Por qué los limones no maduran y se mantienen verdes

Los limones son uno de los cítricos más populares para cultivar. Dados sus increíbles beneficios para la salud, puede considerar cultivar los tuyos propios. En este artículo no nos centraremos en su cultivo, veremos las razones por las que los limones no maduran y quedan siempre verdes, aprenderás consejos para lograr limones grandes y bien amarillos.

limones no maduran

5 razones por las que los limones pueden no madurar y volverse amarillos

Si tus limones parecen tener un tamaño razonable, pero todavía están verdes, en lugar de volverse amarillos, esto podría deberse a varios factores.

1. La fruta puede estar inmadura

Puede que simplemente necesites más paciencia. Es posible que tus limones aún no estén completamente maduros. Así que espera un poco más. Dependiendo del clima y de las condiciones locales, los limones pueden tardar hasta 9 meses o más en madurar.

Mis árboles a menudo producen tanta fruta, que todavía los estamos usando de la temporada pasada mientras el árbol está produciendo flores de la nueva temporada.

2. La edad y la salud del árbol

Los limoneros jóvenes se centran en el establecimiento de las raíces como prioridad, por lo que la mayor parte de la energía se dirige al crecimiento de las raíces y las hojas. La producción de frutos puede suponer un esfuerzo considerable para los árboles de 1 a 2 años, sobre todo si les faltan nutrientes.

¿Está bien alimentado? Los limoneros se alimentan mucho. Necesitan que se añadan nutrientes estacionales a la tierra o a la mezcla de la maceta para mantener un crecimiento sano y robusto y sostener el desarrollo de la fruta.

No puedes esperar que un árbol hambriento te proporcione rápidamente una caja de deliciosos limones. Un pH del suelo ligeramente ácido, una materia orgánica rica en nitrógeno de liberación lenta y un mantillo ayudarán a impulsar el crecimiento.

3. Falta de calor y luz solar

Es posible que la ubicación de tu árbol sea demasiado sombreada. O las condiciones meteorológicas pueden influir. Los largos periodos de frío o nubosidad con poco sol y calor pueden retrasar la maduración.

Las heladas pueden dañar gravemente tu limonero. Si su limonero está en una maceta, puedes trasladarlo a un lugar más soleado y cálido para tener mejores resultados.

Si tu limonero está en el suelo, puedes podarlo para que se airee mejor y entre más luz. O tal vez tengas que podar o eliminar las plantas vecinas que compiten por la luz del sol.

Durante los meses más fríos, los limones entran en letargo, así que se también realista en sus expectativas.

4. Riego inconsistente

Como todos los cítricos, los limones necesitan una humedad regular del suelo para un crecimiento sano y sostenido para producir una fruta jugosa.

Si tu árbol ha sufrido estrés por sequía o calor, está en una maceta demasiado pequeña con suelo hidrofóbico o no se riega lo suficiente, esto puede ser un factor que contribuya a que la fruta esté verde.

A medida que tu limonero crece, también lo hace su necesidad de agua. La lluvia está llena de nitrógeno y deberías ver que tu limonero responde bien después.

Un par de cubos de agua pueden ser suficientes para un limón cultivado en maceta, pero no para un árbol completamente desarrollado con un gran sistema de raíces.

5. Cultivar y número de frutos

Por último, el tiempo que tarda en madurar tu limonero depende del cultivar que estés cultivando y del portainjerto en el que se cultive. Algunas variedades son grandes y otras más pequeñas, por lo que pueden madurar más rápidamente.

La cantidad de fruta de tu árbol también influirá en la rapidez con la que maduren los limones. Un árbol muy cargado tiene que repartir los recursos de nutrientes y humedad entre muchos más frutos que un árbol pequeño.

También tendrá una gran demanda de agua y, si no se satisface, esto puede retrasar la maduración y dar lugar a frutos más pequeños.

¿Cuándo maduran los limones?

Esto depende de tu clima y de la variedad. Si vives en un clima fresco, los limoneros suelen florecer en primavera, cuando el tiempo se calienta. Sus frutos suelen madurar en el invierno siguiente. Normalmente, hay una cosecha al año y el crecimiento es más lento que en los climas más cálidos.

En los climas subtropicales y tropicales con temperaturas invernales suaves, los limones tienden a florecer continuamente y pueden producir varias cosechas a lo largo del año.

En mi clima subtropical, las cosechas se solapan con diferentes variedades. Elegir bien las variedades te asegura tener fruta durante el mayor tiempo posible.

Cambios de color a medida que los limones maduran

Una vez que la fruta bebé está «cuajada» tras la polinización, el limón se desarrollará y crecerá durante los meses más cálidos.

A medida que los limones van madurando, notarás que el color empieza a cambiar de totalmente verde a matices amarillos y, finalmente, a amarillo completo en la mayoría de las variedades. En los climas más cálidos, es posible que nunca se vuelvan 100% amarillos cuando están maduros.

¿Te has dado cuenta de cómo la naturaleza nos proporciona toda esa fruta rica en vitamina C durante las estaciones en las que el cuerpo necesita un refuerzo inmunológico?

¿Cómo saber si los limones están maduros?

Los limones maduran mejor en el árbol, aunque puedes madurarlos después de recogerlos si es necesario. Cuando están completamente maduros, la pulpa interior estará llena de zumo. A medida que un limón madura, alcanza un contenido óptimo de azúcar y sabor, ya que los ácidos del interior disminuyen y los azúcares aumentan.

Un limón maduro debe tener una piel brillante y sentirse firme y pesado en la mano. Esto refleja la cantidad de zumo.

Un limón jugoso debe producir entre 40 y 60 ml de zumo y entre 2 y 3 cucharaditas de cáscara. Si coges un limón y lo mides, podrás saber si está maduro.

Los limones pueden permanecer en el árbol durante varias semanas, incluso cuando están maduros, sin que se deteriore su calidad. Por lo tanto, puedes medir la rapidez con la que los utilizas. Si empiezan a estar blandos o su sabor se deteriora, es el momento de recogerlos y refrigerarlos o exprimirlos.

Prueba de sabor para comprobar la madurez del limón

Si todavía no estás seguro de si tu fruta está madura y la piel está todavía un poco verde, ¿qué debes hacer? Simplemente coge un limón y pruébalo. Debe ser sabroso y jugoso. Si está duro, amargo o la piel es muy gruesa, son indicios de que debes prestar más atención a la forma en que estás cultivando tu limonero.

También puede ser de interés leer: Cómo utilizar cascaras de cítricos en el jardín y la huerta orgánica.

Bueno, espero que esto haya ayudado a «colorear» las razones por las que tus limones pueden no estar poniéndose amarillos, para que puedas tomar decisiones más informadas para obtener jugosas recompensas.

Compártelo en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.