Valeriana; beneficios y propiedades medicinales

La valeriana (Valeriana officinalis) es una planta medicinal que se ha utilizado durante siglos por sus diversos beneficios para el cuerpo. En particular, se sabe que alivia la ansiedad y ayuda a las personas que padecen trastornos del sueño. Se consume en varias formas: en polvo, tabletas, cápsulas o decocción. Tiene un fuerte olor, pero inmediatamente calma el sistema nervioso. Te invitamos a aprender un poco más sobre la valeriana y sus virtudes y beneficios para la salud. Es una planta con grandes propiedades.

Propiedades de la valeriana

La valeriana, una planta con grandes propiedades

La valeriana es una planta perenne que puede crecer hasta un metro de altura. Tiene pequeñas flores rosas y un perfume muy fuerte. Es una planta que se cultiva en la primavera y crece mejor en lugares húmedos.

Las partes de la valeriana que se consumen son las raíces y rizomas, es ahí donde se encuentran sus propiedades, estas se cosechan después de dos años en otoño. De hecho, sólo después de dos años de crecimiento producen sus elementos activos.

Si la tienes en tu jardín, es muy posible hacer tés de hierbas. Para ello, recolecta unos 3 gramos de raíz de valeriana y agrégala a 200 ml de agua hirviendo. Deja en infusión durante unos diez minutos antes de consumir. Este té de hierbas se disfruta mejor por la noche para promover el sueño.

¿Cómo se usa la valeriana?

Raíces de Valeriana
Raíces de Valeriana

Ya prescrita por los médicos de la antigua Grecia para tratar el insomnio, la valeriana es conocida por mejorar la agitación nerviosa, la ansiedad y los trastornos del sueño. Debido a su efecto sedante, es aconsejable no conducir un vehículo o manejar herramientas peligrosas a las pocas horas de tomar la valeriana.

En el uso externo, la valeriana alivia los dolores y calambres musculares. En el uso interno, relaja y calma el nerviosismo. También contribuye a la disminución de la presión arterial relacionada con el estrés.

Además, como se mencionó anteriormente, la valeriana promueve la facilidad para dormirse. Atención, es necesario mantenerse vigilante de todas formas en lo que respecta a sus propiedades relajantes, porque puede provocar cierta somnolencia durante el día en caso de abuso. Por último, no debe asociarse a un tratamiento basado en un somnífero.

¿Que dosis de valeriana consumir?

Uso interno

Trastornos del sueño:

  • Raíz seca: infundir 2 g a 3 g, durante 5 a 10 min, en 150 ml de agua hirviendo. Tómese de 30 a 60 minutos antes de acostarse.
  • Tintura: tomar 4 ml a 6 ml, 30 a 60 minutos antes de acostarse.
  • Extracto estandarizado (0,8% de ácido valerínico o valerato, 1-1,5% de valtratos): tomar 400 mg a 600 mg, 30-60 minutos antes de acostarse.

Agitación nerviosa, ansiedad:

  • Raíz seca: infundir 2 g a 3 g, durante 5 a 10 min, en 150 ml de agua hirviendo. Toma hasta 5 veces al día.
  • Tintura: tomar 1 ml a 3 ml, hasta 5 veces al día.
  • Extracto estandarizado (0,8% de ácido valerínico o valeriano, 1-1,5% de valtratos): tomar 250 mg a 400 mg, 3 veces al día.

Nota: Algunas fuentes mencionan que pueden transcurrir de 2 a 4 semanas antes de que se perciban todos los beneficios de la planta, especialmente en casos de insomnio crónico.

Uso externo

  • Baño calmante: Infundir 100 g de raíces secas en 2 litros de agua hirviendo y añadir al agua caliente del baño.

Precauciones de consumir valeriana

  • Evita conducir un vehículo o manejar herramientas peligrosas a las pocas horas de tomar la valeriana debido a su efecto sedante.

Contraindicaciones

  • Su consumo no está indicado para niños, mujeres embarazadas o en período de lactancia. Además, en dosis altas, es probable que cause somnolencia.

Reacciones adversas

  • Los pocos efectos adversos asociados con el uso de la valeriana se limitan generalmente a molestias gastrointestinales leves y transitorias.
  • La valeriana puede causar somnolencia en dosis altas.

Interacciones de la valeriana

Con hierbas o suplementos:

Los efectos de la valeriana podrían sumarse a los de otras plantas sedantes como el lúpulo, la manzanilla, el toronjil, la pasiflora, etc.

Con los medicamentos:

Los efectos de la valeriana pueden ser aditivos de los de las benzodiacepinas, los barbitúricos y todos los hipnóticos, sedantes y tranquilizantes.

Puede ser de interés leer también: Cucurma; propiedades y beneficios para la salud.

Los datos clínicos en personas sanas indican que la valeriana tiene poco efecto sobre las enzimas que intervienen en el metabolismo de la droga, lo que implica una ausencia de interacción.

Comparte en las redes:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *