna planta en el reino de las flores que ofrezca al jardinero una recompensa más espectacular que la Dalia, la mayoría de los jardineros no pueden cultivar sólo una. Una vez que cultivas una Dalia, quieres más. Si nunca has plantado dalias, ya es hora de que lo hagas. En este artículo te enseñamos cómo sembrar y cultivar dalias de manera orgánica.

cultivar dalias

Cómo sembrar dalias

sembrar dalias

Las dalias se deben sembrar en primavera, una vez que haya pasado el riesgo de heladas invernales.

Llena una maceta o bandeja de semillas con abono húmedo y reafirma ligeramente la superficie. Empuja suavemente las semillas de dalia en la tierra, y riega suavemente con un pulverizador de agua si te es posible, la idea es no encharcar el suelo.

Las plántulas germinarán en un par de semanas. Una vez que hayan crecido y tengan más de dos pares de hojas, las dalias estarán listas para ser trasplantadas a macetas individuales.

Trasplantar dalias

trasplantar dalias

Para quitarla de su lugar de cultivo previo, sujeta la planta por las hojas y con la ayuda de una pequeña pala sácala suavemente de la tierra. Trasplántala con cuidado a su lugar definitivo y riega bien.

Para que la planta de dalia no sufra el trasplante, hazlo por la tarde, cuando el sol no esté alumbrando el lugar de cultivo.

Cultivo de dalias a partir de tubérculos

Cultivar Dalias tubérculos

A principios de primavera, puedes poner todos los tubérculos en una bandeja grande y poco profunda, ligeramente cubierta de compost, para plantarlos en maceta un poco más tarde. También puedes plantar cada tubérculo individualmente en una maceta de plástico grande llena de abono multiuso.

Coloca el tubérculo en la posición correcta (busca el tallo viejo o un nuevo brote, es la parte superior) y colócalo de forma que quede justo por debajo de la superficie del suelo. Riega bien, dejando que el exceso de agua se escurra.

Coloca los tubérculos en un lugar luminoso y libre de heladas (como un invernadero, un marco frío, un porche o un alféizar) y mantén el compost húmedo.

Los nuevos brotes deberían empezar a formarse unas cinco semanas después de la plantación. Se habrán formado plantas tupidas para cuando las heladas hayan terminado en mayo.

Cultivar dalias mediante esquejes

cultivar dalias esquejes

Cuando los tallos alcancen de 7 a 8 cm de longitud, deberían ser buenos esquejes. Observa bien los tallos que salen del tubérculo y elige qué tallos cortar. Es posible que tengas que apartar la tierra del suelo para poder ver dónde salen los tallos del tubérculo.

Los tallos que se pueden separar del progenitor con una pequeña cantidad de tubérculo intacto son los primeros que hay que probar. Esto se debe a que las hormonas de crecimiento necesarias para un buen desarrollo de las raíces se concentran en el tubérculo.

Coge un cuchillo afilado. Puede ser un cuchillo de jardinero, pero también sirve un cuchillo de cocina. Lo ideal es que el cuchillo esté limpio y algunos cultivadores recomiendan esterilizarlo con una llama. Sujete el tallo elegido y empuje el cuchillo hacia el tubérculo y por debajo del tallo para cortarlo.

Arranca o corta con cuidado las hojas inferiores del tallo y corta las hojas superiores por la mitad para reducir la superficie por la que puede perderse la humedad.

Llena una maceta con tierra y un poco de compost. Introduce un lápiz en el borde de la maceta para hacer un agujero y coloca el tallo, reafirmando suavemente la tierra a su alrededor. Por lo general, pueden caber tres esquejes en el borde de una maceta de 9 cm.

Los esquejes tardarán entre 2 y 4 semanas en echar raíces. Resiste la tentación de tirar del tallo para ver si ha echado raíces. Sabrás cuando ha funcionado porque el tallo empezará a echar nuevas hojas.

Cómo cultivar dalias en el jardín

cultivar dalias en el jardín

Una vez que no se prevean más heladas, se pueden plantar las dalias en el jardín. Antes de hacerlo, es posible que tengas que eliminar algunos brotes del tubérculo, dejando unos cinco restantes. Parece duro, pero fomentará que las plantas sean más tupidas y produzcan muchas flores.

Endurece las plantas (aclimátalas al exterior) antes de plantar tus dalias en el exterior: ponlas en el exterior durante el día pero llévalas de nuevo al interior por la noche durante una semana aproximadamente.

Cava un hoyo de unos 30 cm de diámetro y añade un cubo lleno de materia orgánica bien descompuesta para aumentar la fertilidad del suelo. Si tu suelo es muy arcilloso, puedes añadir un poco de arena en la base del hoyo para que drene.

Si vas a plantar una dalia comprada en el centro de jardinería, plántala a la misma profundidad que tenía en la maceta. A las dalias les gusta tener mucho espacio para crecer, por lo que hay que separarlas unos 60 cm.

Una vez que hayas plantado tu dalia, tendrás que proporcionarle algún soporte, a menos que sea una variedad enana. Las dalias crecen rápido y tienen tendencia a caerse, sobre todo si las cabezas de las flores son grandes.

Añade un tutor robusto o cañas de bambú en las cuatro esquinas (se ocultarán cuando la planta crezca). Ata el nuevo crecimiento cada dos semanas.

Cultivar dalias en macetas

Si vas a plantar dalias en una maceta, elige un recipiente grande de al menos 30 cm de ancho y profundidad, y llénalo con abono multiuso, mezclado con materia orgánica, como compost bien descompuesto.

Puedes añadir al mismo tiempo algún abono de liberación lenta. Plántalas a la misma profundidad que tenían en su maceta original.

Cómo cuidar las dalias

Una vez que la planta haya alcanzado unos 20 cm de altura, fomenta la aparición de más brotes laterales, pellizcando la punta principal de crecimiento. Retira el brote principal (en el centro de la planta, que crece en posición vertical) hasta el par de hojas superior, utilizando un cuchillo afilado o el pulgar y el índice.

Una vez cada quince días, alimenta tus dalias con un alimento con alto contenido en potasio, como el alimento para tomates. De este modo, las flores seguirán floreciendo. Riega bien una vez a la semana.

También puede ser de interés leer: Cómo plantar y cultivar Lilas de manera orgánica.

Las babosas y los caracoles adoran las dalias, sobre todo las nuevas. Plantar las plantas cuando tienen un tamaño decente ayuda, al igual que rodear la planta con un anillo de cobre o cenizas de madera. También puedes esparcir bolitas orgánicas para babosas, que no dañan a la fauna.

Comparte en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *