Cómo utilizar Hojas caídas para proteger y alimentar el suelo

Las hojas que caen pueden ser un poco molestas para algunos, pero son un verdadero regalo de la naturaleza y también son una de las formas más económicas de añadir toneladas de materia orgánica al suelo y proteger a las plantas. Aquí veremos algunas maneras de utilizar esas hojas para alimentar y proteger las plantas y el suelo del jardín, parterres y más.

utilizar hojas para proteger las plantas

Introducción

Las hojas que caen en otoño o durante el año son uno de los mejores recursos para construir un mejor suelo y proteger las plantas.

Cuando empezamos nuestra pequeña granja hace once años, no había ni un solo árbol. Pero eso no nos impidió encontrar hojas a montones para ayudar a construir nuestro suelo y proteger las plantas.

Un simple paseo en coche por algunos de los barrios boscosos de los alrededores solía dar como resultado más hojas de las que podíamos transportar. Muchas veces, incluso estaban embolsadas y esperando en la acera para ser recogidas.

Y las utilizábamos. Y aún hoy lo hacemos. De hecho, las hojas son uno de los mejores recursos para cubrir las plantas con mantillo, crear un buen compost y mejorar el suelo. Con esto en mente, aquí hay 5 maneras fantásticas de utilizar todas esas hojas que caen para potenciar tu huerta o jardín.

Maneras de utilizar hojas caídas de los árboles y arbustos

Construir una gran pila de compost

compost de hojas caídas

Sin lugar a dudas, las hojas son uno de los mejores materiales para construir la pila de compost perfecta. Se descomponen rápidamente (si se trituran primero) y están llenas de todo tipo de nutrientes para las plantas.

Todo lo que tienes que hacer es crear una gran pila de hojas, de al menos un metro de altura, y dejarla reposar durante 6-12 meses, asegurándote de que recibe la humedad adecuada.

Cuando se trata de compostar, es importante saber que algunas hojas son mejores que otras para la pila de compost.

Las hojas de arce, abedul, fresno, haya y árboles frutales son fantásticas para compostar y utilizar en el jardín y el paisaje.

En cambio, las hojas de roble y pino deben compostarse con moderación, ya que estas hojas tienden a ser más ácidas. Desgraciadamente, demasiadas en una pila pueden dar lugar a un compost que no es ideal para la mayoría de los huertos.

En este caso, puedes usar las hojas de pino o roble en los caminos para evitar que aparezcan malas hierbas, al ser acidas inhiben el crecimiento de las plantas.

Como todo lo que se pone en una pila de compost, las hojas se benefician enormemente si se trituran primero. Las hojas enteras no se compostarán rápidamente si se dejan solas en el suelo o en una pila de compost.

Nosotros creamos una pila larga y utilizamos nuestro cortacésped para triturarlas rápidamente. En unos 5 minutos, podemos reducir una enorme pila en un par de carretillas de trozos triturados.

Proteger el suelo de las plantas (mantillo)

mantillo de hojas caídas

Las hojas son excelentes para proteger los cultivos del sol fuerte del verano, unos pocos centímetros proporcionan también un gran aislamiento y protección contra las malas hierbas para los cultivos.

Cuando se utilicen hojas para este fin, es mejor dejarlas enteras. Esto ayuda a mantener el suelo cubierto, suprimiendo las malas hierbas existentes e impidiendo que las nuevas semillas de malas hierbas encuentren el suelo desnudo. Dejarlas enteras también ayuda a evitar que se vuelen.

Además, las hojas enteras también mantienen la temperatura del suelo más regulada frente a los cambios bruscos de temperatura. Esto puede ser enorme para ayudar a mantener las raíces seguras bajo el suelo.

Todo el follaje que cae es estupendo para ayudar a aislar los cultivos del jardín de finales de otoño, durante el invierno y sobre todo en verano cuando el sol es muy fuerte y quema al suelo.

Al igual que con los cultivos de jardín, una cubierta de hojas ayuda a regular la temperatura del suelo para las plantas perennes.

A medida que protegen, también se descomponen, mejorando la calidad del suelo para las plantas del año siguiente.

Esa cobertura también ayuda a reducir las malas hierbas del año siguiente, ya que dificulta que las semillas que soplan y se desplazan encuentren un hogar.

Almacenar las hojas para la primavera

Por último, ahora es el momento de triturar algunas de esas hojas sobrantes y almacenarlas para utilizarlas la próxima primavera en el momento de plantar.

Cada año en nuestro jardín, nos gusta utilizar tres formas básicas de mantillo orgánico – paja, compost y montones y montones de hojas trituradas.

La mezcla de compost y hojas trituradas ayuda a retener la humedad para las plantas. Además, se descompone rápidamente, poniendo a disposición de las plantas valiosos nutrientes.

Lo utilizamos tanto en nuestros hoyos de plantación como en la parte superior alrededor de las plantas como mantillo.

De hecho, utilizamos tantas hojas que, hace unos años, construimos un contenedor de almacenamiento para tener un gran suministro a mano en todo momento.

Puedes crear fácilmente un contenedor temporal con una valla de alambre de pollo barata para almacenar grandes reservas para tu jardín.

Puede ser de interés leer también: Cómo utilizar a aplicar Compost correctamente.

¿A qué esperas? Sal a la calle y empieza a recoger esas hojas para alimentar tu jardín y tu paisaje de forma gratuita.

Comparte en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *