Cuándo y cómo Abonar bulbos florales en maceta o jardín

Aunque los bulbos almacenan alimentos de forma muy eficiente, es necesario darles un buen comienzo en el momento de la plantación para obtener los mejores resultados. Un suelo sano permite a los bulbos aprovechar el alimento disponible. En este artículo veremos cuándo y cómo abonar bulbos florales.

abonar bulbos florales

Introducción

Los bulbos de flor ya tienen esencialmente toda la energía y los nutrientes que necesitan para brotar, florecer y prosperar. Sin embargo, debes asegurarte de proporcionar las condiciones óptimas para que el bulbo empiece a crecer: un suelo suelto y con buen drenaje es imprescindible.

Los bulbos prefieren un pH neutro. Un análisis del suelo revelará el pH si tienes dudas. También debes asegurarte de que los bulbos no estén en tierra con humedad constante o se pudrirán.

Una vez que hayas elegido dónde plantar tus bulbos de primavera, enmendar el suelo con un fertilizante orgánico, como el estiércol compostado, te ayudará a preparar el sitio. Y la mayoría de las veces, eso es todo lo que tendrás que hacer antes de plantar y esperar pacientemente a la primavera.

Sin embargo, una vez que hayas preparado tus bulbos de flor para que tengan éxito en su entorno, es posible que quieras pensar en las futuras flores. El momento es clave si quieres ayudar a que esos bulbos vuelvan a florecer para ti.

Tipos de abonos

Utilizar abonos granulares al plantar

Abonar bulbos abono granular

Los fertilizantes granulares, compuestos por partículas diminutas que no se disuelven rápidamente en el agua, permanecen en el suelo durante más tiempo que los fertilizantes líquidos; más tiempo es mejor.

Abonar bulbos al momentos de la plantación te asegura que la planta tenga buenos nutriente por mucho tiempo. Para aplicar el abono, hay que mezclar los fertilizantes granulares, orgánicos o inorgánicos, con la tierra en el fondo de los hoyos de plantación.

Utilizar fertilizantes líquidos una vez que los bulbos estén establecidos

Abonar bulbos abono liquido

En los años siguientes, cuando sea necesario hacerlo porque la floración está disminuyendo (no porque los bulbos estén saturados), abona los bulbos que florecen en primavera y están en reposo en verano con un fertilizante líquido, que es absorbido tanto por las hojas como por las raíces de la planta.

Este proceso proporciona una fuente de nutrientes fácilmente disponible, pero de corta duración. Ver: Cómo hacer abonos y fertilizantes líquidos orgánicos.

Abonar bulbos para que vuelvan a florecer

Abonar bulbos vuelvan a florecer

Para los bulbos que quieres que vuelvan a florecer al año siguiente, como las fritillarias, las campanillas de invierno, los jacintos y los tulipanes, planea añadir el abono en primavera.

Elige un abono orgánico, granulado y de liberación lenta que sea más alto en fósforo y más bajo en nitrógeno, ya que si tiene mucho nitrógeno puede fomentar la producción de hojas a expensas de las flores.

Espolvorea un fertilizante granular de liberación lenta formulado para bulbos de flores en el jardín una vez que las plantas empiecen a asomar por el suelo en primavera.

Utiliza el envase para determinar la cantidad que debes utilizar. Espolvorea la cantidad recomendada alrededor de la planta (pero no sobre ella).

Abona una segunda vez cuando los bulbos hayan terminado de florecer. Si tienes tiempo, aplica un tercer abono, también a media potencia, dos semanas después del segundo.

Una vez que los bulbos han florecido, todavía tienes trabajo que hacer. Los bulbos necesitan sus hojas para producir alimentos que almacenan como reservas en sus estructuras subterráneas.

Cortar las hojas justo después de que las flores se marchiten detiene la producción de alimentos. Mantén las hojas en crecimiento mientras estén verdes y tengan un aspecto saludable. No las elimines hasta que empiecen a amarillear.

Abonar bulbos en suelos pobres

Abonar bulbos suelos pobres

En los jardines con suelos pobres, hay que añadir abono al plantar y de nuevo en primavera. Añadir un abono granulado en otoño y cuando empiecen a brotar en primavera puede ayudar a la producción de flores.

Para los jardines con suelos pobres, enmendar la tierra con compost y añadir un fertilizante granular en el momento de la plantación dará a esos bulbos un impulso extra de nutrientes. Esto debería ayudar a la producción de flores.

Rellena la tierra alrededor de los bulbos recién plantados en lugar de añadir el fertilizante en el hoyo de plantación, ya que el contacto directo puede quemar los bulbos.

Añade una capa de hojas trituradas en el lugar de plantación como mantillo de invierno. Cuando empiecen a descomponerse, también ayudarán a mejorar el suelo.

Cuándo abonar bulbos que florecen en verano y otoño

Los bulbos que florecen en verano, como las dalias y los caladium, y los que florecen en otoño, como los colchicum, también pueden beneficiarse del abono.

Una vez que elijas dónde vas a plantar tus bulbos, asegúrate de enmendar la tierra con mucha materia orgánica.

Después de plantarlos, espolvorea un fertilizante granular de liberación lenta para bulbos alrededor de la zona de plantación y riega bastante.

Y, al igual que con los bulbos de primavera, deja que el follaje se muera por completo antes de podarlo.

Artículos relacionados:

Tipos de bulbos florales ideales para plantar en macetas.

7 consejos para cultivar bulbos jóvenes en el jardín.

Compártelo en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.