Cultivar Oreja de Elefante (alocasia) y todos sus cuidados

Oreja de elefante o Alocasia es el nombre que se suele dar a un conjunto de plantas tropicales perennes. La cualidad más distintiva de estas plantas reside en sus enormes hojas en forma de corazón. Estas plantas crecen en abundancia en los países asiáticos, Indonesia y Malasia. Aprende a cultivar oreja de elefante, en el jardín, en maceta y todos sus cuidados.

cultivar oreja de elefante

Cultivar oreja de elefante en el jardín

Las orejas de elefante necesitan condiciones cálidas para crecer, por lo que tendrás que plantarlas cuando haya pasado la última amenaza de heladas.

Una vez que la temperatura del suelo alcance al menos los 18 grados Celsius, puedes plantar tus bulbos y tubérculos directamente en tu jardín exterior.

Las orejas de elefante requieren una sombra parcial y un espacio amplio para crecer. El tamaño del tubérculo o del bulbo será un indicador fiable del tamaño que tendrá la planta: Cuanto más grande sea el tubérculo o el bulbo, más grande crecerá la planta.

En una región tropical, las plantas oreja de elefante pueden crecer hasta 1.5 metros con un ancho de alrededor de 60 a 90 cm.

sembrar planta oreja de elefante

Elige una zona de plantación con sombra parcial que tenga espacio suficiente para albergar tus plantas.

Las orejas de elefante se alimentan mucho y prefieren un suelo ligeramente arcilloso, ácido y con buen drenaje.

Antes de plantarlas, enmienda el suelo con unos centímetros de compost. A continuación, afloja los primeros 20 a 30 centímetros de tierra, para que las raíces tengan espacio para extenderse a medida que la planta crece.

Cava un agujero lo suficientemente grande como para que quepa todo el bulbo o el tubérculo, de unos cinco a seis centímetros.

Cada una de las plantas debe tener alrededor de 60 cm de espacio entre ellas en el caso de las plantas más pequeñas, y de 1 metro en el caso de las orejas de elefante más altas.

Cuando estés listo para plantar, coloca el lado más plano del bulbo hacia abajo en el suelo, asegurándote de que la punta de crecimiento esté a unos 10 o 20 centímetros por debajo de la línea de tierra. Cubre la raíz con tierra y riega con bastante agua.

Plantar oreja de elefante en maceta

cultivar oreja de elefante en maceta

Si estás planeando cultivarla en maceta, primero consigue una grande de unos 20 litros o más.

Rellena alrededor del 75% de esta maceta con una mezcla de tierra sencilla y ligera y, a continuación, coloca la planta en ella con cuidado.

Asegúrate de que el bulbo de la planta esté colocado de forma que la raíz reciba suficiente tierra. Es más, debe plantarse a una profundidad de al menos 10 o 20 centímetros en el suelo.

Cuando se trata de cultivar plantas de oreja de elefante en una maceta, la tierra estándar para macetas es suficiente para la tarea. Al plantarlas, asegúrate de que la zona basal de los tallos reciba suficiente tierra.

También debes dejar entre 2 y 3 centímetros de tierra hasta la zona superior de la maceta para que el riego sea rápido y sin complicaciones.

El recipiente debe colocarse completamente bajo el sol o en una zona donde reciba una sombra parcial.

La planta necesita mucha humedad, por lo que hay que regarla todos los días para mantener la tierra húmeda. Dado que no sufre problemas de plagas o enfermedades, los requisitos generales de mantenimiento son mínimos.

Cultivar oreja de elefante en el interior

Dados los sencillos requisitos de mantenimiento, la planta Oreja de Elefante puede cultivarse como planta de interior.

Cuando tengas la maceta en el interior, intenta colocarla en cualquier lugar luminoso. Si no encuentras ninguno, asegúrate de que crece en una zona donde tenga acceso a niveles moderados de luz interior.

Si la planta se mantiene cerca del alféizar de la ventana y observas que sus hojas blanquean el color o se decoloran en los bordes, considera la posibilidad de trasladarla a una zona relativamente más tenue.

Cómo cuidar las orejas de elefante

cuidados de planta oreja de elefante

Las orejas de elefante son plantas de relativamente bajo mantenimiento que requieren cuidados básicos para prosperar:

Recortar

Muchos tipos de orejas de elefante pueden extenderse rápidamente, por lo que si no las cultivas en jardineras o grandes contenedores, tendrá que recortar las plantas regularmente para contener la propagación.

Poda y recorta las hojas amarillas, marrones o moribundas utilizando una cuchilla limpia para recortar el tallo en la parte más cercana a la base de la planta sin dañar el tallo.

Riego

A la planta Oreja de Elefante le gusta la humedad. Se desarrolla mejor en un entorno con mucho acceso al agua. Para un crecimiento óptimo, estas plantas necesitan un suelo húmedo y orgánico, y este requisito se mantiene incluso durante los meses más cálidos.

Por eso, si vives en una región tropical, es importante regar la planta más de una vez al día (especialmente durante los meses de verano).

La cantidad y la frecuencia de los riegos pueden disminuirse en invierno, ya que, en esta época, no requieren mucha agua como otras veces a lo largo del año. Mientras cuida estas plantas, esté siempre atento a los signos visibles de sequía y aumente el nivel de riego en consecuencia.

Los signos más comunes de estrés por sequía son las hojas que cojean o casi se marchitan. Para evitar esta situación, también puede forrar la planta con perlas de agua. Pero incluso en casos como éste, es importante revisar la planta de vez en cuando para comprobar si recibe el agua adecuada.

Proteger del viento

Aunque las resistentes hojas de la oreja de elefante pueden soportar diversas condiciones adversas, no son inmunes a los vientos fuertes. Ten a mano coberturas o protecciones para tus orejas de elefante.

¿Cuánto sol necesita una planta de oreja de elefante?

Las plantas de oreja de elefante se desarrollan mejor en zonas que reciben sombra total o parcial. Sin embargo, la necesidad de luz solar depende por completo de la zona en la que se haya plantado, de las condiciones climáticas generales y del tipo de suministro de agua.

En varias zonas frescas y húmedas, el pleno sol no suele ser tan duro o caluroso en comparación con las zonas secas. Por ello, es preferible que estas plantas reciban una cantidad significativa de sol filtrado, tanto en el interior como en el exterior.

Hay que tener en cuenta que el crecimiento de las plantas de Oreja de Elefante puede verse muy afectado si no reciben mucha luz solar. En estos casos, sus hojas tomarán un tono amarillento o naranja pálido.

Por lo tanto, si ves que las hojas de tus plantas Oreja de Elefante adquieren una tonalidad similar, considera la posibilidad de trasladarlas a una zona más iluminada o a cualquier otra zona donde reciban abundante luz solar.

En este caso, también debes asegurarte de que la planta reciba una luz solar adecuada y no excesiva, ya que un exceso de luz solar puede quemar las hojas de la planta.

Mantén el suelo rico

Las orejas de elefante prefieren un suelo ligeramente arcilloso y ácido. Utiliza un fertilizante equilibrado una o dos veces al mes, según sea necesario.

El acolchado puede ayudar a mantener la humedad y la temperatura del suelo, manteniéndolo caliente y protegido.

¿Es la planta Oreja de Elefante venenosa?

Las plantas de oreja de elefante pueden ser venenosas si se ingieren en grandes cantidades. Las hojas y los tallos de estas plantas están revestidos de ácido oxálico que podría provocar una serie de dolencias en niños y mascotas.

Puede ser de interés leer: Cultivar Cinta (lazo de amor) y todos sus cuidados.

Sin embargo, si se hierven estas hojas y se cocinan, las toxinas se vuelven inofensivas. Esa es también la razón por la que personas de varias culturas la han consumido durante años.

Comparte en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *