Estiércol de conejo como abono y fertilizante orgánico

Si el estiércol de conejo es, con mucho, el más conocido de los estiércoles animales, este abono natural tiene muchas virtudes que, si te gusta la jardinería o la agricultura orgánica, puede ayudarte mucho para enriquecer la tierra y darle un buen alimento a las plantas. ¿Cómo se hace el estiércol de conejo y cómo se utiliza? En este artículo aprenderás los usos y propiedades para las plantas del estiércol de conejo y cómo hacer un gran fertilizante orgánico con el.

Composición de estiércol de conejo

El estiércol de conejo está compuesto en la mayoría de los casos por excrementos de conejo mezclados con paja o aserrín. Como la dieta de los conejos es rica en plantas, vegetales y hierbas, el estiércol también es rico en humus, que es excelente para la tierra del jardín y la huerta.

Conocido por sus cualidades fertilizantes, el estiércol de conejo en su estado fresco contiene en promedio:

  • 40% de materia orgánica
  • 2 a 4% de ácido fosfórico
  • 1% de potasio
  • 2% de nitrógeno

Uso y aplicación del estiércol de conejo

En el otoño o a principios del invierno, esparce el estiércol de conejo en la superficie de la tierra donde están las plantas, no hace falta poner grandes cantidades, una capa fina sobre el suelo es suficiente.

En la siguiente primavera, usa una pala para incorporar el estiércol aproximadamente en los primeros 5 centímetros de la tierra.

El estiércol de conejo bien descompuesto puede ser usado para replantar, ya que es una excelente tierra para macetas. Luego puedes esparcirlo en la superficie para mejorar la calidad del suelo.

Menos rico que el estiércol de caballo, oveja o ganado, el estiércol de conejo puede añadirse al suelo durante todo el año para el mantenimiento de la superficie.

Sin embargo, para mejorar la estructura del suelo, es mejor aplicarlo generosamente a finales de otoño y principios de invierno, y luego desenterrarlo en la primavera siguiente.

No lo entierres profundamente, ya que el estiércol fresco en la tierra se descompone muy lentamente y puede quemar las raíces, puedes ayudarte con una azada para mover el suelo en la superficie antes de esparcir el estiércol.

Nunca entierres estiércol demasiado fresco, ya que quemará las raíces y dañará irreparablemente las plantas.

Asegúrate de tamizar bien el estiércol antes de esparcirlo. Los conejos se alimentan tanto de buenas como de malas hierbas, y tu estiércol puede dar lugar a semillas de malas hierbas en las parcelas modificadas.

Es especialmente útil para acelerar la descomposición del abono.

Se puede añadir a la superficie para impulsar el crecimiento de las plantas, especialmente de las pequeñas plantas frutales (tomates, grosellas, frambuesas, etc.)

Preparar abono con estiércol de conejo

Como con todo el estiércol animal, los excrementos de conejo deben ser mezclados con paja de antemano.

El proceso de compostaje es el mismo que el de los residuos verdes: en montones y suficientemente aireados.

Es preferible mezclar los residuos de la cocina y el jardín, recortes de hierba, hojas de árboles, etc. con el estiércol para una mejor fermentación. Esto permitirá que el estiércol se descomponga mejor con el paso de los meses.

La mezcla debe mantenerse húmeda. Para ello, voltea la pila dos veces al año y evita los grumos compactos desmenuzando regularmente con una pala tenedor.

Estiércol caliente y frío

El estiércol «caliente» (excrementos de conejo, de caballo o de oveja) tiene la particularidad de calentar el suelo y está más adaptado a los suelos arcillosos.

El estiércol «frío» (estiércol de ganado y de cerdo) se degrada muy lentamente. Se adaptan mejor a los suelos calcáreos y silíceos.

El estiércol de conejo «fresco» es excelente para las plantas de compostaje porque su alto contenido de nitrógeno combinado con el contenido de carbono de las hojas muertas o el aserrín acelera el proceso de compostaje.

¿Cómo conseguir estiércol de conejo?

El estiércol de conejo rara vez está disponible en el mercado porque es menos rico que otros estiércoles animales.

Hay dos posibilidades: Hazlo tú mismo en casa, si crías unos cuantos conejos. Para ello, pon los excrementos y las sobras de las comidas en el montón de abono.

También puede ser de interés leer: Cómo hacer abonos y fertilizantes líquidos y orgánicos

La otra opción es cómpralo directamente de un criador de conejos.

Precaución: el estiércol de conejo debe descomponerse adecuadamente para evitar la proliferación de bacterias en el suelo, especialmente en el huerto. Por lo tanto, es necesario asegurarse de que los conejos de los que se hace el estiércol no han ingerido ningún herbicida o patógeno.

Comparte en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 ideas sobre “Estiércol de conejo como abono y fertilizante orgánico”