Métodos naturales para eliminar y evitar malas hierbas (maleza)

Las llamadas malas hierbas, maleza o yuyo no son malas en sí, son plantas que han evolucionado y se han adaptado tanto en un lugar que crecen sin parar y muchas de ellas son parte del ecosistema, el problema es cuando tenemos un cultivo orgánico y estas hierbas ocupan todo el espacio disponible. Muchas de estas llamadas malezas son comestibles, como es el caso del diente de león y la verdolaga, antes de quitarlas averigua de qué planta se trata, quizás la quieras conservar, pero por el contrario, si lo que quieres es eliminar las malezas y yuyos que invaden, en este artículo aprenderás los métodos naturales para evitar la aparición de maleza en los cultivos orgánicos y también verás como eliminar las malas hierbas de manera definitiva usando métodos naturales, ya sea del jardín, el patio de casa o la huerta.

Métodos naturales para eliminar las malas hierbas

Eliminar las malas hierbas con sal

Un ingrediente barato que ya se encuentra en el hogar podría ser un gran aliado para la jardinería. La sal matará muchas hierbas que no pueden ser completamente erradicadas.

Utiliza una horquilla para quitar la tierra de la base de las raíces y corta el tallo lo más cerca del suelo posible. Vierte sal sobre el corte, tratando de no derramar nada a su alrededor. Esto hará que la planta en cuestión no vuelva a crecer.

Quitar las malas hierbas de las grietas con vinagre y sal

Si las malezas crecen en las grietas de tu entrada, patio, acera u otra superficie pavimentada, rocíalas con una solución de sal y vinagre.

Mezclar 460 ml (2 tazas) de vinagre, 60 ml (¼ taza) de sal y 2 gotas de líquido para lavar platos en un frasco, luego cerrar bien la tapa y mezclar bien.

Otra solución más simple es verter agua salada hirviendo en las grietas. En cualquier caso, asegúrate de que el líquido no toque tus plantas preferidas.

Herbicida casero para controlar las malas hierbas

Es cierto que los herbicidas comercializados son eficaces, pero también hay soluciones ecológicas a tener en cuenta que son fáciles de preparar en casa. Independientemente de tus opiniones sobre la jardinería ecológica o convencional, siempre es prudente probar herbicidas de baja toxicidad antes de pasar a los venenos fuertes.

Vinagre herbicida:

El ácido acético del vinagre mata las hojas de las malezas, no sus raíces. Sin embargo, si se rocía la hierba con suficiente frecuencia, agotará las reservas de energía de la hierba y finalmente morirá.

  • 460 ml (2 tazas) de agua
  • 345 ml (1½ taza) de vinagre (blanco o de sidra)
  • Líquido lavavajillas de 115 ml (½ taza)

Usando un embudo, vierte todos los ingredientes en una botella de spray de un litro. Agítalo para mezclarlo bien. Rociar la solución directamente sobre las malezas (evitar rociar sobre las plantas).

Cóctel para eliminar la hiedra venenosa.

Nadie quiere frotar la hiedra venenosa. ¿Buscando una forma fácil de deshacerse de ella? El agua y el vodka harán el truco.

Mezcla 460 ml (2 tazas) de agua y 2 cucharadas de vodka en una botella de spray. El efecto deshidratante del vodka matará a la planta poco después de que sus hojas hayan sido saturadas por la mezcla.

Aceite esencial de albahaca

Aprovechar los aceites esenciales para tratar las malas hierbas de forma suave. Gracias a las propiedades herbicidas y fungicidas del aceite esencial de albahaca, se deshará de las malas hierbas en un abrir y cerrar de ojos.

Mezcla el aceite esencial de albahaca con tu jabón herbicida casero y pulveriza en la base de la hierba. La pequeña hierba no podrá resistir mucho tiempo este tratamiento furtivo.

Bicarbonato de sodio para el control de malezas

El bicarbonato de sodio es el verdadero herbicida. Para asestar un golpe mortal a las malas hierbas resistentes, usa bicarbonato de sodio, simplemente vierte una buena cantidad de bicarbonato de sodio en las grietas de su cubierta de piedra, por ejemplo. Luego rocía con agua o espera a que llueva. La combinación de bicarbonato de sodio y agua ralentizará el crecimiento de las malas hierbas.

Agua caliente para eliminar malas hierbas

Una solución muy sencilla y obvia para controlar las malas hierbas es usar agua muy caliente. Hierve el agua y viertela inmediatamente sobre la maleza. Esto matará las malas hierbas inmediatamente. ¡Es tan simple como eso!

Puede que tengas que repetir esto unas cuantas veces durante el verano, pero es definitivamente la forma más fácil de deshacerse de las malas hierbas en tu jardín.

Métodos naturales para evitar las malas hierbas

Periódico para evitar que crezca la maleza

Si parte de tu jardín está cubierto de malezas, prueba uno de estos mantillos para evitar que las malezas crezcan.

Humedece varias páginas de periódico para que se peguen entre sí, luego coloca este mantillo sobre donde haya hierbas a evitar. Camúflalo con astillas de madera u otro tipo de mantillo. Puedes quitarlo cuando las malas hierbas estén controladas. 

Mantas de plástico para evitar que crezca la maleza

Cortar bolsas de basura de plástico negro a lo largo de la costura para duplicar su tamaño y cubrir el área problemática del jardín. Camúflalo con astillas de madera u otros materiales y déjalo en su lugar durante 10 a 14 días. Las malas hierbas no deberían sobrevivir a este tratamiento.

Desmalezar regularmente para eliminar las malas hierbas

Para eliminar eficazmente las malas hierbas de tu jardín, sé paciente, sé minucioso y ponte a trabajar. Cuanto más a menudo deshierbes, menos difícil y tediosa será la tarea.

Usar las herramientas adecuadas también te ayudará a desherbar rápidamente tu jardín. La escarda, equipada con una cuchilla fija u oscilante, permite cortar las plántulas en su base. El azadón, por su parte, permite arrancar las malas hierbas que han tenido tiempo de crecer.

Plantas buenas contra las malas hierbas

Algunas plantas, al crecer, producen una cantidad significativa de follaje en el suelo. Este abundante y denso follaje ocupa todo el espacio de crecimiento y así impide que la hierba ocupe su lugar entre las buenas.

También puede ser de interés leer: Cómo hacer abonos y fertilizantes líquidos orgánicos

La mostaza, el trébol y la acelga están entre las plantas que se llaman abonos verdes. El trigo sarraceno es también uno de estos abonos verdes. Cultivando estas plantas se evita la aparición de malezas.

Controlar malezas con falsas plantas de semillero

Si quieres mejorar tus posibilidades de tener un suelo libre de malas hierbas, práctica la técnica de la falsa siembra. Esto implica preparar el suelo, como lo harías si estuvieras listo para sembrar, 2 o 3 semanas antes de plantar tu cultivo.

En este suelo húmedo y aireado, las malas hierbas emergerán rápidamente y podrás desherbarlas después. Repite este truco de jardinería una o dos veces, y luego empieza a cultivar sin que crezcan más hierbas que no deseamos, ya las hemos quitado del lugar.

Uso de mantillo para controlar las malas hierbas

El mantillo es una técnica muy efectiva para prevenir el crecimiento de las malas hierbas. El mantillo es la dispersión de residuos de materia orgánica en el suelo de un cultivo. Los residuos pueden ser recortes de hierba, hojas muertas, trozos de madera, madera de desecho, astillas de corteza, pasto (sin semillas), etc. En este enlace puedes aprender mas sobre como hacer y usar el mantillo orgánico.

Además de asfixiar el suelo y proporcionar control de las malas hierbas, el mantillo permite al suelo retener el agua y reducir la evaporación natural, también el suelo queda protegido del sol evitando que lo degrade.

Compártelo en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.