Guía para Podar Suculentas correctamente

Podar las suculentas de vez en cuando puede ayudar a evitar que se enfermen, fomentar el crecimiento de nuevas plantas y ayudar a que las suculentas tengan una vida más larga y saludable. Aprende en este artículo cómo, cuándo y por qué podar suculentas.

podar suculentas

Introducción

Con su apariencia exótica y atractiva, las suculentas son una hermosa adición a tu jardín. Mientras que estas plantas resistentes a la sequía son populares por prosperar con un poco de cuidado, es necesario ser muy particular con los pasos de cuidado para el crecimiento saludable de las suculenta.

Como ya hemos tratado muchas de las preguntas más frecuentes en nuestros artículos anteriores sobre suculentas, ya deberías conocer algunos consejos básicos para el cuidado de la mayoría de ellas. Por lo tanto, es el momento de hablar sobre cómo podar las suculentas de manera correcta para que crezcan sanas y fuertes.

Por qué podar las suculentas

podar suculentas

La poda es un paso importante para mantener sanas tus encantadoras suculentas. Eliminar el crecimiento excesivo y rebelde, así como las partes moribundas, fomenta un crecimiento vigoroso.

Mientras que las características inusuales de las suculentas hipnotizan a la vista, algunas de las plantas se extienden excesivamente, superando el espacio de su contenedor o jardín. En este punto, es necesario recortarlas para mantener la estética ordenada de su jardín.

Además, la poda puede ayudar a que estas increíbles plantas crezcan con mejor tamaño y forma. Las suculentas también requieren poda para propagar más crías. Dado que la mayoría de estas plantas pueden sellar los puntos recortados, siempre es mejor cortar los tallos enfermos, muertos o rotos, los tallos de las flores y las hojas.

Qué debes tener en cuenta al podar una suculenta

Podar suculentas tener en cuenta

Para podar suculentas, las opciones adecuada son utilizar una tijera común, un cuchillo afilado o para realizar cortes más limpios, una tijera de podar. Sin embargo, si tu planta ha desarrollado alguna enfermedad, asegúrate de sumergir o limpiar las cuchillas de la podadora en alcohol antes de cortar las partes. Esto evitará que tu herramienta se contamine.

Si estás podando las suculentas que tienen savia lechosa o espinas, no olvides usar guantes, especialmente en caso de que estés manejando tipos del género Euphorbia, como la corona de espinas y el cactus lápiz.

El Aeonium, la Crassula, el Graptopetalum, la Echeveria y otras suculentas de ramas múltiples o de tallo largo pueden podarse ocasionalmente. El nuevo crecimiento de estas plantas suele surgir del final de los cortes.

Por lo tanto, poda los tallos donde quieras que surja el nuevo crecimiento. Lo ideal es cortar a unos 3 a 5 cm desde la base de la planta, justo por encima de un nudo, de esta manera fomentaras el crecimiento sano de un nuevo tallo.

Recuerda que puedes cultivar algunos tallos cortados de tus suculentas replantándolos en un suelo bien drenado, de esta manera podrás obtener nuevas plantas.

Cuándo podar las suculentas

cuándo podar suculentas

Por lo general, las suculentas obtienen mejores resultados si se podan al principio de la temporada de crecimiento, aunque se pueden podar en cualquier momento.

Si se poda hacia el final de la temporada de crecimiento, es posible que no se vea un nuevo crecimiento tan rápido, pero éste se producirá lentamente y se recogerá una vez que comiencen a crecer activamente de nuevo.

Si tienes suculentas plantadas en el exterior, lo mejor es podarlas a principios de la primavera. Sin embargo, es bueno podar las suculentas tropicales de todo el año en las estaciones cálidas.  En el caso de las especies que florecen, pódalas mientras están inactivas en la estación fría o poco después de que empiecen a florecer.

Para los arreglos de suculentas, la primavera y el otoño son buenos momentos para podarlos y darles un poco de frescura. En primavera, recomendamos encarecidamente podar y limpiar.

Sin embargo, en otoño, hemos descubierto que es mejor dejar los arreglos lo más intactos posible. Es conveniente limpiar, quitar las hojas muertas y los restos, pero en general, la replantación, la poda y la propagación se hacen mejor en primavera.

Cómo podar las suculentas

cómo podar suculentas

Para podar suculentas, determina el punto de un tallo que piensas podar. Examina las hojas para encontrar un nodo de la hoja que puedas hacer crecer un nuevo tallo en la dirección que desees. Una vez que hayas localizado ese punto, corta el tallo justo ahí.

Si deseas hace una poda de tu suculenta porque ha crecido mucho, corta los tallos que deseas quitar y aquellos que veas algo secos, pero siempre deja al menos uno o dos nodos con ramitas, de esta manera harás que vuelve a crecer y con mas fuerza.

Haz un corte limpio de 45 grados con una herramienta de borde afilado a través del tallo a 1 cm del nodo de la hoja seleccionada. A continuación, corta 1/3 del tallo.

Para los tallos sin hojas en los que es difícil ver dónde estaban las hojas, simplemente córtalos y deja que hagan los nuevos brotes, luego recórtalos un poco más cortos si es necesario.

Dato: Por lo general, los brotes más altos serán los más grandes, y los más bajos, los más pequeños. En esos brotes ocultos e inactivos es donde se produce la magia, pero sólo cuando se corta la parte superior de la planta.

Quitar hojas secas

Con el tiempo, las hojas inferiores de tu suculenta se secarán y morirán. Esto no es motivo de alarma, es sólo parte de su ciclo de vida natural.

cómo podar suculentas

Sin embargo, tu suculenta crecerá mejor si retiras estas hojas de vez en cuando. Si permanecen en el tallo durante demasiado tiempo, puede dificultar el secado de la tierra debajo de la planta y ésta puede empezar a pudrirse.

Utiliza tus dedos para retirar suavemente estas hojas muertas. Puede que incluso veas algún crecimiento nuevo en el tallo. Si es así, ¡es fantástico! Quitar las hojas también puede ayudar a fomentar un nuevo crecimiento a lo largo del tallo.

También quita los restos de hojas secas que haya entre las plantas, especialmente si crecen en el exterior, esto puede ayudar a evitar que los insectos infecten las plantas.

Retirar las hojas secas y los restos es algo que puedes hacer con frecuencia, pero como mínimo debería hacerse tanto en primavera como en otoño.

Eliminar las plantas muertas

Es mejor eliminar cualquier planta moribunda antes de intentar salvarla, de esta manera puedes hacer sitio a esquejes de otra especie o de la misma suculenta que puedes plantar en su lugar. Aquí tienes una guía completa para reproducir suculentas mediante esquejes.

También puede ser de interés leer: 4 métodos para multiplicar Suculentas facilmente.

Las plantas moribundas o muertas pueden causar problemas en el lugar donde están plantadas, ya que se descomponen y pueden transmitir enfermedades a las demás plantas. Así que elimínala y deja lugar para otra suculenta.

Comparte en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *