Sembrar y cultivar Violeta Africana, guía completa

La violeta africana (Saintpaulia ionantha) es excelente para el cultivo en interiores. Por lo general, es poco exigente y se desarrolla mejor con luz difusa, una pequeña y popular planta que necesita un poco de cuidado pero que te recompensará con vibrantes flores moradas, azules o blancas. En este artículo veremos cómo sembrar, propagar esquejes y cultivar violeta africana de manera orgánica y todos sus cuidados.

sembrar y cultivar violeta africana

Condiciones ideales para cultivar violeta africana

Un suelo suelto y con buen drenaje. Las violetas africanas son muy sensibles cuando las raíces se asientan en demasiada agua, por lo que debes plantarlas en un suelo que no se empape. Necesitarás un recipiente con buen drenaje. Una regla básica es mantener el suelo ligeramente húmedo.

Baja humedad. Las hojas peludas de las violetas africanas necesitan permanecer secas, o empezarán a pudrirse. Las violetas africanas crecen mejor en lugares secos, como los despachos o las salas de estar, pero deben mantenerse alejadas de los lugares con mucha humedad, como los baños o las cocinas.

Luz solar filtrada. Las violetas africanas necesitan una buena luz indirecta (no el sol directo) para florecer; para garantizar una luz suficiente, deben estar a unos metros de una ventana orientada al oeste o al sur, o cerca de una lámpara de cultivo interior.

Temperaturas cálidas. A las violetas africanas no les gustan las ventanas con corrientes de aire, los meses de invierno, el aire frío o incluso el agua fría en sus raíces, y prefieren estar a más de 18 grados Celsius.

Cómo sembrar violeta africana

sembrar violeta africana

Las semillas de la violeta africana son muy, muy pequeñas. El mayor reto al momento de sembrar es lidiar con las semillas casi microscópicas, pero también deben ser bien abonadas para tener éxito.

Inicia estas plantas en cualquier momento del año, siempre que la temperatura ambiente se mantenga en el rango de 20-27°C.

Siembra las pequeñas semillas sobre la superficie de una mezcla de tierra y compost humedecida. Entiérralas a no más de 1 cm de profundidad y espárcelas a una distancia de unos 10 cm para que no crezcan demasiado juntas, si las siembras en maceta, pon dos o tres en cada una para asegurar que al menos una germine.

Asegúrate de que la mezcla contiene algún fertilizante orgánico equilibrado, o utiliza una solución liquida fertilizada cuando humedezcas la mezcla antes de la siembra. De lo contrario, las semillas germinarán pero no crecerán en absoluto.

La germinación puede comenzar aproximadamente el día 14 a temperatura ambiente, pero en algunos casos pueden pasar 29 días. Ten paciencia y mantén la tierra húmeda y en un lugar donde reciba luz solar pero no directa, al menos hasta que comience a brotar.

El crecimiento de las plántulas se acelera a partir de los 2 meses y medio, por lo que hay que estar preparado para plantarlas en macetas cuando sea necesario. Generalmente el trasplante se hace un mes después de que la planta comenzó a crecer.

Propagar violeta africana a través de esquejes de hojas

La violeta africana es una de las plantas de interior más apreciadas. La mayoría de las plantas de interior son de follaje, pero la violeta africana florece todo el tiempo y viene en muchos colores. Son fáciles de cultivar y propagar. Puedes enraizar una nueva planta fácilmente a partir de un solo esqueje de hoja.

He probado dos formas de hacerlo y he conseguido un 100% de éxito.

Encuentra una hoja sana, utiliza un cuchillo limpio y afilado para cortarla por la base. Ten cuidado de no dañar otras partes de la planta.

propagar violeta africana en agua

Llena una botella con agua a temperatura ambiente. La apertura de la botella debe ser un poco más pequeña que la hoja para que el tallo de cada hoja pueda estar en el agua, mientras que el resto de la hoja está por encima del agua.

Coloca los esquejes de las hojas fuera del sol directo, en un lugar luminoso y cálido. Al cabo de 2-4 semanas, verás cómo se forman las raíces. Ahora planta cada hoja con cuidado en tierra húmeda para macetas y deja que las pequeñas plantas crezcan.

El segundo método de propagación consiste simplemente en plantar las hojas directamente en tierra húmeda para macetas. Puedes enterrar cada hoja aproximadamente a 1/3 de la hoja, si los tallos son demasiado cortos para ser estables.

propagar violeta africana en tierra

No se necesitan hormonas de enraizamiento. Tampoco es necesario regarlas si colocas una bolsa de plástico transparente sobre la maceta. Las raíces empezarán a crecer en 2-4 semanas.

Después de 4 semanas, retira la bolsa de plástico y riega cuando la tierra empiece a secarse.

Son fáciles de cuidar. Sólo hay que evitar que se sequen o que permanezcan demasiado tiempo en el agua.

Cultivar violeta africana a partir de una planta ya iniciada

cultivar violeta africana

Si vas a cultivarla dentro de tu casa, puedes comprarla y plantarla en cualquier momento del año. El método más común para plantar violetas africanas es la compra de una planta ya iniciada, ya que plantar violetas africanas a partir de semillas requiere más tiempo y cuidados.

Elige y prepara la maceta. Las violetas africanas son plantas pequeñas, por lo que no necesitan un recipiente enorme. Elige una maceta de tamaño pequeño que sea apenas más ancha que el cepellón de tu planta.

La clave para que las violetas africanas estén sanas es el drenaje, así que asegúrate de que la maceta tiene agujeros de drenaje para evitar que el exceso de agua pudra las raíces; hay macetas exclusivas para violetas africanas, pero cualquier maceta básica también servirá.

En cuanto a la tierra, elige una mezcla de tierra ligera y que drene bien; hay mezclas especiales comercializadas sólo para violetas africanas, pero cualquier mezcla que drene bien y tenga materia orgánica servirá.

Quita la planta del contenedor con cuidado de no ejercer demasiada presión sobre la maceta, levanta el cepellón (raíces) del recipiente; es posible que tengas que masajear el exterior o mover la planta para que se suelte.

Para ayudar a que las raíces se estiren desde su formación cerrada, masajea suavemente las raíces hasta que el cepellón se suelte.

Haz un espacio un poco más grande que el cepellón en tu nueva maceta y llena con tierra. Cubre las raíces y el tallo hasta que la planta se sienta segura, pero no compactes demasiado la tierra, ya que las violetas africanas necesitan tierra suelta para que sus raíces puedan crecer.

Cómo cuidar las violetas africanas

como cuidar planta violeta africana

Las violetas africanas tienen algunas peculiaridades que pueden dificultar su cultivo a los nuevos  jardineros. Para garantizar el mejor cultivo y cuidado de las violetas africanas, he aquí algunas de las mejores prácticas:

Regar según sea necesario

Las plantas de violeta africana son sensibles al exceso de riego y propensas a la pudrición de las raíces, lo que significa que debes mantener la tierra ligeramente húmeda durante todo el año.

No encharques la tierra ni dejes que se seque completamente entre riegos. En caso de duda, presta atención a tu planta: si empieza a caerse, aumenta el riego.

Mantener las hojas secas

Riega en la base de la planta para mantener la humedad fuera de las hojas. En lugar de una botella de espray, utiliza una regadera de cuello largo para dirigir el riego a la base de la planta.

Las hojas mojadas o las condiciones de humedad provocarán manchas o podredumbre, y la planta sufrirá.

Utilizar agua a temperatura ambiente

Las violetas africanas son sensibles a las fluctuaciones de temperatura en sus raíces.

Para mitigarlo, la mayoría de los jardineros dejan las regaderas fuera durante la noche para que el agua alcance la temperatura ambiente y así evitar que la planta sufra un shock.

Abonar

Para fomentar un fuerte crecimiento de las flores, fertiliza tus violetas africanas durante la temporada de crecimiento de primavera/verano, dándoles un fertilizante con alto contenido en fósforo (como un 15-30-15) cada dos semanas.

Hay fertilizantes especiales para violetas africanas que puedes comprar, pero cualquier cosa con un número de fósforo alto funcionará.

Luz

Las violetas africanas necesitan luz indirecta y brillante para florecer. Para obtener los mejores resultados, mantén la planta a unos metros de una ventana orientada al oeste o al norte, o cerca de una luz fluorescente de interior o de una luz de cultivo.

Giralarlas según sea necesario

Si se dejan en una misma posición durante demasiado tiempo, las flores empezarán a crecer hacia la fuente de luz, lo que hará que parezcan ladeadas. Gira la planta un cuarto de vuelta de vez en cuando para animar a las flores a mirar hacia arriba.

Trasplantar cuando sea necesario

Si las hojas inferiores de la planta están muriendo y creando un tallo desnudo (llamado «cuello») bajo las flores y las hojas nuevas, es hora de replantar.

Puede ser de interés leer: 11 consejos para el cuidado de las violetas africanas.

Elige una maceta ligeramente más grande que la actual y trasplanta las violetas africanas de la misma manera que las plantaste por primera vez, añadiendo tierra nueva a la nueva maceta.

Comparte en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *