Consejos prácticos para lograr una huerta sana y productiva

El verano está aquí, y para muchos comienza la lucha por mantener su huerto sano, productivo y bien mantenido durante los calurosos meses de verano. En este artículo te enseñamos varios consejos para poder mantener fácilmente una huerta productiva y sana durante toda la temporada de cultivos.

mantener huerto

Introducción

Cultivar un huerto puede ser todo un reto. Las malas hierbas pueden invadir en un abrir y cerrar de ojos, y parece que cada día que pasa llega un nuevo insecto o enfermedad que se cobra su precio en las plantas.

Es suficiente para que muchos se rindan y dejen el jardín. Pero no tiene por qué ser así. De hecho, ¡es más fácil de lo que crees! Aquí tienes 5 sencillos consejos para mantener tu huerto sano y tus plantas productivas durante toda la temporada de cultivo.

7 consejos para mantener el jardín y huerto sano, productivo y bonito

#1 Dedica de cinco a diez minutos al día, todos los días

cuidar huerta

El consejo más importante para el jardín es caminar y trabajar un poco en él todos los días. No sólo mantiene todo manejable y ordenado, sino que reduce la carga de trabajo total.

Pasar unos minutos en el jardín cada día ayuda a mantener las cosas limpias, ordenadas y manejables.

No es lo mismo dedicar de 5 a 10 minutos cada día que de 35 a 60 minutos un día a la semana. Puede que se invierta el mismo tiempo, pero no los mismos resultados.

Si dejas que el espacio de tu jardín se pierda durante días, las pequeñas hierbas se convertirán en una jungla. Es más, unas pocas ramas dañadas o marchitas pueden convertirse en una planta muerta en poco tiempo.

#2 Elimina rápidamente las plantas dañadas o enfermas

cuidar huerto eliminar plantas enfermas

Cuando recorras tu jardín a diario, retira siempre cualquier material vegetal que haya sido dañado por plagas, enfermedades, vientos fuertes o tormentas.

Los pequeños problemas y daños por insectos pueden convertirse en grandes problemas si se dejan durante días.

Las ramas y el follaje dañados suponen un gran estrés para las plantas. Pueden debilitar su estructura y convertirla en un objetivo fácil para una plaga o enfermedad.

Además, dirigen la energía de la planta hacia la curación de los daños, y no hacia la producción de más flores o verduras.

#3 Recoge las hortalizas temprano y con frecuencia

cuidar huerto cosechar temprano

Una de las mejores cosas que puedes hacer para mantener tu jardín productivo y saludable es cosechar a menudo.

Muchas plantas hortícolas, como los tomates, los pimientos y los pepinos, dejan de producir nuevas floraciones cuando la planta se sobrecarga de productos en fase de maduración. Y si no hay nuevas floraciones, no hay más hortalizas.

Recoger con regularidad también ayuda a mantener a raya las plagas y permite tener un huerto más sano. Las verduras y frutas blandas y demasiado maduras son un imán y un caldo de cultivo para las plagas y los animales.

#4 Regar en el momento adecuado

cuidar huerta regar

El riego de un huerto o jardín es crucial para su buena salud, el riego debe realizarse en las horas del día que el sol no es demasiado fuerte y caluroso.

Los mejores momentos para regar son en la mañana y al caer la tarde. Si riegas por la mañana procura que sea  bástate temprano, hazlo antes de las 10 de la mañana, si prefieres regar por la tarde, hazlo cuando el sol ya no esté alumbrando el lugar.

Intenta regar siempre a nivel del suelo sin mojar demasiado el follaje de las plantas ya que esto puede provocar aparición de hongos y otras enfermedades. Ver: Cómo y cuándo regar las plantas del jardín y la huerta

#5 No labrar las hileras de cultivo

cuidar huerto no regar

El laboreo entre hileras no sólo consume tiempo, sino que es perjudicial para tu jardín. La labranza entre las hileras en verano realmente causa más daño que bien.

Aunque pueda parecer una buena forma de eliminar las malas hierbas, el laboreo frecuente del jardín es duro para el suelo y las plantas. Es más, en realidad provoca más malas hierbas de las que elimina.

Limítate solo a quitar aquellas plantas no deseadas, sacándolas de raíz una por una en vez de dar vuela todo el lugar.

El suelo desnudo provoca la pérdida de humedad y permite que nuevas semillas de malas hierbas entren y se afiancen. Y cada vez que labras, vuelves a plantar más semillas de malas hierbas que estaban dormidas en la superficie.

Lo creas o no, escardar las plantas también tiene el mismo efecto. Cada vez que se remueve el suelo, se crean más malas hierbas y problemas en el futuro.

Entonces, ¿cuál es la respuesta a un jardín sano, de bajo mantenimiento y libre de malas hierbas? Todo comienza con el siguiente consejo.

#6 Usar mantillo

cuidar huerto aplicar mantillo

En lugar de labrar, ¡acolcha! Comienza colocando un mantillo grueso de hojas trituradas, paja o corteza natural triturada en tus hileras. Esto ayudará a mantener las malas hierbas fuera permanentemente, y la estructura del suelo intacta.

El acolchado, conocido como mantillo o mulch, es la respuesta a unas plantas más sanas y a menos malas hierbas.

Y la misma magia de acolchado funciona también alrededor de las plantas. Puedes utilizar una pesada capa de 10 o 15 cm de compost, recortes de césped y paja alrededor de cada una de las plantas.

Esto ayuda a mantener las malas hierbas fuera, retiene mejor la humedad en el suelo, y el compost proporciona un poco de fertilizante también, ya que se filtra en el suelo.

Y lo mejor de todo es que elimina todas las tareas de labranza y azadón. Por un huerto sano y productivo durante todo el verano.

#7 Abonar

cuidar huerto abonar

Una de las mejores cosas que puedes hacer es abonar con abonos orgánico. Lo ideal es aplicar abono al suelo en primavera, cuando las plantas comienzan a crecer, luego un poco en verano cuando comienzan a dar frutos y finalmente en otoño, para devolverle al suelo los nutrientes que ha perdido durante la temporada de cultivo.

Existen varios tipos de abonos caseros y orgánicos, compost, fertilizantes líquidos, te de compost, etc. A continuación te dejamos una serie de artículos donde enseñamos las diferentes maneras de elaborar abonos y cómo aplicarlos correctamente.

Cómo hacer Compost en casa, guía para principiantes

9 abonos líquidos para hacer con hierbas y plantas

Cómo hacer abonos y fertilizantes líquidos orgánicos

8 tipos de Abonos caseros para el jardín y la huerta

Como haz podido ver, cuidar un huerto no tiene por que ser una tarea pesada y tediosa, siguiendo estos consejos lograrás tener un jardín comestible sano y con buena producción.

Comparte en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *