Cómo sembrar y cultivar Manzanilla orgánica

La manzanilla, ya sea romana, alemana o pequeña, es una planta para tener en el jardín y la huerta. Esta planta tiene grandes propiedades ya sea para nuestra salud a para la salud del jardín. La manzanilla se siembra en primavera y no requiere grandes cuidados,  es una planta muy fácil de cultivar. En este artículo te enseñamos cómo sembrar manzanilla, cuando cosechar y los beneficios que nos aporta para la salud.

En resumen

  • Nombre: chamaemelum nobile
  • Familia: Asteráceas
  • Tipo: Perenne
  • Altura: 20 a 100 cm
  • Exposición: Soleado
  • Suelo: Ordinario
  • Floración: Verano

Hay un gran número de especies de manzanilla cuyos períodos de floración pueden variar, aunque en general florece en verano.

A todas las especies de manzanilla les gustan los lugares soleados, aunque una situación ligeramente sombría es suficiente, especialmente en días calurosos y secos.

Puedes multiplicar tu planta manzanilla en primavera dividiendo el terrón. Hazlo por la tarde cuando el sol no sea fuerte, entonces prepara un recipiente con tierra para jardín y coloca el terrón que has dividido, tapa bien las raíces y riega enseguida. Deja la nueva planta a la sombra hasta que se recupere del trasplante.

Cómo sembrar manzanilla

Para sembrar las semillas de manzanilla, opta por la siembra directa en la tierra en primavera, después de cualquier riesgo de helada.

En primer lugar, siembra tus semillas sobre la marcha, es decir, dispersando las semillas un poco por todas partes para cubrir la superficie deseada. Rastrilla suavemente. Entonces, riega con abundante agua, teniendo cuidado de no crear charcos donde las semillas se acumulen.

Asegúrate de que el suelo esté siempre húmedo (pero no mojado) hasta que los pequeños brotes muestren la punta de su nariz.

Cuando los brotes tienen unas pocas hojas, sepáralos de los menos vigorosos para dejar un espacio de 5 cm entre cada planta.

La manzanilla se siembra espontáneamente y verás que, una vez en el suelo, tiende a extenderse año tras año naturalmente donde hay espacio.

También es posible sembrar un poco más temprano, siempre y cuando se proteja con un marco para la siembra de finales de invierno o principios de primavera.

Mantenimiento de la manzanilla

La manzanilla no requiere prácticamente ningún mantenimiento porque es una planta fácil que tiene la ventaja de crecer sin cuidados especiales.

La eliminación de las flores marchitas estimula gradualmente la aparición de nuevas inflorescencias, pero estos gestos no son necesarios.

Al final de la temporada, corta los tallos lo más corto posible, comenzará de nuevo la primavera siguiente.

Puedes podar tu manzanilla en una bola antes del invierno para que vuelva a tener una forma redondeada en primavera.

Cultivar Manzanilla en maceta

La manzanilla en maceta, como todas las plantas que crecen y florecen en jardineras, tinas o macetas, necesita un riego regular. Regar cuando el suelo está seco en la superficie.

Aplica un fertilizante para plantas de flores una vez por semana para estimular y prolongar la floración.

Cosecha de manzanilla, tés de hierbas e infusiones

Las flores de manzanilla se cosechan cuando las flores están recién abiertas, pero todavía florecen bien para distinguir todas las partes de la flor.

  • Preferiblemente recoger por la mañana
  • Seca las flores extendiéndolas sobre una superficie plana, seca y bien ventilada.
  • Protegerse de la luz es una ventaja para secarlos.
  • Después de unos días, cuando las flores empiezan a marrón y se desmoronan, están secas.
  • Guardarás las flores de manzanilla en una caja hermética y seca.

Infusión de té de manzanilla

Haz un té de hierbas con manzanilla:

Para hacer un buen té de manzanilla, simplemente hay que preparar el equivalente a una cucharada de flores en una taza de agua hirviendo durante 10 minutos. Luego puedes colar la infusión y beberla enseguida o dejarla enfriar para tomar como té helado.

Beneficios de la manzanilla

Gracias a sus efectos relajantes y beneficiosos para la digestión, la manzanilla es sin duda una de las flores más utilizadas en infusión.

Sus beneficios sobre los trastornos del sueño la convierten en una de las plantas esenciales de las infusiones nocturnas.

Pero también puede utilizarse para tratar ciertos trastornos de ansiedad mediante su uso prolongado durante varias semanas.

También puede ser de interés leer: Cómo y cuándo cultivar Ajedrea de manera orgánica.

La manzanilla tiene incluso virtudes para las plantas, será tanto fortificante como repelente de insectos, especialmente contra la raíz de la col y los áfidos.

Sus flores también tienen un poder aromático y cuanto más se exponga la planta al sol, más florecerá.

Por lo tanto, puedes utilizar las flores en ensaladas, infusiones o para aromatizar platos en salsas.

Comparte en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 ideas sobre “Cómo sembrar y cultivar Manzanilla orgánica”