Guía y consejos para el cuidado de Suculentas y Cactus

Tanto si cultivas suculentas y cactus en el interior como en el exterior, es muy importante que aprendas a cuidarlas y algunas cosas importantes que debes hacer y no hacer. En este artículo veremos varios consejos para cultivar y cuidar suculentas y cactus con éxito.

cuidar suculentas

Cómo cuidar suculentas y cactus

A continuación te enseñamos los consejos para cuidar suculentas y cactus correctamente, al final del  artículo también encontrarás una serie de enlaces sobre suculentas los cuales te pueden ayudar.

Luz solar

luz solar para suculentas

La mayoría de la gente piensa que las suculentas son plantas de interior. No hay duda de que pueden cultivarse en el interior con los cuidados adecuados o con esa atención extra o especial.

Pero a las suculentas les encanta la luz del sol y les va bien con al menos cinco o seis horas de sol directo al día.

Esto también depende del tipo de suculenta. Por ejemplo, las suculentas pequeñas (recién nacidas) necesitan menos sol y tienen que ser introducidas gradualmente a la luz solar como el procedimiento de endurecimiento que seguimos para las plántulas de hortalizas.

Como la exposición al sol de 1 hora para el día 1, 2 horas para el día 2, 3 horas para el día 3 y así sucesivamente.

Discutiremos más consejos y trucos útiles como evitar el alargamiento y el crecimiento feo de las suculentas en la parte posterior de este episodio.

Temperaturas para las suculentas

Otro aspecto importante a la hora de cuidar suculentas y cactus es la temperatura. Aunque hay muchos tipos de suculentas, incluidos varios tipos de cactus que se incluyen en esta categoría, existe un rango estándar de la temperatura perfecta para las suculentas en el que tus plantas prosperarán.

El rango de temperatura perfecto para las suculentas, en general, va de 15 a 26 grados C. Este rango representa la temperatura óptima en la que el crecimiento de las suculentas no se verá comprometido.

¿Cuál es la temperatura más baja para las suculentas?

La temperatura más baja a la que las suculentas aún pueden sobrevivir es de alrededor de 4 grados C.

En caso de que las temperaturas sean inferiores y se acerquen a 1 grado bajo cero, las suculentas pueden congelarse y morir. El punto de congelación para la mayoría de los tipos de suculentas es de 0 grados C.

¿Cuál es la temperatura más alta para las suculentas?

La temperatura más alta para las suculentas es de alrededor de un máximo de 32 grados C, lo que proporciona a estas plantas una reputación halagadora de perseverancia de alto nivel.

La temperatura más alta para las suculentas no debe superar los 32 grados ya que la planta puede sufrir y morir.

Riego de suculentas

riego de suculentas

Este es otro factor muy importante para el crecimiento exitoso y saludable de las suculentas y cactus.

La frecuencia de riego depende de la estación del año. En primavera y verano, las suculentas crecen a su máximo potencial, como cualquier otra planta.

Y en la temporada de invierno el crecimiento se ralentiza y muchas suculentas entran en un estado de letargo o inactividad, al igual que otras plantas. Por lo tanto, la necesidad de riego se reduce drásticamente en la temporada de invierno.

Al regar una suculenta o un cactus, hay que seguir dos reglas para evitar el exceso de riego y la podredumbre.

La primera regla que hay que seguir es el método de la inmersión con el dedo: Introduce el dedo hasta al menos un centímetro en la tierra para comprobar la humedad. Riega sólo si la tierra está completamente seca.

Y la segunda regla es evitar que el agua se derrame sobre las hojas carnosas para evitar que se pudran.

Para ello puedes utilizar una regadera con una boquilla larga para regar sobre la tierra y evitar que el agua se derrame sobre las hojas. En tercer lugar, riega a fondo hasta que el agua salga por los agujeros de drenaje.

Por lo general, en la mayoría de los climas, es suficiente con regar una vez a la semana o, como máximo, dos veces a la semana si se mantiene al sol directo.

¿Qué temperatura debe tener el agua para las suculentas?

La mejor temperatura para regar las suculentas es una temperatura que no sea ni demasiado cálida ni demasiado fría.

La temperatura ideal para las plantas es la temperatura ambiente o la temperatura del agua de lluvia.

Suelo para suculentas

tipo de suelo para suculentas

Este es otro factor importante para el crecimiento saludable de las suculentas.

Las suculentas y los cactus necesitan una mezcla de tierra que drene muy rápidamente, por lo que la tierra normal para macetas no es recomendable para cultivar suculentas.

Por lo tanto, hay que añadir cosas que ayuden a drenar el agua muy rápidamente. Una de estas fórmulas de mezcla para macetas de suculentas es:

De 30 a 40% de tierra de jardín, de 30 a 40% de arena, de 10% a 20% de guijarros o algunas piedras pequeñas y gruesas o piedra pómez o perlita, si están disponibles, de 10 a 20% de compost, como estiércol de vaca o vermicompost, y opcionalmente se puede añadir un 10% de carbón vegetal en trozos pequeños.

No utilices fibra de coco para las suculentas, sobre todo si las cultiva en el interior, porque puede retener el agua y puede provocar moho y podredumbre en sus raíces.

Tamaño de la maceta

maceta ideal para suculentas

La elección del tamaño adecuado de la maceta también es importante para el crecimiento saludable de las suculentas y, de nuevo, esto depende del tipo de suculentas que estés cultivando.

La mayoría de las suculentas tienen un sistema radicular poco profundo y delicado, por lo que no necesitan recipientes demasiado profundos ya que puede aumentar el riesgo de podredumbre.

Para la mayoría de las suculentas recomendamos un recipiente poco profundo pero ancho, ya que un recipiente con suficiente espacio ayudará a la propagación de las suculentas que producen vástagos o crías de los lados.

Asegúrate también de que el recipiente que elijas tenga varios agujeros de drenaje. También puedes cultivar varias suculentas en un recipiente amplio, en este último caso asegúrate de dejar cierto espacio entre cada planta.

Abono para suculentas

Las suculentas no necesitan muchos abonos, pero se les puede dar una alimentación ligera como una cucharadita de vermicompost o estiércol de vaca descompuesto una vez cada 3 meses y aumentar esto durante la temporada activa, es decir la primavera y el verano.

Control de plagas

Las suculentas y los cactus se ven afectados sobre todo por las cochinillas algodonosas.

Para las cochinillas puedes pulverizar aceite de neem una vez cada 15 días como medida preventiva o una vez a la semana para eliminarlas si la planta ya está infestada.

La dosis es de 5 a 10 ml de aceite de neem por litro de agua. Ver: Cómo combatir la Cochinilla algodonosa de forma natural

Limpieza de las suculentas

Para cuidar suculentas y cactus también es bueno limpiar sus hojas cuando se llenan de polvo, ya que este no permite la entrada de luz necesaria y la planta puede tener problemas.

Limpia las hojas y las espinas con un paño húmedo para eliminar el polvo y ayudar a una mejor fotosíntesis.

Artículos relacionados con plantas Suculentas

4 Métodos para multiplicar suculentas fácilmente

Cómo cultivar suculentas en el balcón o terraza

Cómo hacer un sustrato ideal para Suculentas y Cactus

Guía para Podar Suculentas correctamente

Cómo y cuándo regar las Suculentas y los Cactus

Fertilizar Suculentas con métodos orgánicos y caseros

Comparte en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *