Qué es y cómo hacer Tierra para macetas

El suelo se deriva de la lenta degradación de la materia orgánica de los bosques, especialmente de las hojas. Negro, fino, ligero y muy rico, la tierra para macetas es un medio de cultivo ideal para la siembra y el replanteo en la huerta, o para el cultivo de plantas en maceta que también puede mezclarse con tierra de huerta. Aprende a preparar tierra para macetas con las hojas y restos orgánicos de tu jardín. En este artículo te enseñamos qué es y cómo hacer tierra para macetas.

Introducción

La tierra para macetas es un medio de cultivo que por lo general, contiene fertilizantes, pero no sólo. Es una mezcla de tierra vegetal y productos de descomposición (restos de plantas, hojas, etc…). También pueden añadirse otros elementos que le dan otras propiedades a la tierra de las macetas:

  • Turba: marrón o rubia, aporta flexibilidad, aclara la textura y ayuda al suelo a retener el agua y los nutrientes esenciales.
  • Arcilla: ayuda a retener el agua.
  • Arena: mejora el drenaje del suelo.
  • Corteza compostada: mejora la aireación.
  • Fibras de madera: aclaran el suelo pero no deben exceder el 20% del volumen.
  • Fertilizante retardado: ayuda a las nuevas plantaciones a tener un buen comienzo.
  • Perlita: mejora la aireación del suelo.
  • Vermiculita: los mismos efectos que la perlita.
  • Estiércol: añade cuerpo al sustrato y es una excelente enmienda.

¿Para qué se usa la tierra para macetas?

Mezcla de diferentes materias primas vegetales y minerales, la tierra para macetas tiene muchas aplicaciones en la jardinería y en los cultivos orgánicos.

Si bien permite que las raíces se anclen bien en el suelo y respiren mejor, también retiene el agua con fuerza y proporciona a la planta los muchos elementos orgánicos que necesita. Se destina principalmente a la siembra y replantación.

Para el cultivo al aire libre, lo ideal es que se mezcle con un 50% de tierra, pero también se puede utilizar por sí solo. Si se usa como un aderezo en la hierba, extiendelo en una capa de 5 cm de grosor.

Puedes utilizar tierra de maceta al replantar o al sembrar cualquier planta, especialmente rosas. También es excelente para el cuidado del césped, ya que ayuda a promover el crecimiento verde y vigoroso.

¿Cómo hacer tierra para macetas?

Primer paso: Cosechar y aplastar las hojas

Las hojas para hacer tierra de macetas deben estar húmedas y preferiblemente trituradas, así que lo ideal es que las coseches en tiempo húmedo, después de la lluvia.

Para cosechar el césped, simplemente gira el cortacésped a la posición alta y recoge las hojas trituradas mezcladas con recortes de hierba. Esto acelerará la descomposición de las hojas.

Nota: Todas las hojas son adecuadas para hacer tierra de macetas, excepto las hojas de nogal por su tanino nocivo y las hojas enfermas. Las hojas de sicómoro y de roble, que son particularmente duras, deben ser finamente trituradas para descomponerse adecuadamente.

Método 1: Hacer tierra para macetas en un silo de hojas

Construir un silo de hojas:

En un rincón sombreado de tu jardín, planta 4 estacas y extiende una malla gallinera a su alrededor formando un rectángulo. Puedes hacerlo del tamaño que tú desees, recuerda que cuanto más espacio más tierra para macetas obtendrás.

También puedes usar madera o cualquier material que sirva para retener las hojas y no dejar que la mezcla se esparza por todos lados.

Coloca unos 20-30 cm de hojas húmedas y trituradas en el fondo del silo. Cúbrelas con una capa de tierra de tu jardín. Pon otra capa de hojas, luego la tierra y así sucesivamente hasta que haya agotado todas las hojas.

Se debe regar todo cuando esté muy seco, para mantener la humedad necesaria.

Para lograr una buena tierra de macetas recuerda revolver y dar vuelta la mezcla cada 6 meses más o menos.

Obtendrás tierra gruesa en 12 a 18 meses, y esquejes muy finos en 24 meses.

Método 2: Hacer tierra para macetas en una bolsa de basura

Otra posibilidad es hacer tierra para macetas en una bolsa de basura: ¡es aún más simple!

Llenar una bolsa de basura negra (100 litros) con hojas mojadas y trituradas. Puedes evitar aplastar las hojas si no son demasiado duras.

Cierra la bolsa sin apretar y haz agujeros por toda la bolsa para una buena ventilación.

Guarda la bolsa en una zona sombreada y seca, de esta manera la tierra de macetas preparada por tu mismo puede ser conservada por años.

También puede ser de interés leer: Consejos para una buena realización de Compost casero.

Sin ninguna intervención de tu parte, estará listo para usar la tierra de macetas en 18 meses. Espera un poco más para obtener tierra de macetas mucho más fina. Igualmente puedes usarla cuando hayan pasado entre 12 y 18 meses, solo que será un poco más gruesa.

Comparte en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 ideas sobre “Qué es y cómo hacer Tierra para macetas”