Métodos y técnicas para construir paredes de barro

¿Quieres hacer tu casa de barro y no sabes que método usar para hacer las paredes? En este artículo veremos las distintas técnicas que se usan hoy en día para la construcción de pares de barro, estas construcciones no contaminan y los materiales son obtenidos de la naturaleza, por lo que su costo es muy bajo.

construir paredes de barro
Imagen cedida por el arquitecto: Wiliam Cardenas Ventura del Estudio de Bioarquitectura Alarife Bioarq.

Introducción

Los edificios construidos con tierra cruda tienen un excelente confort térmico, manteniendo la temperatura y la humedad relativa del aire estable durante todo el año dentro del entorno construido.

El gasto energético para el transporte y la transformación de los materiales utilizados es prácticamente nulo.

«Una construcción natural es vernácula por esencia, es decir, utiliza materiales y técnicas propias de su lugar, exige poca energía para su construcción y demuestra un enorme respeto al entorno en el que se construye; formando así parte de la amplia gama de edificios sostenibles».

En una construcción natural podemos utilizar además de tierra, piedras, fardos de paja, bambú, troncos de madera y residuos no procesados.

Aquí hablaremos de las técnicas que utilizan la tierra cruda como materia prima.

Para las diferentes técnicas utilizamos una masa básica que consiste en tierra con 60 a 70% de arena, 30 a 40% de arcilla y agua en cantidad suficiente.

Algunos aditivos pueden ser añadidos según las necesidades o la técnica elegida.

Los principales aditivos son:

Estiércol de vaca o caballo que son estabilizadores químicos de la masa.

Granos, fibras, hojas secas y limpias, hierba y paja que estabilizan la masa y «atan» internamente las partículas de arena y tierra.

Cemento, cal y/o ceniza que proporcionan una aleación más fuerte y duradera.

Aceites vegetales, látex, savia de cactus o betún asfáltico que hace que la mezcla sea más impermeable y con menos agua es más resistente a la intemperie.

Otro aspecto importante se refiere a la fundación y el recubrimiento de estos edificios. Los cimientos están destinados a aislar las estructuras de los muros de la humedad del suelo. Se puede usar hormigón o piedras.

El techo debe tener un alero de al menos 50 cm para evitar la erosión causada por la lluvia. Las paredes deben ser protegidas y/o pintadas.

Ladrillos de adobe

Se hacen con un molde de madera y sus medidas promedian los 40 cm de largo por 30 cm de ancho y su altura pude ser entre 5 y 10 cm. Estas son medidas estándar pero se pueden hacer de varias otras, según las necesidades y gustos.

La masa básica del adobe se hace con tierra local (60 a 70% de arena, 30 a 40% de arcilla) y suficiente agua para obtener una masa plástica y moldeable. Se puede utilizar algún tipo de hierba o paja larga como aditivo físico y el estiércol de vaca o caballo se utiliza como estabilizador químico.

En este punto se produce la primera gran duda: ¿De dónde sacaré el estiércol, hay un sustituto? Habiendo leído mucha información sobre el adobe, podría decir que el estiércol y la paja no deberían ser los factores limitantes para la fabricación de ladrillos, ya que, como se dijo antes, la masa básica original es la tierra y el agua. Los posibles aditivos se mencionan al principio del texto, pero me gustaría sugerir que en su lugar se utilicen los que no están industrializados.

Uno de los aditivos sustitutos más citados es la cal. Es importante utilizar la cal hidratada. La cantidad sugerida es aproximadamente el 10% de la mezcla total, por ejemplo, por cada 10 litros de tierra (un cubo) se utiliza 1 kg de cal. Incluso utilizando cal hidratada es importante recordar que la mezcla puede «quemar», por lo que es aconsejable utilizar guantes y botas de trabajo.

La tierra debe ser tamizada y la masa debe estar muy bien amasada. La masa puede dejarse descansar un par de horas a la sombra. Después de este periodo se vuelve a mezclar la masa y se añade agua.

Los ladrillos terminados deben descansar al sol para secarse y tiene que ser volteados frecuentemente para un secado homogéneo. Cuanta más alta es la humedad ambiental, más tiempo se tarda en secar el ladrillo. En lugares sujetos a la lluvia deben estar en un lugar ventilado y cubierto.

La pasta que se utiliza para colocar los ladrillos y para enlucir las paredes es la misma que se hace para hacer los ladrillos de adobe.

Cob

cob

Esta técnica utiliza la misma masa que el adobe, pero directamente en la obra. Las bolas de arcilla y paja se sientan una al lado de la otra en capas de hasta 20 cm de alto. El ancho promedio de la pared será de unos 40cm en la base, y a medida que vamos subiendo se deben hacer más delgadas, llegando a unos 20 cm en la parte superior de la pared, esto permite dar estabilidad y nos ayuda a que la pared no se desmorone.

Todo el perímetro de la sala a construir se realiza de una sola vez, respetando las capas. Cada capa debe secarse bien antes de que comience la siguiente. Normalmente se hacen capas de 20 cm de altura por día, si el clima lo permite.

Se deben hacer buenos cimientos para sostener la estructura y evitar que la humedad afecte las paredes, generalmente los cimientos se hacen con piedra bien apisonada en la base, también se puede poner piedra o ladrillos pegados con cemento dejando una altura de 30 cm, a partir de ahí comenzamos a levantar la pared con la mezcla de barro.

Esta técnica permite realizar salas circulares y añadir esculturas a la estructura de las paredes o se puede colocar botellas para que entre la luz .

Tapia

tapia

La masa utilizada es sólo tierra (60 a 70% de arena, 30 a 40% de arcilla) y el agua sólo para la humectación. Se puede añadir un 10% de cal a la mezcla.

Esta pasta se coloca en un encofrado de madera donde la pared se levantará y se apisonará hasta que se convierta en un bloque compacto. El ancho promedio para el encofrado es de unos 30 cm. Las capas de tierra deben ser pequeñas y bien apisonadas.

Cada vez que el encofrado se llena completamente, se debe dejar secar, luego se desmonta y se vuelve a montar sobre el nivel completado y el proceso continúa hasta la altura deseada.

Esta técnica permite la construcción de paredes muy sólidas, que después de estar listas pueden recibir un buen enlucido y pintura.

Quincha

quincha

Es una técnica en la que se utiliza un marco de madera o bambú cubierto de arcilla. Bastante utilizada en el medio rural, sufre de algunos prejuicios, pero el trabajo realizado con criterio y rigor crea estructuras muy bellas y agradables.

Podemos usar palets de madera, las cuales bien ensambladas darán una gran estabilidad a la estructura. Es importante hacer una buena cimentación que aísle las paredes de la humedad del suelo y también un buen sistema de soporte para el marco de madera.

La masa utilizada para cubrir la estructura es la misma que se utiliza para el adobe, es decir, suelo local (60 a 70% de arena, 30 a 40% de arcilla), suficiente agua para obtener una masa plástica y moldeable, algún tipo de hierba o paja larga y estiércol de vaca o caballo.

La estructura debe ser rellenada con la masa sin dejar agujeros o huecos. Después del secado, durante unas tres o cuatro semanas, pueden aparecer algunas grietas que deben ser cerradas con la misma masa utilizada anteriormente, rellenando bien todas las grietas y dejando toda la pared con una superficie muy uniforme.

Después de un mes se aplica el revoque con una pasta de arcilla y cal, cuando esté seco se puede pintar.

Las paredes son menos resistentes a la compresión, por lo que se sugiere que el revestimiento de estas construcciones se haga con materiales ligeros y respetando un alero de al menos 50 cm para evitar la erosión que produce la lluvia.

Superadobe

superadobe

La técnica consiste en llenar bolsas de polipropileno con tierra bien compactada que se apilan formando las paredes. Cada capa debe ser bien apisonada y se debe colocar un alambre de púas entre las capas para dar más estabilidad al conjunto.

Cuando alcanzamos la altura deseada se deben poner tablas por encima de la estructura las cuales serán atadas con alambres, esto ayuda a dar estabilidad a toda la pared.

Una vez terminada la estructura se realiza un revoque como en las técnicas descritas anteriormente.

Algunas conclusiones

Antes de iniciar una construcción, cualquiera que sea la técnica elegida, es necesario recordar que se trata de una tarea que requiere compromiso y responsabilidad.

Evaluar la disponibilidad de material, tiempo y mano de obra es esencial para decidir la técnica más apropiada.

Puede ser de interés leer también: Guía para hacer un techo verde todo lo que tienes que saber a la hora de hacerlo

Una vez elegida la técnica, hay que hacer muchas pruebas antes de empezar la construcción. Haga pequeños prototipos de la mezcla y observe los resultados. Puede hacer bolitas con diferentes proporciones de barro y arena, se dejan secar y la que quede mas dura es la que debemos utilizar.

Escriba las «recetas» para saber cuál funcionó y luego repítalas en la obra con éxito.

Para ser coherentes con esta elección, debemos recordar que no basta con construir muros de forma «alternativa».

Una construcción natural implica el uso consciente y racional de los materiales, aunque sean «gratuitos» en muchos casos, la adecuación de los sistemas de iluminación y de tratamiento de residuos y una inserción responsable en la comunidad.

Cuando tomamos el debido cuidado podemos construir una casa que efectivamente será un hogar que tendrá un confort inigualable.

Comparte en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

35 ideas sobre “Métodos y técnicas para construir paredes de barro”