Cómo sembrar y cultivar Tomate Rosado de manera orgánica

El tomate Rosado o Rosa es una variedad de temporada media, de bajo rendimiento, con frutos de 120 a 180 g. Es un excelente tomate si se cosecha cuando está maduro. Frutas de piel muy fina, de carne densa, jugosa, dulce y muy fragante. Una de las mejores frutas para ensaladas. El tomate Rosado es bastante tolerante al moho y muy fácil de cultivar, aprende cómo sembrar y plantar tomate rosado de manera orgánica y natural, en este artículo te enseñamos los cuidados necesarios para que la planta de tomate rosado crezca sana y dé los mejores frutos.

Origen y características del Tomate Rosado

El tomate rosado es, como todas las variedades de tomate, nativo de América del Sur. Tiene frutos redondos y de carne firme. Botánicamente hablando, los tomates se consideran frutas porque son el resultado de la transformación de un ovario que se encuentra en una flor.

Los tomates rosados tienen un sabor dulce y afrutado. Peso medio por fruto: 400 g. Pueden estar maduros durante todo el verano, de color rosa claro, se vuelven rojo pastel cuando están maduros.

Cómo y cuándo sembrar el tomate Rosado

Los tomates rosados se deben comenzar a sembrar a final del invierno o principio de primavera, en un lecho caliente (20°) o en interiores o en un invernadero calentado, en tierra de siembra fina. Los tomates necesitan un mínimo constante de 20°C para germinar.

Prepara almácigos o macetas con tierra de jardín y un poco de compost orgánico y entierra tus semillas de tomate rosado a 1 cm y luego cúbrelas con tierra de siembra. Riega la tierra de la maceta con un pulverizador para que se mantenga húmeda pero no empapada. Pon los almácigos cerca de una ventana para evitar que tus plantas de semillero giren hacia arriba en busca de luz.

Nota: para la siembra, se utiliza una tierra para macetas relativamente fina para permitir que la semilla sienta los efectos de la luz y crezca adecuadamente.

Cómo trasplantar tomates rosados

El trasplante de tomates rosado debe ser realizado cuando las heladas ya no sean una preocupación y las plantas alcancen de 12 a 15 cm en un suelo rico, suelto y sano. Para cultivar el tomate rosado en la huerta se deben plantar a una distancia de 70 cm entre las filas y 50 cm en el lado soleado de la fila.

Pon las estacas en su lugar antes de empezar a plantar. Luego riega abundantemente a los pies una vez a la semana para evitar el desarrollo de enfermedades. Cuidado de no mojar el follaje ya que puede causar aparición de enfermedades como el Oídio u otros hongos.

Nota: es posible cultivar el tomate rosado en una maceta siempre y cuando esta tenga 60 cm de profundidad.

Cuidados del tomate rosado

El tomate rosado requiere vigilancia al regar, por lo que se recomienda el uso de mantillo para evitar que el sol evapore el agua rapidamente, ademas el mantillo protege el suelo de los rayos ultravioletas evitando la degradación del mismo.

Ten en cuenta que cuando trasplantes tus plantas de tomate rosado debes regar generosamente, y luego suspender el riego durante 15 días para fomentar el desarrollo del sistema de raíces.

Luego, riega al menos dos veces por semana o más dependiendo de la apariencia del follaje. Recuerda regar solo a los pies de la planta sin mojar las hojas.

Para optimizar el desarrollo de las plantas y la cosecha, es necesario eliminar a los “codiciosos”. Estos brotes toman los nutrientes destinados a la fruta, por lo que es esencial eliminarlos. En la imagen puedes ver exactamente qué son los codiciosos y donde cortar.

Codiciosos del tomate

Otro cuidado necesario es que a medida que la planta crece, se debe sujetar el tallo a una estaca para que no se rompa y la planta pueda crecer lo más recta posible hacia arriba.

Nota: En el caso de un cultivo en maceta de tomate rosado, se debe permitir el desarrollo de tres tallos para una buena cosecha.

Cuándo cosechar tomates rosado

Los tomates rosados pueden ser cosechados unos cuatro meses después de la siembra. La fruta puede ser cosechada de color rosa o rojo. Lo ideal es recoger la fruta unos minutos antes de comerla para preservar todo su sabor. La pulpa del tomate rosa es jugosa y firme, por lo que es muy buena para las ensaladas.

También puede ser de interés leer: Cómo sembrar y cultivar Tomates Roma de manera orgánica.

Enemigos del tomate rosado

Los principales problemas que se pueden encontrar en el cultivo del tomate rosa son el moho y la necrosis apical.

Para evitar el moho, la mejor solución es proteger tus plantas si vive en una zona donde la lluvia es frecuente. También puedes realizar un tratamiento a base de mezcla de Burdeos o caldo bordelés. Aquí puedes aprender hacer y aplicar caldo bordelés.

La necrosis apical no es una enfermedad. Es un contenido de calcio demasiado bajo en el suelo o una irregularidad en el riego. Cuando la planta carece de agua, hace menos savia y la parte del tallo más alejada de la planta morirá por falta de alimento. Por lo tanto, regar regularmente, por ejemplo una vez a la semana.

Si te gustó el artículo compártelo en las redes ⇪

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: