Sembrar y cultivar Pepinos de manera orgánica

El pepino es una planta vegetal de la familia de las cucurbitáceas y, por lo tanto, está relacionado con el melón y la calabaza. Bastante fácil de cultivar, algunos cuidados básicos permiten una cosecha abundante durante el verano. Obsérvese que el procedimiento es esencialmente el mismo para todos los tipos de pepinos (incluidos los pepinillos). En este artículo te enseñamos a sembrar y cultivar pepinos en maceta o el huerto, veremos sus cuidados y cómo cosechar.

Donde plantar pepino

¿En qué tipo de suelo cultivar?

A los pepinos les gusta la tierra bien drenada, ligera y rica en materia orgánica (humus, abono, estiércol).

¿Qué exposición?

Los pepinos necesitan pleno sol. Son muy sensibles al frío, así que resérvales un lugar muy soleado del huerto o jardín.

Sembrar pepino en almácigo o maceta

El pepino requiere un mínimo de 12°C para germinar. La temporada para sembrar pepino es la primavera. Pero se puede comenzar a sembrar en macetas o almácigos a finales del invierno en un lugar protegido de los últimos fríos, si tienes un pequeño invernadero es ideal, pero si no, puedes germinar  las semillas de pepino dentro de tu casa y colocar el almácigo al lado de una ventana que reciba luz solar.

Si siembras pepinos en almácigos coloca dos semillas por cubo para asegurarte, ya que no todas logran germinar. Si siembras en macetas, deja un espacio de 5 cm entre cada semilla para que sea más fácil a la hora de trasplantar. Entierra las semillas a la profundidad de 1 cm más o menos, cubre con tierra y riega generosamente teniendo cuidado de no encharcar el lugar. Deja todo al sol y procura que el sustrato siempre este húmedo.

El suministro de materia orgánica antes de la siembra de las semillas de pepino es una garantía de éxito, para esto usa una mezcla de compost o abono y tierra para macetas.

Una vez que las plantas de pepino alcanzan una altura de al menos 10 cm o tienen cuatro o más hojas se pueden trasplantar a su lugar definitivo en el huerto o también a una maceta más grande si deseas cultivarlo dentro de tu casa.

Sembrar pepino en suelo directo

La siembra directa de pepinos debe realizarse a comienzos de la primavera, una vez que el riesgo de heladas haya pasado.

Para ello, comienza arando al menos 30 cm de profundidad para aflojar el suelo. Quita las piedras más grandes y las raíces de otras plantas que estuvieron antes en ese lugar. Afloja la tierra vigorosamente y rompe los terrones para que el suelo esté bien desmenuzado.

Una vez preparado el suelo esparce las semillas de pepino a 1 m de distancia entre cada una y unos 30 cm entre cada línea. Si haces varias filas, mantén la misma distancia.

En el centro de cada fila, cava un pequeño agujero con tu mano y coloca tres semillas a 1 cm de profundidad. Cubre el suelo con una delgada capa de mantillo orgánico para proteger la tierra del sol y evitar la pérdida de humedad. Riega generosamente al momento de la siembra y asegúrate de que el suelo siempre tenga humedad. Riega todos los días pero con poca agua.

Cultivar pepinos en la huerta

Una vez que la primavera llegue para quedarse, puedes plantar las pequeñas plantas de pepino que has sembrado (o comprado en el centro de jardinería). Ten cuidado de que la temperatura no baje de 10°C, de lo contrario las plantas se perderán.

Debes preparar el suelo mezclándolo con una buena cantidad de abono. Luego haz pequeños montículos de tierra de 15-20 cm, espaciados a 1 m de distancia. En el centro del montículo, coloca la planta, teniendo cuidado de no enterrar las hojas y no dañar las raíces.

Regar bien las plantas de pepino, luego coloca mantillo para conservar la humedad. Instala una malla de alambre para que los tallos puedan aferrarse a ella y crezcan altos en lugar de extenderse horizontalmente por el suelo.

Los pepinos pueden cultivarse en macetas o jardineras, en un balcón o terraza, siguiendo el mismo consejo.

Mantenimiento

Al pepino no le gusta «bañarse» en agua. Así que mantén la tierra alrededor del pie húmeda y riégala frecuentemente, pero nunca dejes un pequeño charco ni mojes su follaje para evitar enfermedades por hongos. Evita regar con agua muy fría, ya que hace que los pepinos se vuelvan amargos.

Se debe colocar una maya o alambres para que la planta de pepino pueda trepar verticalmente, ya que de lo contrario será una planta rastrera y esto puede traer problemas de producción.

¿Cuándo y cómo cosechar pepinos?

Los pepinos pueden ser cosechados tan pronto como alcanzan unos 10 cm, por 2-3 cm de diámetro. Por supuesto, hay que tener en cuenta la variedad plantada (los pepinos libaneses son más pequeños que los ingleses, por ejemplo).

También puede ser de interés leer: Cómo y cuándo cultivar Sandía de manera orgánica

Se recomienda recogerlas tan pronto como alcancen la madurez, porque si se espera demasiado tiempo, son menos tiernos debido al endurecimiento de las semillas.

Plagas y enfermedades

Los pepinos pueden verse afectados por el oídio, el moho, los áfidos o las pequeñas arañas rojas. Para evitar esto puedes rociar las hojas con purín de ortiga una vez por semana, aquí te enseñamos como preparar y usar purín de ortigas.

Asociaciones buenas y malas en la huerta

Los pepinos prosperan en compañía de maíz, remolacha, zanahoria, guisantes, judías y habas. Pero no les gusta la proximidad de las patatas. Tampoco es bueno cultivar pepinos cerca de calabaza, melón o sandía, ya que se corre el riesgo de que se “crucen” y obtendremos un fruto híbrido entre dos plantas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *