Sembrar y cultivar Frijoles de manera orgánica

Muy fácil de cultivar, los frijoles (Phaseolus vulgaris) están entre los vegetales de elección para cultivar en la huerta o el jardín. También son conocidos como habichuela, ​​caraota, ​poroto, ​​ judía​ y alubia, existen muchas variedades y colores pero la forma de cultivarlos es la misma. Si eres una de esas personas que los incluye en su dieta, tal vez quieras sembrar tus propios frijoles. Lo bueno es que cultivar frijoles es muy fácil y no requiere de un mantenimiento prolongado, sólo debes asegurarte de que crezcan en buenas condiciones. En este artículo veremos cómo plantar frijoles y todos los cuidados necesarios para obtener una buena cosecha en casa.

En resumen

  • Nombre botánico: Phaseolus vulgaris
  • Nombres comunes: Frijol, Poroto, Carota, Habichuela, Judía, Alubia
  • Familia: Legumbres
  • Tipo de cultivo: Anual
  • Exposición: Soleado
  • Suelo: Ligero y rico en materia orgánica
  • Siembra: Comienzo de primavera
  • Cosecha: Alrededor de 4 meses después de la siembra

Tipo de plantas de frijoles

Frijoles trepadores

Los frijoles trepadores son plantas adecuadas para el cultivo en filas o montículos. Las parras, que pueden tener hasta 4 o 5 m de largo, deben ser apoyadas para evitar que los granos caigan y entren en contacto con el suelo. Los frijoles trepadores producen alrededor de tres veces más en una temporada que los frijoles enanos.

Frijoles enanos

Los frijoles enanos, generalmente plantados en hileras, son plantas compactas que crecen hasta sólo 60 cm de altura. Son más fáciles de cultivar que los frijoles trepadores y no requieren ningún tipo de apoyo. Sin embargo, producen menos fruta.

Cuándo y dónde sembrar frijoles

Los frijoles se siembran en primavera, ya que son sensibles a las heladas y podrían pudrirse en el suelo frío y húmedo. Espera unas semanas después de la última helada esperada antes de sembrar tus frijoles.

Elige un lugar soleado con suelo fértil y bien drenado. Comienza incorporando un poco de fertilizante orgánico y una generosa cantidad de abono o compost bien descompuesto. Trabaja el suelo a una profundidad de al menos 15 cm, afloja bien la tierra y quita las piedras grandes que puedan haber en el lugar, no des vuelta la tierra, solo descompacta y afloja.

Como sembrar frijoles

  • Los frijoles se siembran en el lugar donde crecerán ya que no toleran los trasplantes. Puedes sembrar en macetas o directamente en el suelo de la huerta.
  • Si vas a cultivar frijoles en el huerto debes sembrarlos en líneas separadas por 40 a 50 cm, coloca una semilla cada 10 o 15 cm de distancia en la línea.
  • Entierra las semillas a una profundidad de 1 cm más o menos, cubre ligeramente con tierra y riega con bastante agua la primera vez, pero ten cuidado de no hacer charcos.

Los frijoles se siembran cuando el suelo está bien calentado. La germinación de los frijoles depende del contenido de humedad del suelo. No germinarán en un suelo demasiado seco, y si el suelo está demasiado húmedo, las semillas se pudrirán. Por lo tanto, es esencial dosificar adecuadamente el riego en el momento de la siembra.

Cómo regar los frijoles

Riega los frijoles regularmente durante la temporada de verano, especialmente cuando las plantas están en flor y las vainas se están desarrollando. Un buen riego profundo una vez a la semana suele ser suficiente. Evita el riego superficial, que produce raíces débiles y cortas.

No dejes que el suelo se seque demasiado o puedes obtener cosechas más pequeñas y frijoles más duros y fibrosos. Por el contrario, ten cuidado de no regar en exceso. Un suelo demasiado húmedo puede causar la putrefacción de las raíces u otras enfermedades relacionadas con la humedad.

Consejos de mantenimiento

Los frijoles no requieren ningún tipo de fertilizante si el suelo está bien preparado en el momento de la plantación. De hecho, un exceso de fertilizante podría provocar un crecimiento excesivo del follaje a expensas de las vainas. Si el suelo es pobre y el crecimiento es lento, aplica el fertilizante a lo largo de las hileras antes de la primera floración.

Controla las malas hierbas mientras son pequeñas para que no compitan con los frijoles.

Riega los frijoles por la mañana para prevenir enfermedades. Evita regar por la noche. Si es posible, regar en la base de las plantas.

Plagas y enfermedades

Los frijoles pueden verse afectados por diversas enfermedades, que se vuelven difíciles de controlar una vez establecidas. La clave es la prevención. Plantar variedades resistentes a las enfermedades y regarlas con cuidado. Además, deja un buen espacio entre las plantas y rota los cultivos cada dos años.

Controlar las pequeñas plagas de insectos como los áfidos y los trips rociando con jabón negro. Elimina las orugas y los escarabajos a mano o pulveriza una solución que contenga la bacteria bacillus thuringiensis, un plaguicida natural y eficaz.

Cosecha de frijoles

Los frijoles se cosechan por la mañana cuando el clima es fresco y los granos han alcanzado su tamaño completo (pero no están completamente maduros), por lo general de una a dos semanas después de la floración. Las vainas deben ser firmes y tener pequeñas semillas dentro.

También puede ser de interés leer: Sembrar y cultivar Habas de manera orgánica

Cosechar frijoles de forma regular. Los frijoles enanos continuarán floreciendo durante dos o tres semanas, mientras que los frijoles trepadores producirán hasta la primera helada.

Compártelo en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 + 13 =