Cómo y cuándo regar las plantas del jardín y la huerta

¿A qué hora debo regar las plantas de mi jardín? Algunos jardineros lo hacen temprano en la mañana, otros tarde en la noche. Otros, finalmente, no se molestan con tantas preguntas; «¡Regar cuando tengo tiempo! » Pero debes saber que la hora en la que se riegan las plantas es crucial para el buen desarrollo de las mismas, dependiendo del  momento en que se riegan las plantas podemos tener beneficios o de lo contrario grandes pérdidas de producción en el caso de la huerta. En este artículo te enseñamos cómo regar las plantas correctamente y cuándo se debe hacer a lo largo del día, para así tener un jardín o huerto muy productivo.

Regar en el momento justo

En primavera, otoño e invierno, riega tus plantas y vegetales por la mañana, ya que el frío nocturno es más notorio si el suelo está húmedo. Muchas plantas son sensibles a esto.

En verano, de debe regar al atardecer o al anochecer. Esto limitará la pérdida de agua por evaporación.

Un punto crucial; no debes regar tu jardín en las horas más calurosas del día, especialmente si mojas el follaje. Las gotas de agua tienen un efecto de lupa. Los rayos del sol pueden quemar las hojas. Y la evaporación causará que una gran parte del agua empleada para el riego se pierda.

¿Con qué frecuencia regar las plantas?

A pocas plantas les gusta tener demasiada agua, demasiado a menudo. Mucha humedad es mala para la vida del suelo y promueve enfermedades, especialmente los hongos que entran por las raíces.

En el huerto, cuando se riega demasiado, también se inundan las verduras, quedando la mayoría de las veces insípidas.

La idea es regar con menos frecuencia pero en mayores cantidades. Por lo tanto, puedes dejar de lado tu sistema de riego por goteo sin lamentarlo en favor de una regadera convencional.

La frecuencia ideal de riego es una vez a la semana en pleno verano, cada 10 días si se ha adquirido el hábito de cubrir con mantillo los arbustos y las verduras. Al regar con menos frecuencia, obligas a las plantas a echar raíces más profundas para extraer agua, por lo tanto serán menos dependientes de su cuidado.

¿Cómo usar correctamente una regadera?

  • Para cultivos jóvenes y plantas recién sembradas, riega usando una lluvia muy fina. Incluso puedes apuntar hacia arriba para regar un área más grande. Ten en cuenta que se debe regar para humedecer el suelo en el caso de semilleros y plantines recién nacidos, nunca dejes que se formen charcos demasiado grandes, si se están formando espera a que el agua baje.
  • Para los cultivos y plantas que ya están en su lugar hace tiempo, el riego se hace a través del cuello de la regadera. Algo muy importante a tener en cuenta; el agua siempre se lleva al pie de la planta, teniendo cuidado de no mojar las hojas. Este simple gesto previene el desarrollo de enfermedades.

Ten cuidado también con la fuerza del chorro y las salpicaduras si la regadera está demasiado lejos del suelo.

¿Qué capacidad de regadera se puede elegir?

En el jardín, un volumen de 10 u 11 litros es ideal para evitar tener que ir y venir demasiado entre las plantas a regar y el grifo o el depósito de recogida de agua de lluvia.

Pero hay que estar en forma para llevar el equivalente a 10 u 11 kilos, más el peso de la regadera en sí.

Por lo tanto, para regar plantas altas o en maceta, es preferible una regadera más pequeña. Con una capacidad de 5, 3 o incluso 2 litros, será más ligero y controlarás mejor la cantidad de agua vertida. Pero tendrás que viajar más y más para llenarlo.

¿Regar con agua del grifo o agua de lluvia?

Ese es siempre el gran dilema. Pero por obvias razones ecológicas, para aligerar la factura del agua y también por la cal y el cloro del agua de la ciudad, es mejor usar el agua de lluvia. Puedes almacenarla en un gran recuperador de agua conectado a una bajante del techo de tu casa.

Junto a este tanque, es aconsejable proporcionar un cubo de basura de 100 litros que puede ser utilizado como tanque. Al sumergir la regadera directamente en ella, la llenará más rápido. El agua también estará siempre a temperatura ambiente, lo que es importante en invierno para evitar el choque térmico a tus plantas.

También puede ser de interés leer: Cómo recolectar y almacenar agua de lluvia para regar.

Si tu huerto es muy grande, puedes reemplazar la regadera con una bomba sumergida en el tanque. Conectado a una manguera de jardín con una boquilla, es realmente práctico y económico regar todo más rápido.

En caso de que no puedas recolectar agua de lluvia y tienes que usar la del grifo, es recomendable servirla en un contenedor y dejarla reposar durante 24 horas para que el cloro y otras sustancias químicas se evaporen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una idea sobre “Cómo y cuándo regar las plantas del jardín y la huerta”