Usar turba de musgo en el jardín, beneficios y desventajas

Si te gusta la jardinería, lo más probable es que te encuentres con referencias a turba de musgo (Sphagnum) con bastante frecuencia. La turba de musgo tiene varios usos prácticos en el jardín, desde el inicio de las semillas hasta la mejora del suelo, y es una enmienda útil tanto para los jardineros de flores como de verduras. En este artículo veremos qué es y cómo usar turba de musgo en el jardín y la huerta. También te enseñamos sus ventajas y desventajas.

usos de la turba de musgo

Si eres como yo, estás dispuesto a dedicar tiempo y esfuerzo para que tu jardín sea lo más productivo y saludable posible. Parte de ese proceso consiste en conocer las distintas enmiendas del suelo y los medios de plantación disponibles, lo que significa que debes conocer las ventajas, los inconvenientes y los usos prácticos antes de usar turba de musgo en el jardín.

¿Qué es la turba de musgo?

que es la turba de musgo

La turba de musgo (conocida como “peat moss”) es la materia compacta de color marrón oscuro que reconocemos como turba. Son los restos descompuestos del musgo Sphagnum, y otros seres vivos que forman un material muerto y fibroso a lo largo de milenios en las turberas de todo el mundo.

A diferencia del compost, la turba de musgo se forma en ausencia de aire. Esto ralentiza el proceso de descomposición y crea un material homogéneo que es muy absorbente, lo que lo hace muy útil en el jardín como formador de suelo y como iniciador de semillas.

Beneficios de usar turba de musgo

La turba de musgo es un material orgánico único que proporciona a los jardineros varias ventajas, como la absorción, la prevención de la compactación, un medio de plantación estéril y su pH ácido.

La ventaja más importante de usar turba de musgo es su capacidad de absorción. Retiene el agua mucho mejor que los suelos medios, lo que aumenta la capacidad de absorción de cualquier mezcla para macetas y suelos de jardín que utilicen turba de musgo.

No sólo es absorbente, sino que además no se compacta, a diferencia de otros materiales orgánicos. La compactación del suelo es perjudicial para los jardines y reduce la absorción de agua y el crecimiento de las plantas.

La turba sigue siendo elástica cuando se moja y se rehidrata fácilmente, además de que una sola aplicación de turba puede durar años.

Es también un medio de plantación estéril, lo que significa que no contiene patógenos dañinos ni semillas de malas hierbas.

Esto, combinado con su capacidad de absorción, lo hace ideal para el inicio de las plántulas y es la razón por la que la turba de musgo es un componente esencial en la mayoría de las mezclas de inicio de semillas.

El pH de la turba de musgo es ligeramente ácido. Las plantas amantes de los ácidos, como los arándanos y las camelias, se benefician enormemente de sus aplicaciones, aunque las plantas que requieren un pH neutro o básico pueden no beneficiarse de un exceso en el suelo sin enmiendas adicionales más alcalinas.

Desventajas de la turba de musgo

Al igual que con la mayoría de los productos, la turba de musgo tiene sus inconvenientes. El mayor es el gasto. Aunque los precios varían es relativamente cara, sobre todo si piensas utilizar grandes cantidades. Por otro lado, mezclar tu propia tierra para macetas puede ser más barato que comprar tierra premezclada a largo plazo.

Otro inconveniente es la fertilidad. La turba de musgo tiene un perfil de contenido de nutrientes relativamente bajo. Contiene algunos microorganismos beneficiosos de forma natural, y se pueden introducir más.

En cuanto al valor nutritivo, no es alto, pero no es absolutamente nulo como mucha gente cree. Hay pruebas fehacientes de que hay muchos microorganismos en la turba de musgo, así como cierto nivel de nutrición.

El pH ácido de la turba es beneficioso para algunas plantas, pero no para las que prefieren los suelos alcalinos. Para estas plantas, el compost es una mejor alternativa a la turba de musgo, ya que tiene un pH más neutro o incluso alcalino, dependiendo de la composición del compost.

Tener un pulgar verde no siempre se traduce en utilizar métodos ecológicos. La turba de musgo es un recurso no renovable. Algunos jardineros tienen preocupaciones ambientales sobre su uso, que la convierten en una mala opción para sus jardines y es ciertamente un factor importante a considerar.

Cómo usar turba de musgo en el jardín

utilizar turba de musgo

Entonces, ¿cómo, exactamente, debes usar turba de musgo, ahora que sabes acerca de los beneficios y desventajas de la turba de musgo Sphagnum?

La forma de utilizarla en tu jardín depende del uso que le vayas a dar. Es útil como aditivo en las mezclas para macetas, como enmienda del suelo y en el huerto.

La turba de musgo es un excelente medio para comenzar a sembrar. Es estéril, absorbente y el material homogéneo es fácil de trabajar. Mantiene el lecho de siembra uniformemente húmedo, ayudando a la germinación.

La mayoría de las mezclas de inicio de semillas contienen turba, y puedes hacer tu propia mezcla de inicio de semillas mezclandola con otras tierras o haciendo una tierra para macetas a base de turba y añadiendo fertilizantes orgánicos.

También puedes utilizar turba como enmienda del suelo. Los suelos secos y arenosos se benefician de esta adición para retener la humedad, por lo tanto mejora el drenaje y evita la compactación en suelos secos y húmedos por igual.

Estas cualidades hacen que la turba sea especialmente útil en los huertos, donde los extremos de sequedad y humedad pueden afectar negativamente al crecimiento y la producción de las hortalizas.

Sólo hay que recordar que un exceso de turba de musgo puede alterar el pH del suelo, por lo que hay que actuar en consecuencia.

Es un material rico en carbono, lo que lo convierte en una buena fuente de carbono en las pilas de compost. La calidad de retención de la humedad de la turba también reduce la necesidad de regar con frecuencia, lo que lo hace doblemente valioso.

Enmienda del suelo

Puedes aplicar en una proporción de 2:1 como enmienda del suelo, con dos partes de tierra por una de turba.

Mezcla la turba en los 30 cm superiores del suelo junto con cualquier otra enmienda hasta que la mezcla se distribuya uniformemente y planta en el suelo recién preparado.

Iniciador de semillas

Hay varias formas de preparar una mezcla para iniciar las semillas con turba de musgo. La mezcla que utilices variará en función de tus preferencias.

Las mezclas para macetas utilizan partes iguales de tierra, turba de musgo o vermiculita, junto con cualquier otro fertilizante o enmienda que el jardinero desee añadir.

Muchos jardineros experimentan con las mezclas de arranque de semillas para encontrar la que mejor les funciona, así que no tengas miedo de jugar con las proporciones y las enmiendas para encontrar la mezcla perfecta.

La turba de musgo también es útil para la jardinería en contenedores, ya que conserva la humedad y proporciona a los contenedores un buen material orgánico para crecer.

Para los contenedores, asegúrate de mezclar turba con cantidades adecuadas de tierra, compost y fertilizantes para mantener tus jardines en contenedores felices.

Dónde comprar

Por suerte para los jardineros, la turba de musgo es uno de los materiales de jardinería más disponibles. Se vende en la mayoría de las tiendas de jardinería y también puede pedirse por Internet a diversos distribuidores.

Busca la turba de musgo Sphagnum a la venta en tu zona y compara precios para conseguir la mejor oferta. También puedes comprar a granel para aplicaciones de gran tamaño, lo que podría suponer un descuento.

Los precios varían según el fabricante y el tamaño de la bolsa. La mayor parte se vende por pies cúbicos, lo que resulta útil para determinar la cantidad que necesita comprar para su aplicación directa en el jardín.

Las bolsas más pequeñas se venden por litros y son perfectas para mezclar pequeñas cantidades de tierra para macetas o para añadir a los contenedores.

Preocupaciones medioambientales

La turba de musgo es un recurso no renovable. Los procesos biológicos que la crean tardan varios milenios, y las reservas de turba crecen menos de un milímetro cada año.

La mayor parte de la turba de musgo disponible en el mundo se extrae en Canadá, donde sólo se explota el 0,02% de las turberas y la industria está estrictamente regulada.

Sin embargo, grupos como la Sociedad Internacional de Turberas señalan que su extracción es un proceso intensivo en carbono, y por lo tanto libera grandes cantidades de dióxido de carbono a la atmósfera y limita la capacidad de los ecosistemas de turberas para actuar como sumideros de carbono. Esto tiene implicaciones negativas para el cambio climático.

Alternativas ecológicas a la turba de musgo

Existen alternativas si te preocupa su precio o su impacto medioambiental. El compost ofrece beneficios similares a los de la turba de musgo en el jardín y es un recurso completamente renovable.

Además, tiene la ventaja añadida de reducir los residuos en el hogar y disminuir la cantidad de material que va a parar a nuestros vertederos.

Hay algunas distinciones importantes entre ela turba de mugo y el compost.

Turba de musgo:

  • Caro
  • pH ácido
  • Pocos nutrientes
  • No se compacta
  • Contiene pocos microorganismos
  • No contiene semillas de malas hierbas

Compost:

  • Generalmente gratuito
  • pH neutro o ligeramente alcalino
  • Rico en nutrientes
  • Puede compactarse
  • Contiene microorganismos
  • Puede contener semillas de malas hierbas

El compost es una alternativa viable a la turba de musgo para los jardineros que quieren añadir material orgánico a sus jardines. El compost mejora la capacidad de retención de agua y la aireación del suelo, a la vez que le añade importantes nutrientes y microorganismos, y suele ser gratuito.

Como solución de compromiso, algunos jardineros optan por utilizar pequeñas cantidades de turba en sus mezclas de tierra para la siembra, ya que el compost puede contener semillas de malas hierbas y patógenos si la pila no alcanza la temperatura adecuada.

¿Es la turba de musgo adecuada para ti?

La decisión de utilizarla depende de ti. Aunque es importante tener en cuenta las preocupaciones medioambientales y el precio antes de invertir, los beneficios y el valor que puede añadir a tu suelo hacen que la decisión de utilizarla sea totalmente personal.

Para determinar si la turba de musgo es adecuada para ti, hazte las siguientes preguntas:

  • ¿Voy a utilizar la turba de musgo en una mezcla de arranque de semillas o en el suelo?
  • ¿Puedo permitirme el lujo de utilizar turba en mi presupuesto?
  • ¿Tengo fácil acceso a alternativas a la turba como el compost?
  • ¿Qué pH necesitan mis plantas?
  • ¿Tiene mi suelo problemas para retener la humedad?

Responder a estas preguntas te ayudará a decidir si el uso de turba de musgo es adecuado para tus necesidades de jardinería.

Dado que está ampliamente disponible en las tiendas de jardinería, no tendrás que ir muy lejos para encontrarlo.

También puede ser de interés leer: Qué es el Guano y como usarlo en los cultivos orgánicos.

Sólo recuerda llevar una mascarilla cuando lo manipules, ya que el material fino se inhala fácilmente.

Si tienes alguna duda, no dudes en preguntarnos en la sección de comentarios más abajo.

Comparte en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *