Cómo sembrar y cultivar Mejorana de manera orgánica

En la cocina, la Mejorana (origanum majorana) complementa casi cualquier plato de carne, pescado, productos lácteos o verduras que no sea dulce. La mejorana es una hierba de bajo crecimiento, perfecta como borde del jardín o plantada en una maceta o jardinera. Aquí te explicamos cómo sembrar y cultivar mejorana en tu jardín o en macetas.

cultivar mejorana

Cómo sembrar Mejorana

Se puede cultivar mejorana a partir de semillas sembradas tempranamente en el interior y trasplantadas al exterior después de las heladas, sembradas directamente en el jardín o plantadas en maceta.

Sembrar Mejorana en maceta

cultivar mejorana en maceta

Siembra las semillas de mejorana en el interior entre 8 y 10 semanas antes de la última helada de la primavera. Para acelerar la germinación, remoja las semillas en agua durante la noche.

Entierra las semillas a 1 cm de profundidad, cúbrelas con una ligera capa de tierra para macetas y riega ligeramente. Mantén la tierra húmeda a y  unos 20 grados C. Las plántulas emergen en 14-21 días

En cuanto emerjan las plántulas, dales mucha luz en el alféizar de una ventana soleada o haz que crezcan bajo luces fluorescentes encendidas 16 horas al día y apagadas 8 horas por la noche.

Aumenta las luces a medida que las plantas crezcan. Las bombillas incandescentes no sirven para este proceso porque se calientan demasiado. La mayoría de las plantas necesitan un periodo de oscuridad para crecer, no dejes las luces encendidas durante 24 horas.

Las plántulas no necesitan mucho fertilizante, aliméntalas cuando tengan 3 ó 4 semanas utilizando una solución de inicio.

Trasplantar una planta de Mejorana

Si estás cultivando mejorana en recipientes pequeños, es posible que tengas que trasplantar las plántulas a macetas de 10 cm o más cuando las plántulas tengan al menos 3 pares de hojas para que tengan suficiente espacio para desarrollar raíces fuertes.

Antes de plantar mejorana en el jardín, las plantas de semillero deben «endurecerse». Acostumbra las plantas jóvenes a las condiciones del exterior trasladándolas a un lugar protegido durante una semana.

Al principio, protégelas del viento y del sol. Si hay amenaza de heladas por la noche, tápalas o llévalas al interior, y vuelve a sacarlas por la mañana. Este proceso endurece la estructura celular de la planta y reduce el impacto del trasplante y las quemaduras por heladas.

Sembrar mejorana en suelo directo

cultivar mejorana en el suelo
  • Siembra las semillas de mejorana directamente en suelo a pleno sol después de todo el peligro de heladas.
  • Elimina las malas hierbas y agrega materia orgánica en los 15 cm superiores del suelo; luego nivela y alisa el terreno.
  • Siembra las semillas de manera uniforme y cúbrelas con 1 cm de tierra fina.
  • Reafirma la tierra ligeramente y mantenla uniformemente húmeda.
  • Las plántulas emergerán en 14-21 días, posiblemente más en suelos más fríos.

Cultivar Mejorana en el jardín

  • Selecciona un lugar soleado con buen drenaje y un suelo ligeramente ácido.
  • Trasplanta cuando las plántulas tengan al menos 2 pares de hojas.
  • Cava un agujero para cada planta lo suficientemente grande como para que quepa el cepellón.
  • Quita con cuidado la planta de su maceta y afloja suavemente el cepellón con las manos para favorecer un buen desarrollo de las raíces.
  • Coloca la parte superior del cepellón al mismo nivel que el suelo circundante. Rellena con tierra hasta la parte superior del cepellón. Presiona la tierra firmemente con la mano para asentar a la planta.
  • Riega a fondo y aplica una ligera capa de mantillo sobre la tierra para conservar el agua y reducir las malas hierbas.

Cuidados de la Mejorana

Mantén las malas hierbas bajo control durante la temporada de crecimiento. Las malas hierbas compiten con las plantas por el agua, el espacio y los nutrientes, así que contrólalas cultivando a menudo o utilizando un mantillo para evitar que sus semillas germinen.

Los mantillos también ayudan a retener la humedad del suelo y a mantener una temperatura uniforme del mismo. En el caso de las hierbas, un mantillo orgánico de corteza envejecida u hojas trituradas da un aspecto natural al parterre y mejorará el suelo al descomponerse con el tiempo. Mantén siempre el mantillo alejado de los tallos de las plantas para evitar que se pudran.

Recuerda regar bien durante la temporada de crecimiento, especialmente durante los periodos de sequía. Las plantas necesitan aproximadamente 2,5 cm de lluvia a la semana durante el periodo de crecimiento.

Utiliza un pluviómetro para comprobar si necesitas añadir agua. Lo mejor es regar con un sistema de goteo que suministre agua a baja presión a nivel del suelo. Si riegas con aspersores aéreos, hazlo a primera hora del día para que el follaje tenga tiempo de secarse antes de la noche, a fin de minimizar los problemas de enfermedades. Mantén la tierra húmeda pero no saturada.

Plagas y problemas comunes

Tizón de la Botrytis:

También llamado moho gris, provoca un hongo de color marrón a gris en las hojas y tallos de la planta. Las hojas enfermas mueren y se caen. Si la infección es grave en el tallo principal, la planta puede morir. Esta enfermedad prospera en condiciones de alta humedad y temperaturas frescas.

Recomendación: Retira las plantas infectadas y los restos de plantas y limpia las herramientas antes de trabajar con las plantas para evitar la propagación de la enfermedad y asegúrate de que las plantas tienen una buena circulación de aire.

Mildiú:

Este hongo provoca manchas grisáceas blanquecinas en el envés y eventualmente en ambos lados de las hojas.

Recomendación: Rotar los cultivos con plantas de otra familia. Evita el riego por encima de la cabeza. Proporciona una circulación de aire adecuada, no hacines las plantas y no trabajes alrededor de las plantas cuando estén mojadas. Aquí puedes aprender cómo evitar y eliminar el Mildiú.

Pulgones:

Insectos chupadores de color verdoso, rojo, negro o melocotón que pueden propagar enfermedades al alimentarse del envés de las hojas. Dejan un residuo pegajoso en el follaje que atrae a las hormigas.

Recomendación: Introduce o atrae a depredadores naturales en tu jardín, como escarabajos y avispas que se alimentan de los pulgones. También puedes eliminarlos con un espray fuerte o utilizar un jabón insecticida. En este enlace te enseñamos como eliminar a los pulgones.

Cochinillas:

Las cochinillas son insectos planos sin alas que segregan un polvo blanco que forma una cáscara cerosa que los protege. Forman masas de aspecto algodonoso en tallos, ramas y hojas. Chupan los jugos de las hojas y los tallos y provocan un crecimiento débil. También atraen a las hormigas con la melaza que excretan, y en la melaza también puede crecer un moho negro de hollín.

También puede ser de interés leer: Cómo sembrar y cultivar Orégano de manera orgánica.

Recomendación: Lavar las partes de la planta infectada bajo el grifo y tratar de frotar los bichos. También pueden ser controlados por insectos depredadores como crisopas, mariquitas y avispas parásitas. Aprende aquí como eliminar a las cochinillas.

Comparte en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *