Consejos para criar Gallinas ponedoras en casa

Cada vez más personas han decidido instalar un gallinero en su jardín para disfrutar de maravillosos huevos caseros. En este artículo veremos como criar gallinas en el jardín o huerto, explicamos todo lo necesario para tener gallinas sanas y ponedoras.

criar gallinas

¿Cómo elegir la raza de gallinas que mejor se adapte a sus necesidades y deseos? ¿Cómo podemos recibirlos en buenas condiciones? ¿Qué limitaciones crea su presencia? ¿Qué beneficios pueden aportar al jardín? Te lo contamos todo en este artículo.

¿Por qué criar gallinas en casa?

Tener un gallinero en casa es la garantía de poder comer huevos extra frescos durante gran parte del año, o incluso durante todo el año, dependiendo de las razas que elijas.

Sabiendo que una gallina que se siente bien en el lugar donde vive puede poner hasta un huevo al día, puedes obtener hasta 300 huevos al año, con un pico de puesta de huevos durante el período de verano. Suficiente para preparar buenas comidas y darse el gusto.

Muy sabrosos, los huevos de tu gallinero son a menudo de mejor sabor que los que se compran en las tiendas o supermercados.

Hasta 200 kilos menos de residuos al año

Además de poner buenos huevos, una gallina también es ecológica. Ellas son seres omnívoros, se alimenta de todos los residuos de comida. Cáscaras de verduras, pasta, sobras de ensaladas, quesos, zanahorias, cascaras de papa, etc. ¡se come casi todo!.

Una sola gallina puede ingerir hasta 200 kilos de restos de comida en un año, ¡o sea, entre el 30 y el 40% de la basura doméstica producida por una familia cada año! Acoger una gallina en tu jardín puede ser, por tanto, una buena forma de contribuir a reducir el peso de nuestros contenedores.

Además de esta ingesta de alimentos, es importante comprar en la tienda de mascotas un alimento especialmente adaptado a tus gallinas. Generalmente son llamados «ración para ponedoras». Esto les permitirá tener una dieta completa adaptada a sus necesidades nutricionales.

Estarán en perfecto estado de salud durante mucho tiempo. También uno de su principal alimento es el maiz, así que si lo cultivas es bueno sembrar un poco más para ellas.

También recuerda cambiar el agua en los bebederos regularmente, asegurándote de que siempre estén llenos. La falta de agua puede ser mortal para las gallinas.

Una ayuda preciosa en el jardín

Muy aficionadas a las babosas, los caracoles y muchos otros insectos, las gallinas de jardín juegan un papel importante en el equilibrio natural. También ayudan a desherbar. Gracias a ellas, el musgo que invade el césped será cosa del pasado.

También les encanta picotear la fruta que ha caído de los árboles y así limitar la presencia de avispas y otros insectos no deseados. Pero ten cuidado, es mejor mantenerlas fuera del huerto si no quieres que pisoteen todas tus plantaciones y conviertan la zona de cultivo en un campo de batalla.

¿Cómo debe ser el gallinero?

En primer lugar, deben tener un pedazo de tierra. Se requiere un mínimo de 4m2 por gallina para que se sientan bien y cómodas en su espacio. Tener una gallina en un balcón no es una opción. Si bien no es un animal muy exigente en términos de confort, es necesario que tengan una superficie suficiente para poder jugar y… ¡raspar el suelo! De hecho, rascar y cavar la tierra está en su naturaleza, es incluso su principal ocupación.

En cuanto al gallinero, es necesario prever uno para que, en caso de mal tiempo, tus gallinas puedan refugiarse y estar secas. También será muy útil en caso de altas temperaturas para que puedan ponerse a la sombra.

Dentro debes hacer repisas elevadas del suelo para que ellas duerman, les gusta dormir en la altura. Con unos palos de madera o cañas bastará para hacer unas repisas elevadas unos 30 cm del suelo. Si haces varias procura que estén todas a la misma altura, esto evitará la jerarquía dentro del gallinero y se evitarán peleas.

También si quieres que pongan huevos en el mismo lugar todos los días, haz varios ponederos, estos pueden ser hechos con madera, bidones grandes recortados, cajas de cartón, etc.

Dentro de ellos pon paja o césped para hacerles un colchón para que estén cómodas a la hora de poner. Ubícalos dentro del gallinero y enfrentados a las repisas para dormir. Nunca los pongas juntos, ellas comen en un lado y duermen en el otro.

Recuerda rodear el gallinero con una pared o cerca metálica de al menos 1 metro de altura o más. Esto evitará que las gallinas escapen y pisoteen la huerta o jardín. Idealmente, la cerca debe ser enterrada para evitar que los depredadores entren en el recinto.

Dependiendo de la ubicación, los ataques de gatos, zorros u otros animales pueden ser frecuentes. Para evitar este tipo de inconvenientes, es mejor encerrar a las gallinas durante la noche.

Mantener una estricta higiene

Para garantizar la buena salud de tus gallinas, es importante respetar ciertas normas de higiene, como la limpieza periódica del gallinero. Lo ideal es que se haga una gran limpieza semanal.

La eliminación del estiércol, la sustitución de la paja usada y, si es posible, la desinfección del gallinero con productos fitosanitarios adecuados son algunas de las tareas de mantenimiento que deben llevarse a cabo con regularidad.

Un pequeño consejo: en lugar de tirar los excrementos, guárdalos para tu jardín, serán un excelente fertilizante natural. Enriquecerán el suelo destinado a las plantaciones, ya sean cultivos de hortícolas o florales. También se pueden añadir al montón de compost.

¿Qué raza de gallinas elegir?

Existen muchas razas de gallinas, algunas de las cuales son llamadas ornamentales. Su plumaje es generalmente más colorido y a veces tiene aspectos muy diferentes a los de las gallinas que estamos acostumbrados a ver.

Sus huevos son generalmente más pequeños, pero tan sabrosos como los de las razas más comunes. Entonces es una cuestión de gusto y estética. Dependiendo de la raza, el aspecto puede ser muy diferente. Las más comunes son las llamadas gallinas coloradas.

Según las razas, los personajes también difieren. Algunas son más sociables y más capaces de poner huevos que otras. Si decides utilizar gallinas de diferentes razas, es mejor informarse de antemano sobre su capacidad de convivencia entre ellas.

Esto evitará algunas discusiones en el gallinero. ¿Quizás también haya razas locales? No dudes en solicitar más información. De ser así, se adaptarán al entorno local y es probable que sean más resistentes.

En términos de tamaño, van desde las enanas hasta las grandes. La mejor manera es contactar con un productor de tu zona especializado, que te dará el mejor asesoramiento en función de lo que tu desees.

Una gallina es buena, pero no hay que olvidar que la gallina es un animal sociable al que no le gusta la soledad. Para su bienestar, por lo tanto, es mejor tener por lo menos dos o tres, estarán más satisfechas y mejor en su lugar de residencia.

La manera más fácil de determinar el número de gallinas a adoptar es estimar primero el consumo de huevos, sabiendo que una gallina pone un promedio de 1 huevo por día. Y el otro aspecto importante es tener en cuenta el lugar que se dispone para que estén cómodas. Recuerda lo que ya dijimos, ellas necesitan de al menos 4 metros cuadrados cada una para ser felices.

¿Dónde comprar las gallinas?

En cuanto a la compra, si quieres comprar pollitos, pagarás menos por ellos, pero esto requerirá de cierto trabajo. El uso de una lámpara puede ser necesario en las primeras semanas para asegurar un mínimo de calefacción.

Dependiendo del lugar donde vivas, puedes encontrar gallinas para comprar en los mercados, directamente de los productores o de las tiendas de mascotas.

Alternativamente, las gallinas de criadero pueden ser adoptadas o compradas. La forma más fácil es contactar directamente con los criadores.

Cada 18 meses, vacían sus granjas y las gallinas van al matadero. Algunas asociaciones o grupos de protectores de animales también ofrecen estas gallinas para adopción.

Datos extras

El gallinero debe estar a oscuras en la noche, no les pongas luz y debes evitar que entre desde afuera.

También puede ser de interés leer: 10 formas de usar cáscaras de huevo en el jardín y la huerta.

Si prefieres dejarlas sueltas y llega la noche no hace falta que salgas a corretearlas para atraparlas y guardarlas en el gallinero, ellas al caer la tarde se van solas a su lugar de dormir, son unos animalitos muy inteligentes.

Comparte en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una idea sobre “Consejos para criar Gallinas ponedoras en casa”