Consejos para el cuidado del Aloe vera (sábila)

Me atrevería a decir que la planta de Aloe Vera es la suculenta más vendida en todo el mundo. Sí, es cierto, esta planta se ha utilizado durante miles de años y sigue siendo muy apreciada hoy en día. Es una planta beneficiosa y es realmente fácil de cultivar en casa o al aire libre en el jardín, así que hoy queremos enseñarte consejos para cuidar una planta de áloe vera.

cuidados del áloe vera

Cuidados del áloe vera

A continuación compartimos los cuidados necesarios para tener plantas de áloe vera sanas y fuertes, veamos como cuidar el áloe vera:

Luz

luz correcta para áloe vera

En el jardín, quieres que tu Aloe vera reciba 2 o 3 horas de sol al día. Por regla general, puede tomar más sol creciendo en zonas costeras que en lugares cálidos del interior. 

Es mejor protegerla del sol de la tarde, una planta de áloe vera se desarrolla mejor fuera del sol fuerte. Las he visto creciendo a pleno sol por la ciudad y parecen mucho menos robustas que las mías que crecen en la sombra parcial. Además, las hojas son propensas a tener las puntas marrones debido al aire seco y al calor.

En el interior, el áloe vera necesita tanta luz como sea posible, como una exposición al norte o al oeste. No se trata de una planta con poca luz y si no recibe la luz que necesita, las hojas caerán hacia abajo. 

Sólo asegúrate de mantenerla alejada de una ventana caliente porque las hojas se quemarán.  Puede estar cerca de esa ventana, pero no dentro. Y gira la planta cada 6 meses aproximadamente si no recibe luz por todos los lados para que crezca recta.

Riego

regar áloe vera

Las plantas de áloe vera almacenan agua en sus hojas gruesas y en sus raíces gruesas y fibrosas. Son fácilmente propensas a la putrefacción de las raíces si la mezcla de tierra permanece demasiado húmeda. En otras palabras, ¡se deshacen!

Sea cual sea el lugar donde crezca tu áloe vera, debes dejar que la tierra se seque casi por completo antes de volver a regar. Yo riego las mías a fondo y me aseguro de que toda el agua se escurra. No es bueno que quede agua en un platillo o bandeja, sobre todo si crece en el interior.

En el verano, riego la mía cada 7-14 días, dependiendo del clima. Durante los meses de invierno, necesitará incluso menos agua, quizás una vez cada mes o dos. 

En el interior, una vez al mes probablemente lo harás en el verano y cada mes o 2 en el invierno. No puedo darte un horario específico. La frecuencia de riego depende del tamaño de la planta y de la maceta, de la mezcla de tierra y de las condiciones en las que crezca tu planta de áloe vera.

Suelo

suelo para áloe vera

La mezcla de tierra es una cuestión muy importante, relacionada con el riego. Es muy importante asegurarse de que la mezcla en la que se plantan las tuyas drena bien y está aireada para evitar la putrefacción de las raíces. Sí, las raíces de las plantas necesitan oxígeno y, cuando están demasiado húmedas, no pueden respirar.

Yo siempre utilizo la mezcla para suculentas y cactus y te recomiendo que la utilices siempre que vayas a plantar o replantar áloe vera en macetas.

Si crees que la mezcla que utilizas necesita elevar los factores de drenaje y aireación, entonces añade piedra pómez o perlita.

Temperatura

La temperatura es un factor importante en el cultivo de áloes. Deben cultivarse en interiores o en un invernadero que mantenga un mínimo de 5 grados Celsius (41 F)

El áloe vera es resistente a unos 2 grados C bajo cero. Pero si vives en un clima mucho más frío, asegúrate de proteger el tuyo antes de la primera helada.

Como plantas de interior, las temperaturas medias del hogar están bien para una planta de Aloe vera.

La falta de humedad en nuestros hogares puede ser un problema para otras plantas de interior, pero no para ésta. Soporta bien el aire seco de nuestros hogares.

Alimentación / Fertilización

fertilizar áloe vera

Esta planta no es exigente ni necesita fertilización. Como la mayoría de las suculentas, la fertilización no es realmente necesaria.

Yo espolvoreo una capa de 1  2 cm de humus de lombriz con una capa de de compost en todas mis plantas de contenedor, tanto en el interior como en el exterior, incluyendo el áloe vera.

En el interior, también puedes utilizar un fertilizante equilibrado para plantas de interior a media potencia, algas o emulsión de pescado una vez en primavera. Hagas lo que hagas, no abones en exceso (demasiado o muy a menudo) y no alimentes en los meses más fríos y oscuros.

Para fomentar un buen crecimiento y floración, alimenta una vez al mes durante la temporada de crecimiento, utiliza un alimento líquido cuando riegues. El alimento debe ser rico en potasio, como el abono para tomates o un alimento líquido especializado para cactus.

Poda y cosecha

podar áloe vera

No es necesaria, excepto para podar los tallos florales gastados y, por supuesto, para cosechar esas carnosas y fabulosas hojas. Puedes cortar una hoja en intervalos de 2 o 5 cm si quieres, ya que no dañará la planta en absoluto. Yo siempre quito la hoja entera porque creo que queda mucho mejor

Siempre quito la hoja entera, hasta la base o el tallo principal. Hazlo con un cuchillo limpio y afilado para obtener un corte limpio. Puedes podar sólo una parte de la hoja, pero acabarás con una gran costra en el extremo de la parte que queda.

En mi opinión, quitar la hoja entera queda mucho mejor. Las hojas tardan un tiempo en hacerse grandes y gordas (especialmente cuando se cultivan como planta de interior), así que puede que tengas que esperar un tiempo antes de recoger los beneficios.

Yo envuelvo la hoja en papel de aluminio, la guardo en la nevera y la voy cortando a medida que la necesito.  ¡A veces ese gel fresco sienta tan bien!

Plagas

Las mías que crecen en el exterior sufren de vez en cuando una ligera infestación de pulgones anaranjados (normalmente en primavera o a principios de verano), que yo elimino suavemente con la manguera del jardín.

Cuando se cultiva como planta de interior, el áloe vera también puede ser susceptible de sufrir cochinillas y escamas. Puedes limpiar las cochinillas con un bastoncillo de algodón empapado en alcohol diluido en agua. Asegúrate de comprobar las grietas de las hojas porque les gusta pasar el rato ahí.

Plantar áloe en macetas

áloe vera en maceta

Al áloe vera no le importa estar en una maceta, por lo que no es necesario replantar cada año. Yo no había replantado la mía durante al menos 3 años y estaba más que «un poco atada a la maceta». La planta estaba mucho más feliz y finalmente reverdeció después de ser trasplantada.

También puede ser de interés leer: Consejos para cultivar Aloe vera en el exterior y macetas.

A medida que esta planta crece y las hojas se hacen grandes y se llenan de gel, se vuelve bastante pesada. Necesitará una base sólida, nada de macetas de plástico endebles, por favor.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 ideas sobre “Consejos para el cuidado del Aloe vera (sábila)”