Usos de la Cúrcuma para el cuidado de las plantas

¿Sabías que además de tener muchos beneficios para la salud de los humanos, la cúrcuma tiene varios usos para la salud de las plantas? Si no es así, quédate leyendo, porque en este artículo vamos a exponer varios beneficios y usos de la cúrcuma para las plantas de la huerta y el jardín.

cúrcuma para cuidar las plantas

Cúrcuma

Esta planta se cultiva principalmente por sus rizomas (raíces), que contienen una sustancia química llamada «curcumina». Este extracto tiene un color natural amarillo brillante y se utiliza sobre todo como aromatizante y colorante de alimentos.

Aunque los rizomas de esta planta se han utilizado desde la antigüedad en los sistemas de medicina alternativa de la India, sólo en los últimos años la ciencia ha empezado a confirmar los beneficios medicinales de la cúrcuma y la curcumina.

La curcumina es el principal componente activo de los rizomas de la cúrcuma. Además de otras propiedades, esta sustancia es un antioxidante muy potente, tiene efectos antimicrobianos, antiinflamatorios y hepatoprotectores, y es muy beneficiosa para reforzar el sistema inmunitario.

Sin embargo, la cúrcuma no sólo es buena para el cuerpo humano. Nuestros jardines también pueden beneficiarse de las propiedades de esta fantástica planta.

Beneficios de la cúrcuma para las plantas

Si eres alguien como yo que cultiva un huerto únicamente para producir verduras y frutas más frescas y saludables, probablemente quieras mantener los productos químicos fuera de tu huerto en la medida de lo posible.

A continuación, te presentaré algunos de los beneficios de la cúrcuma para las plantas y cómo puedes usar esta planta para tener un jardín más saludable sin usar sustancias artificiales peligrosas.

1. Pesticida natural

usar cúrcuma para las plantas pesticida natural

Cuando se trata de jardinería, las plagas son un gran problema, la cúrcuma es un repelente natural para varias especies de insectos y bichos que les gusta devorar tus plantas.

Las hormigas parecen ser especialmente sensibles al fuerte olor de la cúrcuma. Por eso, si tienes una plaga de hormigas, la cúrcuma te ayudará a eliminar a estos visitantes indeseados de tu jardín.

Además de repeler a las hormigas, la cúrcuma también es eficaz contra las larvas del gusano de la col, las larvas del gusano cortador, los escarabajos, los ácaros y otras especies de plagas del jardín.

Para repeler las plagas, especialmente las hormigas, espolvorea un poco de cúrcuma en polvo alrededor de la base de la planta y las hojas.

Sólo recuerda que, cuando se utilizan productos ecológicos, la clave es la persistencia. Debes aplicarla hasta que las plagas se vayan, no suele demorar muchos días, pero hay que estar atentos. También debes volver a aplicar luego de una lluvia o riego.

2. Fungicida natural

usar cúrcuma en las jardín fungicida natural

Además de lo anterior, otro problema importante es el representado por las enfermedades de las plantas causadas por diferentes hongos patógenos.

Para salvar sus cultivos, muchos optan por utilizar todo tipo de tratamientos antifúngicos sintéticos. Por desgracia, al igual que los pesticidas, los fungicidas a gran escala tienen un tremendo impacto negativo en el medio ambiente.

Afortunadamente, también existen fungicidas naturales que pueden utilizarse para luchar contra diferentes enfermedades fúngicas de las plantas. Ver: Cómo hacer fungicidas caseros para las plantas.

La cúrcuma posee propiedades naturales antifúngicas y antibacterianas. Esto significa que, con una sola aplicación, la cúrcuma puede proteger a las plantas tanto de las plagas como de las enfermedades fúngicas.

La curcumina que contiene la cúrcuma puede detener el desarrollo de los hongos y controlar las infecciones fúngicas como el oídio, el mildiú velloso, el tizón temprano, el tizón de la hoja, la podredumbre marrón del tallo y otras enfermedades fúngicas de las plantas.

Para aplicar, mezcla una cucharada sopera por cada litro de agua y riega la planta afectada con todo ese preparado, hazlo por la tarde al caer el sol. Espera dos o tres días y si no vez mejoría repite la operación. Más abajo te damos más detalles sobre cómo usar según el motivo.

3. Curar las heridas de las plantas

la cúrcuma cura las heridas de las plantas

Otro beneficio de la cúrcuma para las plantas es su capacidad de curación.

Las plantas pueden sufrir heridas por diferentes motivos. Por ejemplo, algunas de las heridas más comunes en las plantas incluyen daños causados por animales, ramas rotas, ataques de insectos, podas, injertos, etc.

Al igual que los seres humanos, las heridas abiertas en las plantas las hacen susceptibles a diferentes enfermedades e infecciones.

Debido a sus propiedades antisépticas y antibacterianas naturales, la cúrcuma es también un remedio natural para las heridas de las plantas.

Una solución de polvo de cúrcuma combinada con agua y aplicada a cualquier herida abierta de las plantas actuará como barrera protectora contra las enfermedades fúngicas y los virus y bacterias dañinos para las plantas.

Este tratamiento con cúrcuma se aplica comúnmente después de la poda, el injerto de árboles y cualquier otra situación en la que la planta quede expuesta a factores externos perjudiciales.

También se puede aplicar cúrcuma en polvo sobre la incisión de los esquejes de la planta que se quiere propagar antes de introducirla en la mezcla para macetas.

Usar cúrcuma como pesticida y fungicida para las plantas

usar cúrcuma para el cuidado de las plantas del jardín

Hay varias formas diferentes de preparar la cúrcuma como pesticida y fungicida orgánico.

Aunque las hojas de la Curcuma también contienen sustancias que pueden repeler algunos insectos, el ingrediente más potente se encuentra en las raíces. Por ello, el extracto más utilizado para este fin es el polvo de cúrcuma.

Si necesitas un pesticida más potente, también puedes mezclar la cúrcuma con otros ingredientes o extractos de plantas naturales conocidos por sus propiedades repelentes de plagas.

Como el aceite de neem, el ajo, la pimienta negra, el aceite de mostaza, etc. A continuación te presentamos varias formas de aplicar la cúrcuma.

1. Mezclar cúrcuma en polvo con la tierra

Una de las formas más comunes en que algunos jardineros utilizan la cúrcuma es mezclando el polvo de cúrcuma directamente con la tierra antes de trasplantar las plantas.

Este método tiene un doble beneficio, repele los insectos no deseados, y protege las raíces de las plantas contra varios tipos de enfermedades fúngicas

Asegúrate de no exagerar con la cantidad de cúrcuma que añades a la mezcla. Un exceso de este polvo puede tener un efecto negativo en la planta y puede reducir la calidad del suelo. Intenta utilizar no más de 15-20 gramos de cúrcuma en polvo por cada 10 litros de tierra.

2. Hacer una solución pulverizable

Otra forma de aplicar la cúrcuma en polvo en tu jardín es hacer una solución pulverizable que pulverizarás directamente sobre el follaje de las plantas.

Mezcla unos 20 gramos de cúrcuma en polvo por cada litro de agua a utilizar. Remueve la solución durante unos minutos hasta que el polvo se mezcle completamente con el agua. Después, el líquido resultante estará listo para su uso.

Utiliza un pulverizador de jardín y aplica la solución directamente sobre las hojas de las plantas con signos de enfermedades fúngicas o insectos dañinos.

El mejor momento del día para utilizar esta mezcla es a primera hora de la mañana o por la noche. Vuelve a aplicar el tratamiento de cúrcuma foliar una vez cada dos semanas como medida preventiva.

Un inconveniente de este método es el color de la cúrcuma, que producirá manchas amarillas temporales en la superficie de las hojas de las plantas. Eso puede no ser muy molesto cuando se aplica en el jardín.

3. Espolvorear el polvo en la superficie del suelo

Si no haz mezclado el polvo de cúrcuma con la tierra, puedes utilizar este pesticida y fungicida natural espolvoreando el polvo directamente sobre la superficie de la tierra.

Cuando riegues las plantas, el polvo será absorbido gradualmente por la tierra y tendrás que volver a aplicar el proceso de vez en cuando. De nuevo, asegúrate de no añadir demasiado polvo.

Conclusión

La cúrcuma es una planta con increíbles propiedades que pueden ser beneficiosas tanto en medicina como en agricultura y jardinería.

Debido a las sustancias naturales antifúngicas, antisépticas y antibacterianas descubiertas en la cúrcuma, puede convertirse en un sustituto viable de una lista de pesticidas y fungicidas sintéticos que son extremadamente perjudiciales para el medio ambiente.

También puede ser de interés leer: 10 formas de usar las cáscaras de huevo en el jardín.

Ahora que sabes más sobre los atributos y beneficios de la cúrcuma para las plantas y cómo utilizarla, es hora de poner en práctica estos conocimientos.

Comparte en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *