Cómo sembrar y cultivar Tomate de árbol (Tamarillo)

Los tomates de árbol o tamarillos (solanum betaceum) son tan fáciles de cultivar como algunos tomates, quizás esto se deba a su estrecha relación. Es un arbusto frondoso de color verde que puede alcanzar los 3 metros o más, con grandes hojas en forma de corazón y frutos de color rojo. Florece en primavera y en verano, mientras que los frutos comienzan a formarse en otoño. Aprende cómo cultivar tamarillo, también llamado tomate de árbol.

cultivar tomate de árbol tamarillo

Descripción del tamarillo

El árbol tiene grandes hojas en forma de corazón con la textura y el color de las hojas de tabaco. Las flores nacen cerca del tallo y se parecen a las del tomate, pero son más grandes y de color rosa pálido. El árbol se autofecunda.

Sus frutos tienen forma de huevo con una piel lisa y brillante de color rojo o amarillo. La piel es amarga, pero la pulpa es comestible. El tamarillo es originario de las zonas tropicales de América.

Los pequeños frutos aparecen poco después de la floración, pero tardan 6 meses en madurar en el árbol.

Si vives en una región tropical y cálida, es mejor cultivar el tamarillo en lugar parcialmente sombreado, pero si te encuentras en una región subtropical y templad, plántalo a pleno sol.

Cultivar tamarillo a partir de semillas

sembrar tamarillo

La temporada ideal para sembrar tamarillos es en primavera, después de que haya pasado el riego de heladas.

Recoge la semilla de un tamarillo muy maduro sacándolas con una cuchara del fruto. Elige los frutos que sean muy sabrosos, o que tengan las características deseadas que desees reproducir.

Coloca la pulpa con las semillas en un frasco con un poco de agua y deja que fermenten durante tres días para facilitar la limpieza, o simplemente lavanlas con abundante agua.

Humedece la tierra en la bandeja. A continuación, esparce las semillas de manera uniforme y cúbrelas con 3 mm de tierra para macetas.

Cubre la bandeja con plástico para mantener la tierra húmeda, o rocía la tierra de la bandeja todos los días.

Hay que tener un poco de paciencia, ya que las semillas pueden tardar entre 7 y 8 semanas en germinar cuando el tiempo es fresco.

Cuando salen, las dos primeras hojas se parecen mucho a las de los tomates, pero pronto desarrollan sus hojas más anchas y características, muy diferentes a las del tomate.

Trasplantar tamarillo

trasplantar tamarillo

Después de la fase de cuatro hojas, puedes trasplantarlas a una maceta más grande o directamente en el suelo donde quieras que se desarrolle. Recuerda agregar un poco de compost en el agujero antes de plantar el tamarillo.

Es muy importante trasplantarlo, porque el tamarillo es un árbol de rápido crecimiento y se atrofiará al crecer en condiciones de hacinamiento y muy probablemente enfermará y morirá por enfermedades de hongos y tizones.

Cultivar tamarillos en un jardín

Elige un lugar en el jardín en función de tu ubicación y que esté protegido de los vientos fuertes.

Cava un hoyo de plantación del doble de ancho y de la misma profundidad que el cepellón. Quita el arbusto del contenedor con cuidado de romper sus raíces.

Colócalo en el hoyo, rellénalo con tierra cubriendo bien las raíces, compacta suavemente el suelo con las manos y riega en profundidad. Finalmente, cubre el suelo con una capa de mantillo orgánico para protegerlo del sol y mantener por más tiempo la humedad.

Cultivar tamarillos en una maceta

Elige una maceta de al menos 60 cm de ancho y bastante profunda y añade tierra hasta casi la mitad.

Quita el arbusto del contenedor con cuidado y colócalo el nuevo recipiente, llena el recipiente cubriendo bien las raíces con una mezcla de calidad para macetas. Riega bien y cubre la tierra con mantillo orgánico. Una vez plantada, mantén la planta adecuadamente regada.

Cosechar tamarillos

cosechar tamarillo

La cosecha se hará esperar hasta los primeros días del otoño, dependiendo de la región también pueden ser cosechados a finales del verano.

Para cosechar tomatillos espera hasta los frutos en forma de huevo se vuelven completamente amarillos o rojos, dependiendo de la variedad que tengas. Simplemente tira del fruto quitándolo con el tallo unido.

Cuidados del tamarillo

tamarillo cuidados

Los tamarillos son originarios de los Andes, principalmente en latitudes tropicales. Debido al clima más fresco de la montaña, prefiere un clima subtropical, con temperaturas suaves de entre 15 y 20 grados C.

Es intolerante a las heladas y al estrés por sequía. En los países tropicales cálidos se cultiva con éxito en las tierras altas, y no fructifica bien en las tierras bajas.

El tamarillo necesita mucha agua y se marchitan si no se riegan todos los días. Por ejemplo, una semana o dos de negligencia en el riego anulará todo el trabajo realizado y los árboles no se recuperarán. Puede que sea necesario un cuidado regular durante el primer año de vida.

Es recomendado abonar con compost tres veces en verano. Cuando comienza la temporada, a mitad y luego cuando está por llegar el otoño.

El árbol puede crecer hasta cinco metros en condiciones favorables y son susceptibles de sufrir daños por el viento, ya que las ramas pueden romperse. Es necesario protegerlos contra el viento.

La fructificación, comienza en el segundo año, pero es mejor a partir del cuarto. El árbol es de corta vida, unos 12 años.

Hay que trasplantarlos cuando se estancan en su crecimiento o parecen no estar prosperando.

Para fomentar la ramificación, pode ligeramente la planta cuando tenga un metro de altura. También se recomienda una poda ligera después de la fructificación.

También puede ser de interés leer: Cómo cultivar Frambuesas de manera orgánica.

Necesitan mantenerse fuertes para no sucumbir a las plagas, los caracoles son su peor enemigo, ya que pueden acabar con un árbol joven en una maceta en una noche.

Comparte en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *