Cómo sembrar y cultivar Petunias de manera orgánica

Las petunias son unas de las plantas más destacadas, gracias a su habilidad para crear una vibrante masa de coloridas flores de verano. Las petunias son versátiles, ideales para diferentes tipos de macetas o cestas colgantes, así como en el suelo. Originarias de Sudamérica, las petunias son sensibles a las heladas y ofrecen un espléndido espectáculo durante el verano y el otoño, a menudo hasta la llegada de heladas. Aprende cómo sembrar y cultivar petunias de manera orgánica.

cultivar petunias

Introducción

Las petunias se dividen en dos tipos principales: las petunias compactas y tupidas de porte erguido, y las petunias colgantes con tallos de hasta 90 cm de longitud.

Dentro de ambos grupos hay una gran variedad de colores y formas de flor para elegir. Los colores van desde los rosas, rojos y púrpuras ultrabrillantes hasta los tonos pastel suaves y el blanco.

El tamaño de las flores también varía, y puedes elegir variedades con bordes ondulados y flores bicolores, junto con variedades de una o dos flores.

A tener en cuenta antes de cultivar petunias

Las petunias pueden cultivarse a partir de semillas o comprarse como plantas listas para el jardín. Estas plantas son tiernas y no toleran ninguna helada, por lo que no debes plantarlas en el exterior hasta finales de la primavera o principios del verano.

Necesitan un suelo rico para rendir bien. Antes de plantar, prepara la tierra mezclando abundantemente compost bien descompuesto o acondicionador del suelo.

Para las macetas y los contenedores, las petunias se desarrollan mejor en un compost multiuso sin turba. Para los recipientes elevados, como las cestas colgantes y las jardineras, que están expuestos al sol y al viento, elige un sustrato que incluya gránulos de retención de agua.

El espaciado de las petunias depende en gran medida de su hábito de crecimiento y tamaño final, así como del lugar donde se cultiven. En macetas y contenedores, las plantas se pueden amontonar muy juntas para producir un espectáculo en poco tiempo.

En otros lugares, las variedades más pequeñas, compactas y erguidas, pueden plantarse a una distancia de 15-20 cm; las petunias arbustivas con un hábito laxo y en forma de montículo necesitan una separación mayor, de unos 30 cm, y las que se arrastran, de unos 40 cm.

Antes de plantar las petunias en el exterior, hay que aclimatarlas gradualmente durante una o dos semanas. Cuando compres plantas listas para el jardín, comprueba si han pasado algún tiempo en el exterior o si han estado a cubierto, en cuyo caso deberán endurecerse antes de plantarlas.

Dónde plantar petunias

dónde cultivar petunias

Las petunias necesitan mucho sol, un suelo fértil y resguardarse de los vientos fuertes. En los veranos calurosos o en las zonas más templadas del país, las petunias también se comportan bien si reciben un poco de sombra.

La inmensa versatilidad de las petunias hace que el hábito de crecimiento de los distintos tipos pueda combinarse con casi todos los tipos y tamaños de macetas y contenedores.

Las petunias trepadoras son ideales para cultivarlas en cestas colgantes, macetas elevadas o para que caigan por los lados de las macetas y jardineras. Constituyen una inusual y colorida cobertura del suelo en los arriates y también pueden plantarse para que caigan por las laderas, los bancos y los arriates elevados.

Las petunias tupidas y erguidas constituyen una magnífica presentación en macetas o plantadas en el suelo, como parte de un colorido esquema de parterres, o para añadir salpicaduras de color vivo entre las plantas permanentes de un arriate.

Cómo cultivar petunias

Sembrar petunias

sembrar petunias

Las petunias pueden cultivarse a partir de semillas, aunque no son las plantas más fáciles de propagar. Las semillas deben sembrarse a finales del invierno o principios de primavera a una temperatura de 21ºC.

La luz es necesaria para la germinación de las petunias, así que no cubras las semillas, siémbralas en la superficie de un sustrato húmedo y cúbrelas con polietileno o colócalas en un propagador de humedad para que no se sequen.

Las plántulas necesitan un entorno de crecimiento cálido y bien iluminado, a la sombra del sol directo, con una temperatura no inferior a 13-15 °C.

Trasplantar petunias

trasplantar petunias

Una vez que las plantas tengan un tamaño mayor a 5cm colócalas individualmente en macetas de 9 cm y cultívalas en un alféizar bien iluminado o en un invernadero con calefacción, y plántalas en el jardín solo cuando haya pasado el peligro de las heladas.

Puedes trasplantarla a una maceta más grande o directamente en el jardín, para ello primero prepara el lugar de cultivo realizando un agujero en la tierra del mismo tamaño que la maceta donde se encuentra la planta, luego quítala con cuidado y ponla en el hoyo, cubre las raíces con tierra y riega con cuidado de no encharcar el lugar.

Propagar petunias mediante esquejes

esquejes de petunia

Algunas petunias, principalmente las variedades de arrastre, pueden mantenerse durante el invierno si se recortan y se llevan a un entorno cálido. Si el espacio es limitado, puedes enraizar los esquejes (tallos) a finales del verano.

Corta los tallos más vigorosos y recórtalos a un tamaño de 5 cm, luego haz un corte transversal en la base y colócalos en macetas pequeñas y mantenlos en el alféizar de la ventana durante el invierno, procura mantener la tierra siempre húmeda para que puedan echar raíces fácilmente.

Cómo cuidar las petunias

cuidados de petunias

El riego regular es importante y es vital para las petunias que crecen en macetas y contenedores. No hay que dejar que la tierra se seque, pero, en el otro extremo, hay que tener cuidado de no regar en exceso, ya que esto puede provocar un crecimiento enclenque. Las petunias que crecen en el suelo también necesitan ser regadas durante los periodos de sequía.

Dirige el flujo de agua hacia el suelo en lugar de rociar la planta, para evitar que el sol queme las hojas blandas y los grandes pétalos de las flores. Cuando haga calor, riega a primera hora de la mañana o al atardecer, también para evitar que se queme.

En verano y a principios de otoño, riega cada 10-14 días con un abono líquido rico en potasa (como el abono para tomates). Si las plantas parecen cansadas al llegar el otoño, cambiar a un abono con alto contenido en nitrógeno puede impulsar el crecimiento durante las últimas semanas antes de las heladas.

La eliminación de las cabezas de las flores marchitas y muertas mantiene el buen aspecto de las petunias y fomenta la producción de más flores. Las variedades que se arrastran y que se vuelven raquíticas a finales de la temporada pueden recortarse ligeramente.

Cultivo de petunias: solución de problemas

Las petunias no suelen dar problemas, siempre que las condiciones de cultivo y los cuidados sean los adecuados. Los pulgones pueden aparecer en las hojas y tallos jóvenes: inspeccionar las plantas con regularidad y aplastar a mano las pequeñas infestaciones puede evitar que se establezcan. En caso de ataque severo Ver: Métodos para combatir los pulgones.

También puede ser de interés leer: Cómo sembrar y cultivar Cosmos de manera orgánica.

Las babosas y los caracoles pueden ser un problema, sobre todo en las petunias que crecen en el suelo. Cultiva las petunias hasta alcanzar un buen tamaño antes de plantarlas en el suelo, ya que las plantas más grandes son mucho más resistentes a los ataques. Rodea las plantas con gránulos o barreras absorbentes o utilice un cebo ecológico.

Compártelo en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: