Qué hacer en el jardín o la huerta según las fases de la Luna

¿Y si te digo que cortar el césped en ciertos días significa que puedes cortarlo menos a menudo? Antes de hacer esa mirada incrédula, piensa en esto: ¿la luna influye más que «sólo» en las mareas de los océanos? Descubre en este artículo cómo influye la luna en los cultivos y siembras, veremos como afecta cada fase lunar a las plantas y cómo trabajar la huerta y el jardín según la influencia de la Luna

Que hacer en la huerta y el jardín según la influencia de la Luna

Introducción

La Luna controla las mareas, influye en el agua subterránea bajo nuestros pies, así como en el movimiento de los fluidos en las plantas. Incluso las masas terrestres continentales pueden ser influenciadas por las fases del paso de la Luna.

El trabajo de la tierra según la influencia de la luna es tan antiguo como el advenimiento de la agricultura. Mucho antes de que el hombre comenzara a utilizar relojes o calendarios, todo se regía por las fases de la Luna.

En este artículo veremos los efectos que tiene la luna sobre las plantas y las tareas que podemos hacer en la huerta y el jardín de acuerdo a cada fase lunar.

Luna Nueva

En la luna nueva, la gravedad de la luna concentra el agua en el suelo y tiende a hacer que las semillas se hinchen y germinen. Este factor ayuda a crear una raíz equilibrada, así como a que la hoja crezca más tarde.

Este es el mejor momento para plantar cultivos anuales que producen semillas fuera del fruto. Ejemplos de ello son la lechuga, las espinacas, el apio, el brócoli, la col, el repollo y los cultivos de cereales.

Aprovecha la oportunidad para trabajar la tierra, mullir las camas y preparar fosos y cunas para las nuevas plántulas.

En esta etapa se cosechan especies maderables, como el bambú. Con poca agua circulando en el tallo, el tratamiento y la durabilidad de las maderas son mucho mayores.

Momento propicio para cultivar plantas aromáticas y medicinales.

Etapa de baja resistencia a las plagas y enfermedades. Hay que prestar mas atención y mirar bien entre las hojas.

Adecuado para la recolección de granos secos, castañas y nueces, que con un menor contenido de agua, son capaces de durar mucho más tiempo cuando se almacenan.

Luna llena

Después del pico de la luna llena (que tiene el máximo efecto en el dosel de las plantas), la luna comienza a menguar y la energía se concentrará en las raíces. La atracción gravitacional es alta y por lo tanto hay formación de humedad en el suelo, pero la luz de la luna está disminuyendo, poniendo la energía en las raíces.

Este es un momento favorable para la siembra de cultivos de raíz, incluyendo remolacha, zanahoria, cebolla, papa y maní. También es bueno para perennes, bianuales, bulbos y trasplantes debido al crecimiento activo de la raíz. La poda también está indicada en luna llena.

Poda las plantas que quieras que sean más densas, como vallas vivas y plantas trepadoras en general.

Puedes plantar árboles frutales y especies que desees que sean muy densas como suculentas, helechos, césped, arbustos, en la huerta, opta por la col, el repollo, la lechuga, la rúcula, el brócoli, etc.

Cosechar hierbas y plantas medicinales, ya que se encuentran en su máxima concentración de activos y aceites esenciales

Luna creciente

En la luna creciente, la fuerza gravitatoria es menor, pero la luz de la luna es fuerte, promoviendo el crecimiento de una hoja más fuerte. En general, es un buen momento para plantar, especialmente dos días antes de la luna llena.

Los tipos de cultivos preferentemente son los anuales que crecen por encima del suelo, pero que tienen sus semillas dentro del fruto. Ejemplos de ello son los frijoles, melones, guisantes, pimientos, berenjenas, calabazas y tomates.

Cortar el césped en esta fase fomenta el crecimiento.

Este es un muy buen momento para sembrar y realizar actividades que estimulen el crecimiento de la parte aérea.

Plantar flores, follaje y árboles ornamentales. Favorece especialmente a los escaladores en general.

Haz fertilizaciones para el buen desarrollo de las plantas, pero no exageres con el nitrógeno, evitando un crecimiento desordenado.

Poda las plantas que desees que crezcan más rápido en longitud.

Luna menguante

En la fase de luna menguante se produce una reducción de la fuerza gravitatoria y de la luz de la luna, considerándose un período de descanso. Este es también el mejor momento para cuidar las hierbas entre los cultivos, para la cosecha y el trasplante.

Cortar el césped en esta fase sirve para frenar su crecimiento.

En cuanto a la savia, la planta la absorbe en menor cantidad, por lo que es un buen momento para el corte de bambúes, madera para construcción, etc.

Controlar las plagas y enfermedades, haciendo que los insecticidas naturales en este período sean más eficaces.

Plantar y cosechar especies que crecen bajo tierra, como amarilis, lirios, gladiolos, además de zanahorias, remolachas, nabos, cebollas, rábanos y papas.

Mejorar el suelo con materia orgánica y poner mantillo en las camas de cultivo.

Puede ser de interés leer también: Jardinería sin labrar el suelo, te contamos como lograrlo.

Ten esta información presente y mira la luna, tu huerto será cada vez mejor y mas fácil de cuidar.

Compártelo en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

7 ideas sobre “Qué hacer en el jardín o la huerta según las fases de la Luna”