Propiedades y beneficios de la Manzanilla para la salud

La manzanilla (Chamaemelum nobile) es una de las plantas más antiguas de uso moderno, tiene una historia que se remonta al menos a 3.000 años como planta medicinal. La manzanilla ha sido utilizada como remedio ancestral por muchas civilizaciones antiguas. En este artículo te enseñamos los usos, propiedades y beneficios de la manzanilla para la salud.

beneficios de la manzanilla

Uso tradicional de la manzanilla

El célebre médico Plinio recetó esta hierba a los romanos para evitar los dolores de cabeza, aliviar la inflamación del hígado y los riñones, y así facilitar la digestión.

El médico y botánico griego Dioscórides utilizaba la manzanilla para curar los trastornos intestinales, nerviosos y hepáticos, también la prescribía para las dolencias femeninas.

La manzanilla se consideraba una de las nueve hierbas sagradas de los anglosajones, y se utilizaba ritualmente para alejar las enfermedades y promover la salud.

Las plantas medicinales como ésta contienen una compleja serie de fitonutrientes que actúan individual y colectivamente para aliviar una amplia gama de dolencias.

Aunque la ciencia trata de encontrar «la sustancia química» que hace que una planta sea eficaz, en realidad es la combinación de estos compuestos la que acaba proporcionando alivio. 

Beneficios de la manzanilla para la salud

A continuación enumeramos los beneficios de la manzanilla para la salud natural.

Sistema digestivo

Tal y como aluden sus numerosos nombres, la manzanilla es la reina de las hierbas cuando se trata de cualquier tipo de dolencia digestiva. Conocida como «Nuestra Señora de los intestinos» o «Madre de los intestinos», esta versátil hierba contiene un complejo collage de fitoquímicos, que actúan individual y colectivamente en todos los aspectos del sistema digestivo.

El A-bisabolol acelera la reparación del tejido desgarrado, lo que ayuda a la curación de las ulceraciones. El chamazuleno reduce el tejido estomacal hinchado que presiona las terminaciones nerviosas causando dolor. El azuleno mata las infecciones por estafilococos y estreptococos, lo que a su vez puede aliviar los síntomas de la intoxicación alimentaria.

A menudo, el malestar digestivo y el nerviosismo puede calmarse con esta hierba ligeramente sedante. La manzanilla contiene un flavonoide en particular, la apigenina, que se une a los receptores de benzodiacepinas en el cerebro, promoviendo la relajación.

Dado que el cerebro y el intestino se comunican directamente a través del nervio vago, una mente más relajada también puede ayudar a curar los problemas intestinales, lo que puede significar una reducción de los síntomas de enfermedades crónicas, como el intestino permeable y otros problemas relacionados con él. La manzanilla también puede aliviar los malestares estomacales y las infecciones.

Ansiolítico y sedante

Como relajante, la manzanilla deprime el sistema nervioso central, reduciendo la ansiedad y sin alterar el rendimiento o las funciones normales. Esto se debe a los principios activos de la manzanilla que incluyen flavonoides, glucósidos y aceites esenciales.

En un estudio de 2011 publicado en la revista «European Neuropsychopharmacology», se demostró que los fitoquímicos de la manzanilla tienen 3 efectos en el sistema nervioso central, que contribuyen a las propiedades ansiolíticas y sedantes de la hierba.

Se une a los receptores GABA, lo que a su vez reduce la actividad de las células de sueño del cerebro.

Antiinflamatorio y alivio del dolor

A veces llamada «aspirina de hierba», la manzanilla se ha utilizado durante siglos para disminuir el dolor y reducir la inflamación. Esto parece estar respaldado por la ciencia, ya que un estudio realizado en 2009 por Srivastava y otros, publicado en «Life Sciences», descubrió que la manzanilla provocaba reacciones celulares similares a las de los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos.

También es un remedio popular para la inflamación en el exterior del cuerpo, ya que se utiliza comúnmente para tratar las quemaduras solares, las quemaduras leves, las erupciones, las llagas y la inflamación de los ojos.

Reduce el azúcar en la sangre

Un prometedor estudio iraní de 2015, encontró que beber 3 tazas de té de manzanilla al día podría mejorar el control de los niveles de glucosa en sangre en personas con diabetes tipo 2.

Se reclutaron 64 participantes con diabetes tipo 2, todos ellos de entre 30 y 60 años. Consumieron té de manzanilla tres veces al día inmediatamente después de las comidas durante ocho semanas. Un grupo de control también siguió esta rutina, pero bebió agua en su lugar.

El grupo del té de manzanilla redujo significativamente los niveles de HbA1c e insulina sérica, así como aumentó significativamente la capacidad antioxidante total en comparación con los del grupo de control.

Los investigadores concluyeron que el té de manzanilla podría ser útil para reducir los factores de riesgo de la diabetes. Y añadieron: «La ingesta a corto plazo de té de manzanilla tiene efectos beneficiosos sobre el control glucémico y el estado antioxidante en pacientes con diabetes de tipo 2».

Dosis recomendadas

Té de hierbas: 1-2 cucharaditas de flores por 1 taza de agua hirviendo hasta 3 veces al día

Tintura de hierbas: 2-4 ml de tintura hasta 3 veces al día

Baño relajante: 1/2 taza de flores por 2 litros de agua caliente para añadir a la bañera.

Tipos de aceites esenciales de manzanilla

Manzanilla azul (manzanilla alemana)

El aceite esencial de manzanilla azul tiene un alto contenido en la poderosa sustancia química vegetal «azuleno», que dota a este aceite de su profundo y rico tono azul.

Este fitonutriente, con extraordinarios poderes curativos, es el responsable de los efectos antiinflamatorios, antibacterianos y de refuerzo inmunitario del aceite esencial de manzanilla azul.

Con un uso tradicional como sedante y relajante, la manzanilla azul es un aceite de aromaterapia ideal para difundir en el dormitorio, o añadir a un baño nocturno para promover un sueño profundo y reparador.

Manzanilla marroquí (Chamomile Maroc)

Este tipo de aceite esencial de manzanilla es conocido por sus propiedades carminativas, sedantes, antisépticas y antiinflamatorias.

En la dilución correcta puede utilizarse para crear un aceite de masaje que estimule el sistema digestivo cuando se frota en el abdomen. También puede mejorar el apetito y aliviar los vómitos causados por la gastritis y la acidez.

Las cualidades antisépticas y antiinflamatorias de este aceite lo hacen bueno para su uso en pieles secas y sensibles, y para afecciones como el eczema y la dermatitis. También puede utilizarse para acelerar la cicatrización de heridas, en el caso de cicatrices, llagas y quemaduras.

El aceite esencial de manzanilla alemana o marroquí pueden utilizarse en el baño, o vaporizarse en un quemador de aceite. También pueden añadirse a un aceite o crema de masaje. Utiliza de 6 a 8 gotas por baño, y de 10 a 18 gotas por cada 30 ml de aceite portador.

Hidrolato de manzanilla

Los tipos de piel sensible pueden irritarse fácilmente con muchos productos para el cuidado de la piel, el hidrolato de Manzanilla puede utilizarse para calmar la piel enrojecida y reducir la irritación.

La manzanilla es una poderosa sustancia antiinflamatoria, reduce la inflamación, minimiza el enrojecimiento y disminuye la hinchazón, el hidrolato de manzanilla también se puede utilizar para la inflamación del acné, eczema, psoriasis y erupciones.

Es tan suave que es ideal para su uso en pieles sensibles, incluso en la de los bebés, y puede ayudar a calmar a un bebé que llora usándolo como spray para la habitación, también se puede añadir al baño.

Precauciones al consumir manzanilla

La manzanilla forma parte de la familia de plantas Asteraceae, que incluye la ambrosía y el crisantemo, las personas con alergias pueden reaccionar cuando utilizan la manzanilla de forma interna o tópica.

Llama a tu médico si experimentas vómitos, irritación de la piel, reacciones alérgicas (opresión en el pecho, sibilancias, urticaria, sarpullido, picor) tras el uso de la manzanilla.

La manzanilla no debe tomarse durante el embarazo o la lactancia.

También puede ser de interés leer: Cómo cultivar manzanilla de manera orgánica.

Contiene cumarina, un compuesto natural con efectos anticoagulantes. No debe combinarse con warfarina u otros medicamentos que tengan el mismo efecto, ni ser utilizada por personas con trastornos hemorrágicos. No debe utilizarse dos semanas antes o después de una intervención quirúrgica.

Comparte en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *