Cómo cultivar y sembrar Perejil de manera orgánica

El perejil (Petroselinum crispum) pertenece a la familia de las umbelíferas o a las apiáceas, es una pequeña planta vegetal herbácea, anual o bienal, de 30 a 40 cm de altura. El perejil es sin duda la más famosa de las hierbas, es la base indispensable de muchas recetas para dar sabor y aroma a las comidas. Veamos cómo cultivar perejil de manera orgánica.

cultivar perejil

Requisitos de suelo y clima para cultivar perejil

El perejil es resistente al frío; las plantas jóvenes pueden soportar temperaturas tan bajas como -9° C. Sin embargo, no son resistentes a las heladas. La temperatura óptima para el crecimiento es de 15 a 18° C.

La temperatura ideal del suelo para la germinación es de 24° C. El perejil tiene altos requerimientos de luz.

La emergencia es muy lenta, de 18 a 30 días, dependiendo de la región, la estación y la frescura del suelo. Las sequías severas y continuas dificultan enormemente la germinación normal de las semillas y a veces pueden suprimir completamente el cultivo.

El perejil da mejores rendimientos en suelos profundos, frescos, silíceos o arcillo-silíceos, así como en suelos de arena ricos en humus y nutrientes. Requiere un suelo bien drenado con un pH óptimo de 6,5. Deben evitarse los suelos pesados, fríos, muy arcillosos o pedregosos.

Sembrar perejil en suelo directo

sembrar perejil

Si quieres sembrar en surcos, en la tierra, es fácil hacerlo pero la germinación es larga, y debes tener paciencia. Puede tardar hasta un mes.

Antes de sembrar, remoja un día las semillas de perejil en agua para promover la germinación. Prepara la tierra, que debe estar bien limpia y suelta.

Sembrar las semillas en surcos separados unos 10 cm entre sí a principio de la primavera o al final del verano. Las semillas no deben estar demasiado apretadas para permitir que las plantas se desarrollen.

Coloca una fina capa de tierra o compost sobre las semillas y presiona suavemente hacia abajo. Regar y esperar a que las semillas perezosas emerjan. Evita que el suelo se seque, vigila a diario y si lo ves seco riega pero sin hacer charcos.

Para obtener perejil durante mucho tiempo, simplemente espacia las fechas de siembra. Si plantas perejil comprado en macetas, se puede pasar al suelo directo durante todo el verano.

Para lograr buenos resultados en esta estación procura mantener siempre el suelo húmedo, pero no mojado, también es aconsejable poner un mantillo para proteger el suelo.

A largo plazo, el cultivo de plantas en suelo directo da mejores resultados que el cultivo de plantas sembradas en macetas.

Sembrar perejil en maceta

Aunque tengo un huerto, siempre tengo una planta de perejil en maceta cerca de la cocina. Sembrar no es lo más fácil por el tiempo que demoran en crecer, para evitarlo puedes comprar una planta en un centro de jardinería.

¿Qué maceta usar?

Una maceta de 20 cm de diámetro puede albergar bien una planta. Coloca una capa de piedras chicas o bolas de arcilla en el fondo. Rellenar con tierra vegetal para macetas y un 1/4 de arena para airear el sustrato.

¿Dónde colocarla?

El perejil es una hierba que prefiere la semisombra. Coloca tu maceta de manera que esté a la sombra por la tarde (especialmente en verano). También puedes usar otras plantas para la sombra.

Si quieres cosechar perejil en invierno, lleva la maceta a la casa y ponla detrás de una fuente de luz. Una ventana por ejemplo.

Cosecha de perejil

cosechar perejil

Cosecha el perejil con frecuencia para fomentar el crecimiento de nuevas plantas. Corta los tallos exteriores de la base de la planta y recorta las hojas según sea necesario. La planta producirá más follaje desde el centro.

En climas con inviernos suaves, el perejil puede seguir creciendo durante los meses de invierno. El sabor será un poco más duro en comparación con la cosecha de verano, pero el sabor seguirá estando presente.

Puedes cosechar unas cuantas hojas frescas a principios de la primavera, pero una vez que la planta emita un tallo floral, las hojas tendrán un sabor amargo.

Recoge las raíces de perejil en otoño, antes de que el suelo se congele. El sabor mejora con las heladas, por lo que puedes dejarlas en el suelo durante las heladas ligeras, pero cosecharlas después de la primera helada mortal.

Recógelas desenterrando las plantas con una horquilla de jardín y sacudiendo la tierra. Disfruta de las raíces de inmediato, guárdalas en el frigorífico o consérvalas para más adelante.

Mantenimiento

Mantén el suelo fresco regando regularmente. El perejil es una planta bienal, el primer año de cultivo produce hojas, el segundo año es cuando las flores se formarán.

En ese momento puedes deshacerte de la planta, ya que cada vez tendrá menos hojas pero también puedes cosechar las semillas para futuras siembras.

Riego y cuidado de los cultivos

Como ya hemos visto, el perejil es exigente en términos de humedad del suelo. La falta de humedad en el suelo durante el período de su desarrollo puede ser perjudicial y puede reducir los rendimientos.

El cuidado de los cultivos consiste en controlar las malas hierbas, contra las cuales el perejil no se defiende bien al principio. El suelo debe mantenerse húmedo durante la temporada de crecimiento.

Plagas y enfermedades

El perejil es una hierba resistente a la que sólo hay que tener en cuenta algunos problemas de salud y de plagas. Las principales plagas son los animales, como las ardillas, los ciervos y los conejos. Las vallas pueden ayudar a proteger tus plantas para que no se las coman.

Las plagas más comunes del jardín son los pulgones, los gusanos cortadores y las chicharritas. Los gusanos del perejil son gusanos verdes con rayas negras con puntos amarillos.

Suelo dejarlos tranquilos cuando los encuentro en mis plantas de perejil porque se convierten en mariposas de cola de golondrina que ayudarán a polinizar el jardín.

Las enfermedades fúngicas (hongos) más comunes que afectan al perejil son la podredumbre de la corona y la podredumbre de la raíz, la mancha foliar Septoria, el oídio y el tizón de la hoja.

Puedes prevenir la mayoría de las enfermedades fúngicas plantando en un suelo rico en nutrientes y bien drenado, regando a ras de suelo y dando a las plantas mucho espacio para una buena circulación del aire. Ver: Combatir Hongos de las plantas, recetas de Fungicida casero

Asegúrate de que las macetas tienen suficientes agujeros de drenaje en el fondo y coloca un platillo bajo el fondo del recipiente para recoger el exceso de agua. Vacía el platillo después de cada riego para asegurarte de que las raíces no se saturan en exceso.

Si están infectadas por hongos, arranca las plantas, colócalas en la basura para no esparcir las esporas y comienza a plantar nuevas plantas de perejil en una zona limpia.

Es bueno cultivar perejil en diferentes zonas del jardín y en contenedores por si las plagas o enfermedades afectan a una agrupación.

Usos del perejil

El perejil crudo es una excelente guarnición para las ensaladas, la carne y el pescado. Cocinada, perfuma las sopas, las salsas y todas las verduras (la preparación de una sartén suele terminar con «un ajo y un perejil picados»…). ¡Qué maravilla!). También es el elemento esencial para un buen caldo. Muy rico en vitaminas C y A y sales minerales, el perejil es una fuente de beneficios.

Puede ser ser de interés leer también: Cómo cultivar stevia de manera orgánica

Es mejor consumirlo fresco antes que seco porque pierde parte de su aroma y cualidades nutricionales. La congelación también es posible, pero por las mismas razones no lo recomendamos.

Comparte en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una idea sobre “Cómo cultivar y sembrar Perejil de manera orgánica”