Cómo sembrar y cultivar Ortiga de manera orgánica

La ortiga (Urtica dioica) es una planta herbácea de rápido crecimiento que alcanza la mayor altura en verano y muere en invierno. Sus tallos erguidos, de entre 1,5 y 1,8 metros de altura, están recubiertos de hojas puntiagudas de color verde suave con bordes dentados. Hoy veremos cómo sembrar y cultivar ortiga de manera orgánica.

cultivar ortiga

Descripción de la ortiga

Aunque las flores no son vistosas, algunos jardineros aprecian el hecho de que la ortiga sirve de alimento a la larva de varias mariposas, y cuando se cocinan, las hojas tienen un sabor similar al de las espinacas y son bastante ricas en vitaminas A y C y contienen buenos niveles de otros nutrientes.

Debido a su capacidad para propagarse vigorosamente a partir de estolones subterráneos, la ortiga se considera una especie invasora; muchos jardineros la combaten más como maleza que la plantan deliberadamente.

Pero si desea cultivar ortiga en tu jardín, hazlo en primavera, después de la última helada. Es una planta de rápido crecimiento que alcanzará la madurez a mediados de la temporada.

  • Nombre botánico: Urtica dioica
  • Nombre común: Ortiga, ortiga común, hierba ardiente
  • Tipo de planta: Herbácea perenne
  • Tamaño: 1.5 a 1.8 metros de alto, 15-30 cm de ancho
  • Exposición al sol: De pleno sol a media sombra
  • Tipo de suelo: Cualquier tipo de suelo
  • pH del suelo: 5,0 a 8,0 (de ácido a alcalino)
  • Siembra: Primavera
  • Toxicidad: Provoca reacciones cutáneas al contacto

Cómo plantar ortiga

La ortiga es fácil de plantar dividiendo una parcela de raíces existente y plantando los trozos donde quieras. También puede recoger las semillas y sembrarlas en el interior unas semanas antes de la última helada.

Como corresponde a una planta con fama de mala hierba, la ortiga es muy fácil de cultivar y tiene muy pocos problemas de enfermedades y plagas.

Esta planta tiene tendencia a extenderse de forma incontrolada, lo que se puede mantener a raya eliminando las flores a medida que aparecen para evitar la autosiembra.

La cosecha regular también mantendrá las plantas bajo control. Al final de la temporada, las hojas y los tallos de la ortiga constituyen una buena adición rica en nitrógeno al montón de compost.

Condiciones ideales para cultivar ortiga

Condiciones ideales para cultivar ortiga

Luz

La ortiga crece en condiciones de pleno sol, pero tolera algo de sombra. Demasiada sombra hace que la planta crezca demasiado alta y con los tallos muy largos y débiles.

Suelo

Esta planta se desarrolla mejor en suelos húmedos y arcillosos, ricos en nitrógeno y fósforo. Suele prosperar en suelos alterados, por lo que a menudo se encuentra creciendo en terrenos abandonados y en obras de construcción, siempre que el suelo subyacente sea rico. Tolera una amplia gama de niveles de pH, desde muy ácido hasta muy alcalino.

Agua

La ortiga tiene unas necesidades de agua medias, y las plantas maduras toleran bien la sequía. Si en tu región llueve con regularidad (cada dos semanas aproximadamente), no es necesario un riego adicional.

Fertilizante

Las ortigas prosperan en suelos ricos en nitrógeno, por lo que la alimentación regular con compost o un fertilizante rico en nitrógeno ayudará a las plantas. Sin embargo, a menudo están bastante bien sin ningún tipo de alimentación.

Cómo cultivar la ortiga a partir de semillas

cultivar la ortiga a partir de semillas

La ortiga es fácil de cultivar a partir de semillas recogidas de plantas existentes. Las semillas son muy pequeñas.

Espárcelas por la superficie de una bandeja llena de una mezcla normal para macetas. Presiónalas ligeramente en la mezcla y cúbrelas apenas con una pizca de tierra; necesitan algo de luz para germinar.

Mantén la bandeja ligeramente húmeda hasta que las semillas broten, lo que ocurre en unos 14 días. Las plántulas pueden trasplantarse al exterior a principios de primavera en cuanto no existan riesgos de heladas.

Propagación de la ortiga por raíces

propagar ortiga a través de sus raíces

Esta planta es fácil de propagar simplemente desenterrando plantas de una parcela existente y trasladándolas a un nuevo lugar. Esto es fácil de hacer en primavera, cuando las plantas están empezando a crecer.

Las ortigas se propagan fácilmente a través de estolones subterráneos (trozos de raíces), por lo que es fácil desenterrar y trasladar nuevas plantas a lo largo de los bordes de una parcela existente. Utiliza guantes para manipular las plantas, para evitar la irritación de la piel.

Para propagar ortiga a través de sus raíces, desentierra una planta o parte de ella, limpia las raíces con agua y córtala en torosos de unos 2 cm de largo, ponlos en agua durante unas horas y luego plántalos como si fueran semillas, mantén siempre el suelo húmedo, en pocos días comenzaran a brotar.

Cosecha de la ortiga

como cosechar ortiga

Aunque todas las partes de la planta de ortiga son comestibles, las hojas y los tallos no pueden comerse directamente de la planta debido a las púas.

Si una persona o un animal come las hojas directamente de la planta, puede provocar reacciones a veces graves, como vómitos y problemas para respirar.

La recolección consiste en cortar el tercio superior de la planta, justo por encima de un nudo donde se ramifican las hojas. De este modo, se fomenta el crecimiento de la planta.

Las hojas tendrán el mejor sabor en la cocina si se cosechan antes de que la planta florezca. Después de esto, las hojas se vuelven algo duras y fibrosas.

Si trabajas con una planta de ortiga en tu jardín, lleva siempre ropa protectora. Esto incluye guantes gruesos de jardinería, así como mangas y pantalones largos. Evita tocarte la cara mientras trabajas.

Cómo eliminar las plantas de ortiga

La ortiga puede ser difícil de eliminar del jardín. Si tienes una planta de la que necesitas deshacerte, primero humedece la tierra que la rodea para facilitar el deslizamiento de las raíces. A continuación, ponte guantes gruesos de jardinería y ropa protectora.

Cava alrededor de la base de la planta para aflojar las raíces y, a continuación, agarra la planta por la base para sacarla del suelo con las raíces lo más intactas posible. Por último, cava en la tierra para retirar los trozos de raíz que queden, ya que tienen el potencial de hacer brotar nuevas plantas.

Es útil tener una lona cerca en la que puedas poner los recortes de las plantas, para que no se pierdan en la tierra o el césped.

Puedes compostarlos o sellarlos en una bolsa de residuos de jardín. Además, para asegurarte de que no surgen nuevos brotes, puedes cubrir el lugar con una lona o un trozo de cartón durante al menos una temporada completa de crecimiento. Esto asfixiará a las nuevas plantas que intenten crecer.

Puede ser de interés leer: Cómo sembrar y cultivar Manzanilla de manera orgánica.

En jardín mágico no recomendamos que la deseches, ya que la ortiga es muy buena tanto para nuestra salud como para la del jardín. A continuación te dejamos algunos artículos relacionados para que aprendas más sobre sus usos.

Artículos relacionados con Ortiga

Cómo usar ortiga para la salud, recetas y dosis

Cómo preparar y utilizar purín de ortiga

Comparte en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *