Sembrar y cultivar Chile Jalapeño de manera orgánica

El Chile Jalapeño (Capsicum annuum) es el tipo de pimiento más común y popular que se cultiva en todo el mundo. Cultivar jalapeños no sólo es divertido, sino también fácil. Los jalapeños son una planta bastante resistente que puede producir muchos frutos con un poco de cuidado. En este artículo te enseñamos a sembrar y cultivar chile jalapeño, veremos cómo cosechar y todos sus cuidados.

sembrar y cultivar Chile Jalapeño

Cultivar chile jalapeño a partir de semillas

Si decides sembrar pimientos jalapeños a partir de semillas, generalmente es mejor empezar las semillas en el interior, de 8 a 10 semanas antes de la última helada en tu zona.

Si quieres sembrar las semillas directamente en el suelo, espera a que las temperaturas nocturnas no desciendan por debajo de los 15 °C, para asegurarte de que la tierra se mantiene caliente.

De nuevo, las semillas necesitan una temperatura de entre 21-27°C para germinar. Si la temperatura de tu interior no es la adecuada, siempre puedes utilizar esterillas calefactoras o dejarlas en una ventana que reciba calor solar.

Utiliza macetas individuales con tierra rica en nutrientes, para asegurarte el éxito, pon dos semillas en cada una, cúbrelas ligeramente con tierra y riega con un pulverizador si te es posible.

Asegúrate de controlar la temperatura y de mantenerlas en una tierra suelta y con buen drenaje. También tendrás que asegurarte de que las plántulas tengan mucha humedad. Si el aire de tu casa es más seco, puedes rociar las plantas a diario con un poco de agua.

Por supuesto, las plantas también necesitarán luz una vez que hayan brotado. Lo mejor es colocarlas en ventanas orientadas que reciban mucho sol.

Los jalapeños pueden crecer más lentamente que las hortalizas como los tomates, así que ten paciencia y sigue dándoles lo que necesitan. Pueden tardar entre 10 y 14 días en germinar.

Trasplantar una planta de chile jalapeño

trasplantar chile jalapeño

Las plantas de jalapeño están listas para salir al exterior cuando miden entre 5 y 10 centímetros, tienen al menos dos conjuntos de hojas y las temperaturas nocturnas no bajan de los 15 grados.

Las plantas de jalapeño pueden crecer hasta los 60-90 cm y deben cultivarse con una separación de 50 cm.

Empieza colocándolas cerca de una puerta que se use a menudo, para que empiecen a sentir el aire del exterior. Al cabo de una semana aproximadamente, colócalas en el exterior durante unas horas (todavía en sus macetas) en una zona protegida.

Aumenta las horas al aire libre cada día y, después de otra semana, deberían estar listas para ir al suelo.

Una vez hecho esto, busca un lugar bien soleado del jardín o la huerta, prepara el hoyo de cultivo, quita la planta de la maceta con cuidado y colócala en el agujero, enseguida cubre las raíces con tierra y compost.

Finalmente riega y pon mantillo orgánico sobre el suelo alrededor de las plantas para ayudar a retener la humedad y reducir las malas hierbas.

Vigila la humedad del suelo mientras las plántulas son jóvenes. Es posible que haya que regarlas a diario hasta que se establezcan. Intenta evitar el riego por encima de la cabeza, ya que el exceso de agua en las hojas puede hacerlas más pesadas, favorecer las enfermedades y ralentizar su crecimiento.

Desde la germinación (cuando brotan las semillas), las plantas de jalapeño tardan entre 3 y 4 meses en estar completamente maduras y producir frutos que se puedan cosechar. Si comienzas con las plantas a partir de las plántulas, puede ser de 2 a 4 semanas menos.

Cultivar chile jalapeño en macetas

Si no tienes espacio en el jardín, puedes cultivar chile jalapeño en macetas. Esto también te permite cultivarlos en balcones, patios o en interiores, siempre que tengas un espacio con suficiente luz. Además, puedes cultivar jalapeños en maceta a partir de semillas o plántulas.

En general, los jalapeños en maceta tendrán unos cuidados muy similares a los de las plantas en el suelo. Pero hay algunas diferencias que debes tener en cuenta.

Hay que elegir una maceta de buen tamaño, dado que a sus raíces les gusta extenderse, puedes usar macetas desde 15 a 20 litros. Asegúrate de que el recipiente que elijas para cultivar tenga un excelente drenaje.

Utiliza una mezcla orgánica de buena calidad para dar a tus jalapeños los nutrientes adecuados para prosperar.

Dado que tus plantas están en una maceta, vigila el nivel de humedad del suelo, ya que pueden secarse más rápidamente.

Cosechar chiles jalapeños

cosechar chile jalapeño

En su tamaño maduro, los jalapeños miden de 5 a 10 cm de largo y de 2,5 a 3,8 cm de ancho.

A diferencia de la mayoría de los pimientos, los jalapeños suelen cosecharse antes de que estén completamente maduros.

Los jalapeños están listos para ser cosechados cuando tienen un color uniforme, de verde medio a oscuro en todo su contorno. Los frutos se sienten firmes al tacto, no blandos. En esta fase, se pueden utilizar crudos o cocidos.

Si lo deseas, puede dejarlos madurar más. Se volverán amarillos y luego rojos. Se pueden cosechar en cualquier momento cuando empiecen a cambiar de color. Cuando estén completamente rojos, la piel estará ligeramente más blanda, aunque todavía firme.

Para cosechar los jalapeños, sólo hay que agarrar el fruto y cortar el tallo aproximadamente medio centímetro por encima del pimiento, utilizando unas tijeras de podar limpias y afiladas. No arranques los jalapeños de la planta, ya que puedes dañarla.

Conservación de los jalapeños

Los jalapeños saben mejor frescos, pero también pueden almacenarse si no quieres usarlos de inmediato. Para guardarlos, simplemente colócalos en una bolsa de papel y ponlos en el cajón de tu refrigerador. De este modo, pueden conservarse hasta una semana. No utilices una bolsa de plástico, ya que así se estropean más rápido.

Si quieres conservarlos durante más tiempo, los jalapeños también se pueden congelar enteros, picados o en rodajas. Así durarán mucho más tiempo, pero acabarán un poco más blandos. Los jalapeños congelados suelen utilizarse mejor para cocinar.

Los chiles jalapeños también se pueden secar y guardar en frascos. Utiliza un horno a muy baja temperatura o un deshidratador.

Plagas y enfermedades

Hay algunos problemas de cultivo, enfermedades y plagas que pueden molestar a tus plantas de jalapeño. Veamos brevemente lo que puedes hacer para cada uno de ellos:

Plagas

Pulgones: rociar con agua y limpiar a mano las hojas puede ayudar; o rociarlas con aceite de neem. Ver: 5 recetas para combatir Pulgones de manera natural

Ácaros: de nuevo, el aceite de neem puede ayudar, pero también puedes deshacerte de estas plagas introduciendo insectos útiles en el jardín.

Minadores de las hojas: una vez más, el aceite de neem los disuadirá. Además, retira inmediatamente las hojas que muestren signos de infestación.

Larvas de polilla: la combinación de ajo machacado, aceite vegetal, jabón para vajilla y agua en un pulverizador puede deshacerte de ellas.

Enfermedades

Tizón: se puede evitar fácilmente no regando en exceso. Ver: Cómo identificar y prevenir el Tizón

Oídio: una mezcla de agua y leche puede ayudar. Ver: Cómo combatir y prevenir el Oídio de forma natural

Cuidados de los chiles jalapeños

cuidados de los chiles jalapeños

Cuando las plantas tengan un tamaño considerable realiza una pequeña poda, quita las hojas y ramas de la parte inferior, a unos 10 cm del suelo, esto le dará más fuerza y evitará enfermedades por hongos.

Los jalapeños se desarrollan mejor en climas cálidos, pero también se pueden cultivar en climas más suaves. Las plántulas germinan mejor en temperaturas entre 21-27°C y crecen mejor en temperaturas de 21-30°C en el exterior.

En cuanto al sol, a los jalapeños les encanta. Necesitan al menos 8 horas de luz solar completa cada día. No es buena idea plantarlos con otras plantas que puedan bloquearlo.

A los pimientos jalapeños les gusta la tierra bien drenada y arcillosa, siendo ideal un nivel de pH entre 6,0 y 6,8. Es importante que la tierra no sea demasiado pesada.

Además, el suelo debe estar lleno de materia orgánica. El abono u otros fertilizantes naturales, como el estiércol envejecido, mantendrán la tierra llena de todos los nutrientes que los jalapeños necesitan para prosperar.

Por último, el agua. Es mejor regar las plantas de jalapeño por la mañana, y dejar que las hojas se sequen a lo largo del día. No las inundes con agua, sino que mantén la tierra uniformemente húmeda.

También puede ser de interés leer: Cómo sembrar y cultivar Cucamelon (sandía ratón).

En cualquier caso, no dejes que el agua se acumule alrededor de la base de la planta. Esto podría ser perjudicial para ellas, y un exceso de agua podría provocar problemas en las raíces.

Artículos relacionados:

Curar y evitar manchas negras en los tomates y pimientos

Sembrar y cultivar Pimientos orgánicos

Cuándo y cómo Podar Tomates y Pimientos

Comparte en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *