Cómo sembrar y cultivar Uchuva de manera orgánica

La deliciosa fruta de la planta de la uchuva adquiere un aspecto mágico envuelta en ligeras hojas que parecen linternas. Las bayas doradas, dulces y ácidas, son maravillosas solas o hechas en mermelada. Y al ser una planta fácil de cultivar, la uchuva es una gran elección para el huerto de casa. Descubre cómo sembrar y cultivar uchuva de manera orgánica, así podrás cosechar esta deliciosa baya en tu jardín.

cultivar uchuva

¿Qué es la uchuva?

La uchuva tiene hojas que parecen corazones y flores que parecen campanas, que forman una «vaina» sobre el fruto a medida que se desarrolla. Una vez madurado, el fruto forma una cáscara parecida a la paja.

Fuera de su envoltorio, las uchuvas son similares en tamaño y aspecto a un pequeño tomate cherry.

El arbusto crece hasta un metro de altura, pero si se mantiene bien puede alcanzar los dos metros.

Están emparentadas con el tomate al formar parte de la familia de las solanáceas. Su nombre botánico es Physalis peruviana y también se conocen como aguaymanto, uvilla o ushun.

En climas fríos, la uchuva se cultiva como anual, cuando el frío y las heladas ponen fin a la temporada de crecimiento. Pero en climas cálidos, la uchuva puede cultivarse como una planta perenne de corta duración durante 3-4 años.

La producción de fruta alcanza su punto máximo en el segundo año, mientras que la producción y el tamaño de la fruta se reducen en los años siguientes.

Cómo sembrar uchuva

sembrar uchuva

Para adelantarse a la temporada de cultivo, las semillas de uchuva se pueden sembrar en el interior entre 4 y 6 semanas antes de la última fecha de las heladas. De lo contrario, siembra las semillas después de que haya pasado toda posibilidad de heladas en primavera.

Las semillas necesitan una temperatura del suelo de 22 a 25 °C para germinar, por lo que se recomienda utilizar una esterilla térmica si se va a sembrar en un clima más frío.

También es necesaria una buena iluminación, así que si no es posible la iluminación natural de una ventana, una lámpara de cultivo puede proporcionar la luz necesaria para la germinación.

Prepara pequeños contenedores con tierra para macetas, siembra 2 ó 3 semillas en cada uno de 3 mm de profundidad, como las semillas de uchuva son tan pequeñas, sólo necesitan una ligera cobertura de tierra.

Luego riega suavemente para no mover las semillas y mantenla  ligeramente húmeda hasta que germinen. Las semillas de uchuva pueden tardar entre 7 y 30 días en germinar, así que prepárate para ser paciente cuando cultives la uchuva a partir de semillas.

Trasplantar uchuvas

Las plantas de uchuvas necesitan un lugar muy soleado para crecer bien, así que busca una zona de tu jardín donde haya al menos 8 horas de sol en verano.

Una vez que las plantas tengan 10 o más centímetros de altura puedes realizar el trasplante, si te es posible, hazlo por la tarde, cuando el sol no ilumine el lugar de cultivo, esto ayuda a que la planta no sufra.

Si vas a plantar la uchuva en el suelo del jardín, primero prepara el lugar, cava un hoyo lo suficientemente grande para que quepan las raíces y agrega un poco de compost en el fondo si es posible.

Luego quita con cuidado la uchuva de donde la tengas plantada y ponla enseguida en el agujero, cubre bien todas sus raíces con tierra y riega, cuando riegues hazlo con cuidado de no hacer charcos en el suelo, riega de apoco hasta que el suelo se sature.

Finalmente cubre el suelo con mantillo para protegerlo y mantener mejor la humedad. Puedes usar recortes de césped, paja, corteza de árbol u hojas secas.

Cultivar uchuva en una maceta

Puedes cultivar plantas de uchuva en macetas o contenedores. Elige una maceta de gran tamaño para acomodar el tamaño previsto de 1 metro (3 pies). Una maceta de 20 litros es perfecta.

Utiliza una tierra de calidad para macetas, pon un buen mantillo y vigila el nivel de humedad, porque las plantas en macetas tienden a secarse más rápido que las cultivadas en el suelo.

Asegúrate también de que la maceta tenga un drenaje adecuado, ya que la uchuva prefiere un suelo que drene bien.

Cultivar uchuva a partir de esquejes (tallos)

esquejes de uchuva

Es posible cultivar a partir de esquejes, basta con tomar un esqueje de 10 cm y plantarlo en macetas pequeñas hasta que se formen las raíces. Lo ideal es hacerlo a comienzo de primavera u otoño.

Toma los esquejes de la sección media del nuevo crecimiento, no de los tallos leñosos ni de las puntas de la planta. Una vez que los tengas, quita las hojas de la parte inferior dejando las de arriba y haz un corte transversal en la base del tallo para facilitar el crecimiento de raíces.

Coloca los esquejes en macetas con tierra y con luz indirecta, recuerda mantener siempre la tierra ligeramente húmeda. Asegúrate de que las macetas tienen un buen drenaje para que el esqueje no se encuentre en un suelo empapado.

Una vez que veas crecimiento de hojas nuevas es cuando puedes trasplantarlo al jardín o a una maceta más grande.

Cuándo y cómo cosechar uchuvas

cosechar uchuvas

La planta de la uchuva tarda unos 100-140 días en alcanzar la madurez, y luego otros 70-80 días desde la polinización de las flores antes de que la fruta esté lista para la cosecha.

La uchuva producirá fruta en su primera temporada, aunque necesita un largo periodo de crecimiento para que la fruta madure.

Sabrás que la uchuva está lista para la cosecha cuando la cáscara que la envuelve se seque. Pasa de ser verde a un color marrón claro.

Una vez cosechadas las uchuvas maduras, pueden permanecer frescas en su cáscara durante varias semanas. Basta con guardarlas en un recipiente, sin necesidad de refrigerarlas.

Condiciones ideales para cultivar uchuva

La uchuva es fácil de cultivar. De hecho, ni siquiera les importa que las descuides un poco. Así que vamos a conocer las condiciones de cultivo ideales para la uchuva.

Suelo

Al ser una planta fácil de cultivar, la uchuva se adapta a diferentes condiciones de suelo, siendo un pH de 5,1-6 el perfecto para ellas.

Pueden crecer en condiciones arcillosas o arenosas, aunque un suelo bien drenado y algo fértil, enmendado con compost y estiércol bien descompuesto, hará crecer una planta muy feliz.

Clima

Un clima cálido es ideal para la uchuva. Por lo tanto, espera a que la temperatura del suelo sea de 10-25°C (50-77°F) para plantarlas y preferiblemente en el lado más cálido de este rango.

Sol

Las uchuvas crecen mejor a pleno sol, entre 6 y 8 horas al día, y también crecen en sombra parcial. Así que elige un lugar soleado en el jardín para que esta planta prospere.

Regar

El riego dependerá del clima. En climas muy cálidos puede ser necesario regar cada 2-3 días. En climas más fríos, regar dos veces por semana puede ser suficiente.

Espaciado de las plantas

Espaciar las plántulas de uchuva a una distancia de 100-150 cm (39-59 pulgadas) para que tengan mucho espacio para crecer. Recuerda que la uchuva puede crecer 1 metro (3 pies) y más, así que deja espacio suficiente entre las plantaciones para que circule el aire.

Abonar

El abono orgánico puede aplicarse en las primeras etapas de crecimiento o también puede aplicarse si la planta ha sido recortada durante la temporada de inactividad. Aplica el fertilizante para fomentar el rebrote cuando comience la nueva temporada de crecimiento.

Plagas y enfermedades

Dependiendo del clima y las condiciones de cultivo, hay una serie de plagas y enfermedades que pueden afectar a las plantas de uchuva. A continuación se presentan algunas de ellas y una solución natural u orgánica:

Los pulgones pueden infestar los arbustos de uchuva. Échales un chorro de agua y fomenta la presencia de insectos beneficiosos en el jardín.

Las mariquitas, las crisopas y las moscas volantes son depredadores naturales. También se puede utilizar aceite de neem hortícola. Ver: 5 recetas para combatir Pulgones de manera natural

El escarabajo del pepino puede atacar las hojas de la uchuva. Considera la posibilidad de intercalar cultivos como la cebolleta, que actúa como repelente. También se puedes utilizar aceite de neem hortícola.

Puede ser de interés leer: Cómo sembrar y cultivar Tomate de árbol (Tamarillo)

El mildiú polvoriento puede afectar a la uchuva. Aumenta la circulación de aire dejando espacio suficiente entre las plantas.

Evita regar las hojas, en su lugar, riega a nivel del suelo y aplica un fungicida. Puedes ver nuestra receta de fungicida aquí.

Comparte en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *