Cultivar un Árbol del amor (Cercis siliquastrum) y sus cuidados

El Árbol del amor (Cercis siliquastrum) también conocido como Ciclamor, Algarrobo loco o Árbol de Judas es uno de los mejores árboles ornamentales que puedes cultivar. Tiene una hermosa floración primaveral y un follaje maravilloso, en este artículo veremos cómo sembrar, propagar y cultivar un Árbol del amor y sus cuidados.

cultivar árbol del amor

Descripción básica

Al ser de crecimiento lento y relativamente compacto, alcanzando unos 4,5 m a 6 m de altura en 20 años, el árbol del amor es uno de los mejores árboles para jardines pequeños.

Suele tener varios tallos, lo que significa que tiene un aspecto arquitectónico incluso cuando las ramas están desnudas en invierno.

A finales de la primavera, las ramas desnudas se cubren de flores magenta parecidas a los guisantes, a las que siguen unas bonitas hojas en forma de corazón que se vuelven amarillo mantequilla antes de caer en otoño. Las vainas de semillas púrpuras aparecen en verano.

Dónde cultivar un árbol del amor

dónde cultivar un árbol del amor

Los árboles del amor son originarios del Mediterráneo, lo que da muchas pistas sobre sus necesidades.

Comprueba que dispones de las condiciones adecuadas para cultivar un árbol del amor, necesitan un lugar soleado, protegido del viento y un suelo bien drenado donde el agua no se encharque.

Suelen crecer mejor en las zonas templadas a cálidas. Y se puede cultivar en la parte posterior de un muro o como árbol aislado en el jardín.

Este árbol puede resistir temperaturas de hasta -10 °C pero no tolera las heladas prolongadas o la nieve, si vives en una zona con temperaturas inferiores a la mencionada, debes cubrir el árbol con nailon trasparente hasta que mejore el clima.

También es posible cultivar un árbol de amor en macetas, pero para no tener que realizar trasplantes cada año, elige una maceta de al menos 20 litros.

Una más pequeña puede servir, pero llegará un punto en que el árbol no podrá desarrollar raíces y no crecerá correctamente.

A los árboles del amor no les va bien que los muevan, así que elige con cuidado su lugar de plantación.

Cómo propagar un árbol del amor

Esquejes (tallos)

propagar esquejes de un árbol del amor

Puedes tomar esquejes semimaduros de un árbol del amor desde finales de verano hasta mediados de otoño. Se hacen con los tallos de este año, cuando son leñosos en la base y blandos en la punta.

Corta un tallo de 10-15 cm de largo justo por debajo de una hoja, retira las hojas más bajas y las puntas blandas, dejando tres o cuatro hojas en total.

Haz un corte transversal en la punta de cada esqueje para facilitar el crecimiento de raíces e introdúcelas en un pequeño recipiente lleno de compost maduro mezclado con arena de rio o perlita.

Riega bien y deja que el exceso de agua se escurra, mantén siempre el sustrato húmedo pero no mojado hasta que veas nuevos crecimientos de hojas.

Colócalos en un lugar donde reciban luz pero no directa del sol, una vez que hayan crecido hojas nuevas quiere decir que ya comenzó a generar rices. En ese momento puedes realizar el trasplante.

Semillas (sembrar)

sembrar un árbol del amor

Puedes sembrar las semillas del árbol del amor (guardadas de las vainas del año pasado) a principios de la primavera.

Germina cada semilla en recipientes individuales y utiliza una tierra de calidad o compost para tener mejores resultado.

Entierra las semillas a 1 cm de profundidad y cúbrelas con tierra. Riega con un pulverizador para no compactar el suelo.

Trasplanta tu plántula a su posición definitiva cuando tenga unos dos años. Recuerda que al cultivar un árbol del amor desde semillas tardará unos seis años en florecer, así que si eliges este método, ten paciencia.

Cultivar un árbol del amor

La mayoría de los árboles del amor se venden en maceta, por lo que pueden plantarse en cualquier momento del año.

Aunque los mejores momentos son la primavera y el otoño, cuando la tierra está caliente y húmeda.

El momento del día ideal para realizar el trasplante es por la tarde, cuando el sol no sea  demasiado fuerte y ya no esté dando directamente al lugar de plantación.

Cava un agujero cuadrado tan profundo como el tamaño de la maceta actual y dos veces más ancho.

Quita con cuidado el árbol de la maceta y afloja suavemente las raíces. Colócalo en el hoyo de plantación y rellena hasta cubrir todas las raíces con una mezcla de tierra y abono de jardín o estiércol bien descompuesto.

Finalmente, presiona suavemente el suelo alrededor del árbol con tus manos para afirmarlo un poco más y riega con  bastante agua, pero hazlo suavemente para no formar charcos.

Cuidados del árbol del amor

cuidados del árbol de amor

Riego

Riega el árbol del amor joven con regularidad durante el primer año hasta que sus raíces se hayan establecido.

Los árboles establecidos con más de tres años de vida son razonablemente tolerantes a la sequía, por lo que no necesitan ser regados.

Poda

No es necesario realizar grandes podas anuales, pero si lo deseas, puedes recortar algunas ramas anualmente después de la floración para mantener la forma de la planta si es necesario.

Solo quita las ramas secas y las puntas de aquellas que quieres mantener a raya. Deja siempre un trozo de la rama podada con hojas para que pueda volver a crecer.

Proteger el suelo

Cubre anualmente suelo a los pies del árbol con mantillo de hojas bien descompuesto, compost de jardín o estiércol bien descompuesto.

Solución de problemas

Los árboles del amor no suelen tener problemas de plagas, pero pueden verse afectados por un par de enfermedades fúngicas (hongos).

– El Verticillium wilt es una enfermedad fúngica transmitida por el suelo que causa hojas amarillas y marchitas, especialmente en tiempo seco, y la muerte de los tallos o las ramas.

No existe un control afectivo. Puedes intentar cortar las zonas afectadas y alimentar la planta con fertilizantes orgánicos. Ver: Cómo hacer Fertilizantes caseros para la huerta y el jardín.

Pero como el problema persiste en el suelo, y si la planta está muy afectada la única solución puede ser desenterrarla y destruirla.

En caso de que apenas comience en propagarse puedes usar una mezcla de agua oxigenada para curar el hongo.

Pon 10 ml de agua oxigenada al 10% en 1 litro de agua y riega la planta con todo el preparado. Deberías ver mejoras en pocos días, si no, repite n par de veces más.

– La Mancha de Coral es otra enfermedad fúngica que se manifiesta en forma de pústulas de color coral en las ramas muertas.

Poda rápidamente las zonas afectadas y quema esos restos para no continuar propagando la enfermedad en el lugar.

Las mejores variedades para cultivar

Cercis siliquastrum ‘Bodnant’: tiene una gran cantidad de flores de color rosa púrpura en primavera. Altura x Extensión: 4m x 4m

Puede ser de interés leer: Cómo propagar, cultivar Glicinas y todos sus cuidados.

Cercis siliquastrum f. albida (o ‘Alba’): es una forma de flores blancas con hojas de color verde pálido. Altura x Anchura: 4m x 4m.

Compártelo en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.