Guía para cultivar Cacao en casa de manera orgánica

El cacao (theobroma cacao) es el ingrediente clave del chocolate, así que si eres un gran aficionado al chocolate como nosotros, quizá te preguntes si puedes cultivar tu propia planta de cacao en casa. Como explicaremos en este artículo, los árboles de cacao son increíblemente selectivos en cuanto al lugar en el que crecen y exigen una serie de condiciones específicas de clima y suelo. Así que, aunque es posible cultivar cacao en casa, ¡no es nada fácil!

cultivar cacao

En el proceso de creación de tus chocolates favoritos intervienen muchas cosas, y todo comienza con el cultivo de las habas de cacao. Veamos con más detalle lo que implica y cómo puedes cultivar cacao tú mismo.

¿Cuánto tiempo se tarda en cultivar un árbol de cacao?

Cultivar cacao requiere tiempo y paciencia. Y si esperas tener en tus manos granos de cacao listos para usar en pocos meses, te decimos que te vas a decepcionar.

Los árboles de cacao sólo pueden florecer cuando tienen entre cuatro y seis años de edad y un metro y medio de altura, y durante este tiempo deben cultivarse en condiciones óptimas.

Después, las vainas de cacao tardan de cinco a seis meses en madurar a partir de las flores polinizadas. Los cultivadores de cacao esperan dos cosechas al año: una principal y otra de menor rendimiento.

Dicho esto, el proceso de cultivo del cacao varía según el país en el que se cultive, así que si cultivas una planta de cacao en casa, espera que tus plazos sean diferentes.

¿Dónde crecen los árboles de cacao?

Los árboles de cacao no crecen en cualquier sitio. De hecho, necesitan un clima cálido y húmedo para prosperar. El cacao evolucionó en las selvas amazónicas como un cultivo subterráneo, por lo que les gusta estar debajo de los árboles del bosque o de otros cultivos donde haya refugio de la luz directa.

Casi toda la producción de cacao tiene lugar en las regiones tropicales que rodean el ecuador, sobre todo en los países de África occidental de Ghana (de donde procede parte de nuestro cacao, junto con nuestra finca ecológica de Santa Lucía) y Costa de Marfil.

Sólo estos dos países proporcionan alrededor del 50% de los granos de cacao del mundo. El resto del cacao mundial se produce en países como Indonesia, Camerún, Nigeria, Brasil y Ecuador, que cuentan con climas igualmente adecuados para el cultivo del cacao.

Lo creas o no, las plantas de cacao son bastante difíciles de cultivar. Si quieres intentarlo en casa, es tan sencillo como imitar un entorno tropical: si hay demasiada luz o sombra, tendrán problemas.

Sin embargo, se pueden cultivar plantas de cacao en lugares distintos a los países ecuatoriales. En el Reino Unido, los científicos cultivan con éxito plantas de cacao en centros especializados como el Centro Internacional de Cuarentena del Cacao (ICQC), que simula con precisión las condiciones tropicales necesarias para que las plantas prosperen.

Además, no podemos olvidar el considerable número de cultivadores caseros que cuidan sus árboles de cacao en todo el mundo.

¿Qué tipo de tierra se necesita para cultivar cacao?

Al igual que el clima es un factor crucial en la producción de cacao, el tipo de suelo también determinará si una región o zona es adecuada para el cultivo de cacaoteros.

Los suelos profundos y bien drenados son fundamentales para este cultivo, y los suelos mal drenados dificultarán su crecimiento.

La mayoría de las zonas dedicadas al cultivo del cacao tienen suelos franco-arcillosos o franco-arenosos con un rango de pH de 6,5 a 7,0.

Además, los cacaotales se benefician de estar en una zona en la que haya agua disponible. Esto se debe a que son sensibles a la sequía, lo que hace que el riego sea crucial.

Para que el cacao crezca sano, hay que plantarlo en un suelo que tenga una buena estructura. Esto significa un suelo permeable y lo suficientemente profundo como para que las raíces de la planta desciendan y alcancen una profundidad suficiente.

Guía para cultivar cacao desde semilla

Si estás decidido a dedicarte al cultivo de granos de cacao, no es imposible. Muchas personas han cultivado con éxito árboles de cacao dentro de sus casas, incluso en climas bastante fríos.

Aunque no podemos decir que vaya a ser tan fácil, es ciertamente posible si sigues cada paso cuidadosamente y te comprometes con el proyecto.

Si te tomas en serio el cultivo de cacao, te recomendamos encarecidamente que investigues a fondo y hables con alguien que sepa del tema, pero aquí tienes los pasos básicos del cultivo casero de cacao para que puedas hacerte una idea rápida de lo que se necesita:

Sembrar semillas de cacao

sembrar cacao

Para iniciar tu propio árbol, adquiere semillas que todavía estén en la vaina o que se hayan mantenido húmedas desde que se sacaron de ella.

Ésta contendrá entre 30 y 50 semillas a partir de las cuales podrás cultivar tu árbol de cacao. Si quieres acelerar el proceso, puedes encargar un plantón en un vivero de plantas exóticas y pasar directamente a la plantación.

La germinación tardará entre tres y siete días. Este paso es crucial: debes germinar las semillas de cacao antes de plantarlas en tierra.

Los granos pierden viabilidad después de uno a tres meses luego de ser cosechados o si se dejan secar. Generalmente suele empezar a brotar una única raíz pivotante corta a cada una mientras están en la vaina.

Si las semillas aún no han echado raíces, colócalas entre toallas de papel húmedas en un lugar cálido (preferiblemente con temperaturas de unos 25 grados Celsius) hasta que lo hagan.

A continuación, colócalas en macetas individuales con una mezcla de tierra para macetas húmeda, colocando cada semilla verticalmente con el extremo de la raíz hacia abajo y el extremo opuesto justo debajo de la superficie de la mezcla.

Cubre las macetas con papel de plástico y colócalas en una alfombra térmica para mantener su temperatura en los 25 grados hasta que las semillas broten, lo que debería llevar de cinco a diez días.

Una vez retirado el plástico, coloca las plántulas en un alféizar parcialmente sombreado o bajo el extremo de una luz de cultivo.

Trasplantar el árbol de cacao

trasplantar cacao

Continúa trasplantando tus plántulas de cacao a macetas más grandes con tierra para macetas según sea necesario, sin dejar que la tierra se seque por completo y manteniéndolas a una temperatura de entre 20 y 30 grados.

Para trasplantar un árbol de cacao de al menos 60 cm de altura al exterior en primavera, elige un lugar en un suelo rico en humus y bien drenado con un pH cercano a 6,5.

El lugar debe estar a unos 3 metros de un árbol de hoja perenne más alto que proporcione una sombra parcial y proteja al cacaotero del viento.

Después de cavar un agujero de una profundidad y un diámetro tres veces superiores a los del cepellón del cacaotero, devuelve dos tercios de la tierra suelta al agujero. Saca el árbol de la maceta y colócalo sobre el montículo al mismo nivel al que creció en la maceta.

Cuando termines de rellenar la tierra alrededor de las raíces, riega bien el árbol y cubre el suelo a su alrededor con una capa de mantillo de 10 o 15 cm, manteniéndolo al menos a unos 5 cm del tronco.

Cuidados del árbol del cacao

El árbol necesitará de 2 a 5 cm de agua a la semana, pero no permitas que la tierra se empape, ya que es vulnerable a la putrefacción de las raíces.

Dale 50 g de fertilizante orgánico cada dos semanas, aumentando a 200 g de fertilizante cada dos meses cuando el árbol tenga un año de edad.

Debería empezar a florecer cuando tenga 3 ó 4 años, generalmente después de que haya alcanzado unos 1,5 metros de altura y haya empezado a ramificarse. Para obtener la mejor producción de granos de cacao, poliniza las flores a mano a primera hora de la mañana.

Hay que tener en cuenta que muchas de las vainas se arrugan naturalmente sin desarrollarse, y que no deben quedar más de dos creciendo de cada cojín. Una vez maduros, los granos requieren un procesamiento exhaustivo -que incluye la fermentación, el tostado y la molienda- para convertirlos en chocolate.

Ten en cuenta que, aunque te esfuerces por hacer las cosas a la perfección, el cultivo de cacao es notoriamente difícil. Incluso si tu planta alcanza la madurez, no hay garantía de que vaya a producir frutos aprovechables.

cosechar cacao

Si tienes éxito y te encuentras con frutos maduros y listos para cosechar, asegúrate de que tus esfuerzos no se desperdicien y lee sobre la fermentación, el tueste y la molienda que hay que hacer para producir cacao.

También puede ser de interés leer: Cómo cultivar un árbol de Tilo de manera orgánica.

Si estás decidido a cultivar cacao, considera la posibilidad de invertir en un invernadero, prepárate para aprender de tus intentos fallidos y no pongas todas tus esperanzas en una sola planta.

Comparte en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *