Cómo sembrar y cultivar una Morera (árbol de moras)

No hay que confundirla con el fruto de la zarza, la morera ofrece deliciosas moras sin los tallos espinosos y hostiles de la zarzamora. Tan ornamental como útil, este árbol frutal promete pasteles y mermeladas de verano. Descubre cómo cultivar una morera desde la siembra hasta la cosecha. Plantar moras es relativamente fácil y no requiere grandes cuidados.

Datos básicos

  • Nombre zoológico: Morus
  • Familia: Moraceae
  • Variedades: Morus rubra, Morus alba, Morus alba ‘Pendula’, Morus nigra, Morus rotundiloba ‘Mojo Berry
  • Color de la flor: Flores verdes
  • Plantación: Primavera
  • Exposición: lugar soleado
  • Tipo de suelo: Drenado
  • Follaje: Decidido
  • Enfermedades, plagas: Insectos escamosos
  • Riego: Bajo
  • Crecimiento: Árbol mediano a grande
  • Longevidad: Caduco
  • Longitud/altura: 1,50 m a 10 m
  • Cosecha: Verano
  • Virtudes medicinales: frutas con propiedades diuréticas, antiinflamatorias, antipiréticas, antioxidantes, antisépticas y antimicrobianas.

Variedades de morera

No confundas la morera, o Morus en latín, con la zarza (Rubus fruticosus). La morera es un arbusto o árbol, mientras que la zarza es una enredadera espinosa. Sin embargo, sus frutos son similares tanto en sabor como en apariencia. Aquí hay cuatro variedades de moreras con frutos comestibles:

Morera roja o Morus rubra: los frutos de esta variedad tienen un color rojo oscuro y un sabor dulce y suave.

Zarzamora o Morus nigra: frutos morados oscuros casi negros, fragantes, dulces y agrios, parecidos a los frutos de la zarza.

Morera blanca o Morus alba: nativa de China, alcanza una altura de unos diez metros y ofrece frutos que primero son blancos antes de volverse negros. Esta variedad no es conocida por el sabor de su fruta, que es bastante insípida. Hay un cultivar llorón (‘Pendula’), injertado en el tallo pero estéril, por lo que no da frutos.

Morus rotundiloba ‘Mojo Berry’: este mortero enano se caracteriza por su hábito de crecimiento compacto y un largo período de fructificación de sabrosas moras.

¿Dónde plantar una morera?

El árbol de moras prospera en cualquier tipo de suelo siempre y cuando esté drenado. Cultivar la morera en un suelo con pocos nutrientes es posible, pero un sustrato fresco y rico le permitirá crecer mejor. Se deben evitar los suelos pesados y arcillosos ya que no están adaptados a su cultivo.

La morera requiere un lugar soleado, protegido del viento y puede soportar temperaturas tan bajas como -15°C en estas condiciones.

¿Cuándo y cómo sembrar una morera?

En las regiones frías, se prefiere sembrar en primavera. En el sur o a lo largo de la costa, las moreras se plantan tanto en primavera como en otoño.

Para sembrar moras desde semillas lo ideal es hacerlo en otoño en un lugar protegido del frío y el viento. Pon las semillas en almácigos con mucho cuidado ya que son muy pequeñas, si no dispones de un almácigo puedes sembrarlas en cualquier recipiente que contenga drenaje en la parte inferior, coloca las semillas separadas unos centímetros y cúbrelas con una capa fina de tierra de jardín mezclada con un poco de compost.

Los semilleros deben permanecer a la sombra y en un lugar protegido del frío hasta que emerjan los primeros brotes. Para trasplantar la morera hay que esperar a que el árbol tenga al menos dos pares de hojas o más de 10 cm de altura.

¿Cómo trasplantar una morera?

Para trasplantar una morera la mejor época es en otoño, cuando la el árbol está aún en estado de reposo vegetativo. Ten en cuenta también que para trasplantar una morera o cualquier planta lo preferible es hacerlo a la tarde, cuando el sol ya no da directo en el lugar, esto evitará que la planta sufra el trasplante por el calor del sol y la ayudará a que pueda recuperarse mejor.

Para plantar tu morera cava un agujero del doble del tamaño del cepellón o del volumen de la raíz. Si tu suelo está muy compactado aflójalo con una pala de tenedor y agrega un poco de arena. Luego añade una palada de abono o compost a la tierra para enriquecerla.

Coloca la morera en el hoyo de manera que la corona llegue al nivel del suelo. Agrega la mezcla de abono, tierra y arena tapando con cuidado toda la raíz, enseguida riega con bastante agua, y si dispones de mantillo pon en los pies para proteger el suelo del sol y mantener la humedad por más tiempo en el suelo.

Puede ser de interés leer también: Como sembrar un árbol de Níspero

En los jardines propensos al viento se necesitará instalar una estaca. Lo ideal es que se coloque en el momento de la plantación, para no dañar las raíces. Para ello, utiliza una doble estaca que consiste en dos estacas conectadas por una abrazadera horizontal a la que se sujeta el árbol.

Mantenimiento de un árbol de moras

La morera no requiere más mantenimiento que un riego regular el primer año. El objetivo es mantener el suelo fresco, un mantillo facilitará su tarea al preservar la humedad del sustrato, además de proteger el suelo de la erosión solar.

¿Cómo se poda un árbol de moras?

La morera no es uno de esos árboles frutales que necesitan ser podados para dar frutos adecuadamente. La poda debe ser realizada al comienzo del invierno, sin embargo, se pueden quitar las ramas que se cruzan, madera enferma o muerta durante el periodo vegetativo.

Dato curioso

¿Sabías que los gusanos de seda se alimentan exclusivamente de hojas de morera blanca? El bombyx es la mariposa de la oruga llamada gusano de seda. La oruga bombyx produce así esta famosa fibra que se utiliza en la elaboración de la seda.

Redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: Contenido protegido