Cultivar Mizuna (lechuga japonesa) de forma orgánica

La mizuna (Brassica rapa subsp. nipposinica) también conocida como lechuga japonesa es una planta de origen asiático, actualmente se cultiva en las regiones templadas de todo el mundo. Puedes cultivarlas a principios de la primavera como hojas tiernas, plantarlas en macetas o incluirlas en un jardín ornamental comestible. Aprende cómo sembrar y cultivar mizuna de manera orgánica y todos sus cuidados.

cultivar mizuna mostaza japonesa

¿Qué es la mizuna?

La mizuna es una planta de color verde mostaza con unas hojas muy características y un sabor suave y dulce.

Su clasificación botánica como B. rapa var. japonica significa que es un pariente de los nabos, pero en la cocina, los dos tienen usos y perfiles de sabor diferentes.

Las hojas de mizuna tienen un toque de pimienta y responden mejor a los métodos de cocción rápidos, como la cocción al vapor o el salteado.

Las plantas tienden a crecer unos 25 cm de altura, y se extienden poco, entre 20 y 40 cm. Algunas variedades tienen un hábito de crecimiento en forma de montículo, mientras que otras crecen en posición horizontal.

Para saber cómo empezar tu propia historia personal con este verde asiático fácil de cultivar y sabroso, sigue leyendo para aprender a cultivar mizuna.

Dónde y cuándo cultivar mizuna

Dónde y cuándo cultivar mizuna

El mejor momento para sembrar mizuna es durante un periodo de tiempo fresco. Crece a temperaturas que oscilan entre los 7 y los 23°C, aunque el extremo más frío de este rango produce hojas más sabrosas y de sabor más suave.

Elige un lugar con suelo rico en materia orgánica que reciba pleno sol o sombra parcial. Independientemente de la cantidad que vayas a plantar, lo ideal es empezar a sembrar unas cuatro semanas antes de la fecha media de la última helada en tu zona.

Para evitar las plagas y enfermedades habituales de los cultivos de coles (o agotar el suelo), elige una zona en la que no hayas cultivado ninguna de sus parientes brásicas en las dos últimas temporadas.

Es decir, un lugar donde no hayas plantado rúcula, brócoli, col rizada, bok choy o incluso rábanos.

Cómo sembrar semillas de mizuna

sembrar mizuna

Prepara el bancal trabajando la tierra hasta unos 20 cm. Rompe los terrones y añade algo de material orgánico bien envejecido, como estiércol o compost.

Cada jardinero adopta un enfoque diferente para la siembra, pero el método que a mí me funciona bien es plantar un trío de semillas a 1 cm de profundidad separadas cada 10 cm, en hileras separadas unos 30 centímetros.

Plantar dos o tres semillas asegura el éxito, ya que no todas logran germinar, si crecen muchas juntas quita aquellas plántulas que consideres más débiles y deja las más fuertes.

Si quieres ahorrarte trabajo, a algunos jardineros les gusta esparcir las semillas por toda la superficie del parterre, este método funciona muy bien, solo que no contarlas exactamente donde crecerán.

Sea cual sea el método que elijas, recuerda regar después de la siembra con abundante agua, pero hazlo poco a poco para no hacer charcos en el lugar. Deberías ver los primeros brotes en un plazo de cuatro a diez días.

Si quieres cultivar mizuna en macetas, pon dos o tres semillas por cada una, mantén siempre el sustrato húmedo pero no empapado y en pocos días comenzarán a brotar. El tamaño de la maceta debe ser de 5 litros en adelante para que pueda crecer correctamente.

Cultivar mizuna

cómo cultivar mizuna

El cuidado y el cultivo de estas tiernas hortalizas después de que broten requiere un poco de trabajo, pero mucha atención.

Por ejemplo, deberás revisarlas a menudo para asegurarte de que no están invadidas por las malas hierbas. Una vez que las malas hierbas se afianzan, compiten por el agua y los nutrientes, y suelen ganar.

O bien aplicas un mantillo apto para hortalizas para mantener las malas hierbas a raya, o te aseguras de arrancar a los infractores rápidamente.

Las plantas necesitan unos dos centímetros de agua a la semana para asegurarse de que crecen rápidamente. Si la lluvia no se lo proporciona, asegúrate de hacerlo. Pero ten cuidado de no mojar las hojas. Eso puede favorecer la aparición de enfermedades.

Riega en la línea del suelo. Si tienes que usar una manguera o un aspersor, asegúrate de hacerlo cuando todavía hay tiempo suficiente para que el sol seque bien las hojas antes de que anochezca.

Si han crecido muy juntas, separa las plantas unos 30 centímetros cuando se acerquen a la madurez. Eso permite un espacio suficiente para la amplia circulación de aire que ayuda a evitar que las infecciones por hongos se desarrollen o se propaguen rápidamente.

Cosecha y almacenamiento

sembrar mizuna

Puedes empezar a cosechar mizuna tan pronto como las plantas formen un conjunto de hojas verdaderas y tengan al menos 5 o más cm de altura.

Si las condiciones de crecimiento son óptimas, eso podría ocurrir en sólo dos semanas desde la siembra.

Arranca las plantas con raíces y todo, lávalas y deja que se sequen en un paño de cocina limpio, y tendrás un buen complemento para las ensaladas de primavera, o una guarnición para la sopa, los guisos o la pizza.

También puedes utilizar el método de «cortar y volver» para cosechar las hojas exteriores. Corta las hojas que desees cosechar a unos dos centímetros por encima de la corona. Las hojas interiores se quedan para seguir creciendo y formar una nueva planta.

Puedes cortar las hojas tiernas, o las hojas exteriores de 10 a 20 cm, según sea necesario. Sólo asegúrate de no cortar más de un tercio del follaje cada vez, o la planta podría marchitarse o morir en lugar de que le crezca un nuevo conjunto de hojas.

Consérvalas en una bolsa de plástico en la nevera  y se mantendrán frescas durante uno o dos días, pero pierden sabor y textura con bastante rapidez.

Una vez que las hojas miden más de 20 centímetros de largo, se acabaron los días de ensalada. Las más largas siguen siendo sabrosas en un salteado, pero son demasiado duras para servirlas crudas. Si crecen más de 20 cm, se vuelven fibrosas y amargas.

Cosechar semillas de mizuna

cosechar semillas de mizuna

Si tienes espacio, también puedes dejar los tallos en flor para que luego produzcan semillas. Las abejas y otros insectos polinizadores lo apreciarán mucho, y luego podrás obtener semillas para volver a sembrar.

Deja que las vainas de las flores se sequen por completo en la planta, una vez secas córtalas y llévalas al interior para poder quitar fácilmente las semillas.

Estas son muy pequeñas, así que ten cuidado al extraerlas porque caen por todos lados, lo mejor es hacerlo dentro de una caja o recipiente cualquiera.

Enfermedades y plagas

La mizuna no es propensa a las enfermedades y plagas habituales de las brassicas, pero, por desgracia, es atractiva para algunas plagas.

Los escarabajos pulga son los que más daño hacen a esta verdura de hoja verde. Las babosas, las moscas blancas y los pulgones también pueden dañar las hojas si no se mantienen a raya.

En estos enlaces puedes aprender cómo combatirlos:

Cómo eliminar y evitar los Escarabajos Pulga de las plantas

Métodos naturales para evitar y combatir Babosas

Cómo combatir a la Mosca Blanca en los cultivos orgánicos

5 recetas para combatir Pulgones de manera natural

Comparte en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *