Propiedades y beneficios para la salud de la Menta

La menta es una planta con muchos beneficios para la salud. En infusión, te o inhalación, sería eficaz contra las picaduras de mosquitos, la tos, los problemas digestivos, los dolores de cabeza y los resfriados. La menta tiene muchas propiedades benéficas para la salud, en este artículo veremos las virtudes, los usos y las contraindicaciones de la menta. También veremos cómo usar la menta en la cocina, cómo guardarla, en qué estaciones disfrutarla para un sabor óptimo… descubre todos los secretos de esta deliciosa hierba aromática.

¿Qué es la menta?

Originaria del sur de Europa y Asia, la menta toma su nombre de la palabra griega «Mintha». Esta planta herbácea de la familia de las Lamiaceae puede alcanzar los 80 cm de altura, se siembra en primavera y se cosecha en verano. La menta se reconoce por sus hojas ovaladas, dentadas y ligeramente blandas, que desprenden una fragancia muy fresca y conocida.

Beneficios de la menta para la salud

La menta de la que hablamos en este artículo es la menta piperita, con hojas más oscuras y el color del tallo tiende al rojo, que se utiliza principalmente en fitoterapia. Se puede usar en forma de infusiones, extractos estandarizados, aceites esenciales, lociones y cremas. Los ingredientes activos responsables de estas propiedades son el mentol y la mentona.

    La menta tiene propiedades analgésicas: el mentol tiene una acción analgésica que actúa sobre los receptores del dolor. Así, provoca una inmediata vasoconstricción subcutánea en el origen de su efecto refrescante.  La menta se utiliza externamente (cataplasmas, aceite esencial, bálsamo o loción) para aliviar el dolor de las articulaciones, la inflamación o las picaduras de insectos.

    La menta es descongestionante: su efecto vasoconstrictor también actúa reduciendo la congestión de las membranas mucosas respiratorias. Es eficaz para despejar las vías respiratorias en casos de sinusitis, rinitis y bronquitis.

    La menta facilita la digestión: gracias a la acción de sus compuestos fenólicos, la menta alivia los espasmos digestivos y estimula las secreciones biliares. Puede ser consumido como una infusión, decocción o té de hierbas de hojas secas.

    La menta es un diurético: la menta piperita mejora el funcionamiento de las vías urinarias facilitando la secreción y la excreción de la orina.

    La menta tiene una fuerte acción antioxidante: debido a la acción combinada de sus polifenoles y las vitaminas antioxidantes que contiene (C, E y betacaroteno).

Aportes nutricionales de la menta

Como muchas hierbas aromáticas, la menta es un verdadero concentrado de micronutrientes. Está muy bien provista en:

  • Calcio
  • Hierro
  • Manganeso
  • Magnesio
  • Betacaroteno (provitamina A)
  • Vitaminas B9, E, C, A

Diferentes usos de la menta

Para aliviar el hígado

La menta se utiliza ampliamente para aliviar los hígados cansados. El aceite esencial de menta es particularmente conocido por sus propiedades colagogas (estimula la secreción de bilis) y coleréticas (facilita la evacuación de la bilis). Por lo tanto, se utiliza para ayudar a la digestión de comidas demasiado grandes. Su efecto refrescante también será efectivo para aliviar las náuseas.

Buena para el pelo

La menta es muy eficaz para aliviar los cueros cabelludos irritados y sobre todo activa la circulación sanguínea para estimular el crecimiento del cabello. Así, un estudio realizado en 2014 compara su eficacia con la del Minoxidil® (un fármaco indicado para tratar la caída del cabello): el aceite de menta supera con creces al fármaco en la estimulación del crecimiento del cabello, con un 92% de crecimiento en comparación con el 55% a las 4 semanas de tratamiento.

Menta para la piel

Ampliamente utilizada en cosméticos por sus propiedades tonificantes, refrescantes, curativas y estimulantes, la menta es un aliado para todo tipo de piel. Puede utilizarse en aguas desmaquilladoras, máscaras purificadoras o lociones tonificantes.

Aplicaciones en la cocina de la menta

Infusión: Para obtener mejor las propiedades medicinales de la menta es aconsejable consumirla en infusión, para realizarla calienta agua hasta unos 70 grados, no dejes que hierba, luego pones un puñado de hojas de menta, deja reposar durante unos 10 minutos antes de consumir. No se aconseja consumir más de dos veces al dia.

Unas pocas hojas de menta fresca añadidas a una ensalada de frutas, o a un batido le darán un toque de sabor y frescura. Se puede usar para aromatizar yogur, helado y sorbetes congelados.

Excelente en ensaladas mixtas o con judías verdes acompañadas de queso, cebolla roja picada y nueces tostadas, es una verdadera delicia.

La menta fresca finamente picada saca todo el sabor del perejil en el famoso tabbouleh oriental, con tomate picado, cebolla, limón, aceite de oliva y un poco de sal.

En la versión seca, la menta acompaña favorablemente a las patatas, zanahorias, cebollas pequeñas y zanahorias, una vez cocidas.

En infusión, la menta hace un delicioso té. Es el complemento perfecto para el chocolate, también puede ser mezclado con miel. Este preparado es especial cuando tenemos tos y resfrío, nos ayuda a levantar la defensas y también a eliminar principio de gripes tomando una infusión de menta con miel antes de acostarnos por las noches.

Contraindicaciones de la menta

La menta consumida en dosis muy altas puede causar dolores de cabeza, problemas digestivos e incluso un aumento de la presión arterial.

    ¡Los tés de hierbas y las infusiones de menta no se recomiendan para niños menores de 5 años!

Se prohíbe el uso del aceite esencial de menta en niños menores de 12 años, así como en mujeres embarazadas y lactantes.

También puede ser de interés leer: Cómo cultivar menta paso a paso

La menta no está recomendada para las personas con trastornos de la vesícula biliar o presión arterial alta. Tampoco se recomiendan las infusiones de hierbas y menta para niños menores de 5 años.

Nunca debe usarse puro y siempre debe diluirse en un aceite neutro para evitar el riesgo de quemaduras. En general, el uso de los aceites esenciales debe hacerse siempre bajo el asesoramiento de un farmacéutico o un aromaterapeuta certificado.

Compártelo en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − diecisiete =

Una idea sobre “Propiedades y beneficios para la salud de la Menta”