Cómo sembrar y cultivar Moringa de manera orgánica

¿Has oído hablar recientemente de Moringa y te has preguntado si podrías cultivar tu propio árbol multivitamínico natural en tu jardín? Este árbol de rápido crecimiento y resistente a la sequía puede crecer hasta 3 metros en su primer año (máximo 10 metros). Si quieres cultivar un árbol de Moringa en tu jardín, aquí te enseñamos como cultivar moringa paso a paso y toda la información que necesitarás.

Pasos para cultivar un árbol de moringa

– Encuentra un lugar soleado. A la moringa le gusta mucho el sol, no tolera sombras ni medias asombras.

– Prepara un cuadrado en la tierra para sembrar las semillas o si prefieres puedes hacerlo en una maceta, cuando la planta tenga más de 20 cm puedes trasplantarla directamente a su lugar definitivo.

Limpia bien la tierra de posibles escombros o piedras grandes y deja el agujero con el sustrato bien suelto (no hace falta agregar compost)

– Planta las semillas a 2 cm de profundidad.

– Regar el suelo circundante (pero no demasiado, de lo contrario las semillas pueden pudrirse).

Dentro de 1 o 2 semanas, las semillas de moringa saldrán de la tierra. En ese momento puedes cubrir el suelo con una capa de mantillo para protegerlo del sol y mantener la humedad del mismo. Solo cubre bien los pies de la planta y su alrededor.

La Moringa es nativa del Himalaya y crece mejor a pleno sol con altitudes por debajo de los 500m. La moringa se considera a veces como el “árbol que nunca muere” porque puede crecer bien en condiciones difíciles; sin embargo, prospera en los climas tropicales y subtropicales con suelos arenosos y secos. Si estás listo para empezar a cultivar tu propio árbol de moringa, puedes hacerlo con semillas o esquejes frescos.

¿Qué suelo prefiere la Moringa?

Aunque puede tolerar una amplia gama de condiciones de suelo, las plantas de Moringa generalmente prefieren los suelos arenosos y limosos. También se desempeñan bien en un clima desértico con suelo arcilloso y limoso, pero un suelo arenoso, ligeramente ácido (pH 6,3-7,0) y bien drenado es óptimo.

¿Cuánta agua necesita?

La moringa no necesita mucho riego, si las lluvias son normales en la temporada no hace falta regar el árbol de moringa, pero si por el contrario hay sequía en tu zona habrá que regar al menos dos veces al mes (con agua de lluvia preferentemente).

En los suelos anegados, las raíces tienen la propiedad de pudrirse, por lo que en las zonas de fuertes precipitaciones, es mejor plantar árboles en pequeñas colinas para favorecer la circulación del agua y evitar que se encharque.

Temperaturas que tolera

Las temperaturas óptimas para los árboles de Moringa oscilan entre los 25 y 35 grados Celsius, pero el árbol puede sobrevivir a una ligera helada y puede tolerar hasta 48 grados Celsius a la sombra. Por lo general, no debe caer por debajo de los 10 grados. La moringa puede soportar un poco de frío, pero tres días de heladas continuas matarán la planta.

La temporada de plantación

La mejor época para plantar Moringa es en primavera. El verano también es bueno, pero tu árbol de Moringa no madurará tan bien como los árboles plantados en primavera. Si bien la moringa puede crecer potencialmente todo el año en el clima adecuado, es de hoja caduca y por lo tanto perderá sus hojas y dormirá con el cambio de estación.

Si vives en un lugar con un invierno suave, las hojas se caerán cuando llegue el primer frío y dejarán de producir nuevas hojas hasta la primavera. Esto suele ocurrir en los primeros días del otoño, pero también depende de lo agresivo o suave que sea el invierno ese año. Las hojas pueden permanecer verdes y no caer durante un invierno suave, pero no suelen producir mucho. El nuevo crecimiento ocurrirá primavera una vez que el clima se caliente.

También puede interesarte leer: Cómo plantar kiwi en casa fácilmente

Si los árboles de Moringa se cultivan en interiores con mucha luz o en un ambiente controlado (como un invernadero), el árbol crecerá durante todo el año.

Cosecha de la hoja de moringa

Una vez que el árbol de Moringa tiene sólo unos meses, puedes empezar a cosechar las hojas y añadirlas a tus ensaladas, hacer un delicioso té o convertirlas en un polvo de superalimentos que se puede añadir a batidos, sopas y muchos otros platos.

¿Cuántos árboles hay que plantar?

Esta es una pregunta difícil de responder porque depende de cómo se empieza a cultivar y por qué se quiere usar el árbol de Moringa. Si necesitas usar las hojas frescas para añadirlas a tus ensaladas, un árbol es suficiente. Si quieres convertirlo en un polvo de superalimentos, puedes plantar de 2 a 10 árboles. Pero si sólo tienes un árbol de Moringa maduro y tiene unos pocos años, probablemente será suficiente para hacer polvo de Moringa para ti y tu familia.

Redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: Contenido protegido